Primavera, la mejor estación para salir a correr

Temperaturas más amables, ideales para salir a correr, así que si el frío era una excusa para no hacerlo ¡Llegó la mejor estación para empezar!

Redacción LAP

Ventajas de salir a correr en primavera

Si estamos pensando en perder algún kilo de cara al verano, de forma sensata y sin prisas, correr es uno de los ejercicios con los que se queman más calorías (entre 300 y 600 cada media hora) sin necesidad de pasar por el gimnasio.

También tonifica nuestros músculos y ayuda a fortalecer glúteos y piernas, siendo una buena forma de prevenir la celulitis. Además activa nuestro metabolismo y nuestra circulación con lo que gastamos más calorías en reposo, nos oxigenamos y evitamos enfermedades cardiovasculares.

Pero correr no solo es bueno para nuestro cuerpo, también despeja la mente y relaja muchísimo, por eso por lo que realmente engancha correr.

Correr en primavera

Cada día un paisaje nuevo

Correr en primavera , es disfrutar de los cambios que se van produciendo a alrededor cada día.

La luz, los árboles, las flores... evitando siempre las zonas con unos pequeños arbustos que dan alergia, acercarse al parque o a la ribera del río y contemplar la naturaleza que se esconden casi todo el año en la ciudad y en estos meses se muestran en todo su esplendor.

Con los nuevos sonidos de la naturaleza en primavera o tu música favorita en los auriculares y un paisaje por descubrir, se pasa el tiempo volando, es más, estar atento porque alguna vez he corrido demasiado sin darme cuenta.

Antes de que llegue el verano todavía podemos disfrutar del calorcito de los primeros rayos de sol (usando protección, por supuesto) mientras corremos y lograr algo de color en el cuerpo.

Primavera es la estación favorita para correr

Correr en primavera

Trucos para salir a correr en primavera y que no te ataque la alergia

Con el clima agradable, también vienen las más que temidas alergias. Un caballo de batalla para muchos corredores que se ven afectados por este problema.

¿Qué podemos hacer para poder salir a correr sin que los mocos, la falta de aire y los ojos llorosos no acaben con nosotros? Ahí van unos cuantos consejos:

1.- Antes de nada hay que visitar a un médico especializado para saber realmente a que nos enfrentamos. Puede que lo que sufrís no sea alergia y de serlo hay que saber exactamente qué es lo que la produce.

2.- Dentro de las posibilidades de cada uno, hay que intentar salir a correr en las horas donde los niveles de polen sean más bajos. En algunos lugares será a primera hora de la mañana, pero no siempre es así. Busca la información específica de tu zona ..

3.- Es muy importante que una vez hayas acabado de correr, te duches y te cambies de ropa. A ver, esto no es sólo para los corredores alérgicos, para el resto también, eso de ir oliendo a ‘búfalo’ no está bien visto.

En el caso de los runners con alergias es primordial porque está demostrado de los síntomas de la alergia se dan una hora después de haber realizado el esfuerzo. Así que hay que lavarse bien, limpiar las vías respiratorias y ponerse ropa limpia.

4.- No olvides utilizar anteojos de sol cuando salgas a correr. Además de protegerte del astro rey, te ayudarán a que los ojos no te lloren. Correr es muy emocionante pero ir lagrimeando mientras corres es de lo más incómodo.

6.- Cuidado con salir a correr cuando estés muy cansado. Al estar fatigado el sistema inmunológico está más bajo y es posible los síntomas de la alergia se vean aumentados y te afecten más. Deja el entrenamiento para otro día , seguro que tu cuerpo serrano lo agradecerá.

Correr en primavera

¿Querés recibir notificaciones de alertas?