Escándalo y polémica en el Desafío al Río Pinto por control antidoping

Unos cinco mil competidores le dieron batalla a la prueba, que ganaron Macías y Cantelmi. El control de dopaje, un hito

Redacción LAP

La 24° edición del Desafío Rio Pinto, la carrera de mountain bike más importante de América y que se llevó a cabo el fin de semana pasado, estuvo rodeada de una gran polémica. Antes del inicio de la competencia, la organización informó que habría controles de salud en la previa, y de antidoping, luego de conocerse el podio.

EPO

Para los anales de la carrera quedará sin dudas que la edición de 2019 instauró el control de dopaje, en un hecho histórico que marca un hito en busca del deporte limpio al que apuntan los organizadores de la competencia

Por haber arrojado valores incorrectos, una decena de ciclistas no pudo correr ayer, entre ellos el ganador de la pasada edición, Cristian Ranquehue.

“Fue la primera vez que hicimos un control de este tipo. Nosotros como organizadores de un evento tan grande creíamos que había que hacerlo”, dijo Jorge Moreno, presidente del “Club de amigos de Río Pinto”.

“En la previa hubo controles de salud. Y luego otros 200 antidoping apenas terminaba la competencia”, agregó en diálogo con Mitre Córdoba.

Posteriormente, Ranquehue dejó su visión de lo ocurrido: “Los controles previos son de salud, no antidoping, que buscan sustancias para sacar ventajas. A mí no me dejaron participar por un control de salud”.

Y agregó: “Me dijeron que estaba en riesgo mi salud si corría. Yo acepto el control, pero en lo que no estoy de acuerdo son con los métodos que realizaron y la falta de protocolos en el laboratorio montado”.

.

Anuncio de controles

¿Qué procedimiento se llevó a cabo?, Carlos Ontivero, histórico organizador de la carrera, dialogó con Clarín y explicó que lo que se hizo fue "un control de salud que consiste en la medición del hematocrito en la sangre de los corredores, todo bajo el reglamento de la UCI (Unión Ciclista Internacional), el cual dice que el máximo para los hombres es de 50, y para las mujeres, 47. Buscamos prevenir que las personas que tengan un nivel alto de su hematocrito sufran algún inconveniente durante la carrera".

Viernes y sábado fueron los días en donde se realizaron las 153 muestras -por sorteo- en diferentes categorías, donde los corredores se enteraron que se tenían que hacer el estudio sanguíneo cuando retiraban su número.

De las 153 muestras, unos 17 fueron considerados 'no aptos' para participar en la carrera (que se realizó el pasado domingo). Luego, se les devolvió el dinero de la inscripción, porque a nosotros no nos interesa la plata, si no la salud de los corredores", aseguró Ontivero. Uno de ellos fue Cristian Ranquehue, múltiple campeón de la carrera, y quien llegó a esta edición como defensor del título.

Por otro lado, finalizada la carrera, se realizaron 43 controles antidoping con muestras de orina, tanto a hombres como mujeres. "A quien le haya dado positivo no va a correr nunca más el Río Pinto", explicó Ontivero. Y agregó: "No podemos dar a conocer el nombre de nadie de los que salgan positivos porque somos un ente privado. No tenemos nada que ver con la UCI, ni con las federaciones. Entonces, se le va a informar al corredor exclusivamente, que va a tener acceso a las pruebas y contrapruebas".

MIM y el antidopaje

Por otra parte la MIM, Maratón Internacional de Mendoza, confirmo que se sumará la iniciativa de Rio Pinto en la edición 2020, en pos que la actividad deportiva competitiva sea más transparente.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?