Consejos para salir a correr con viento fuerte



Correr con el viento en contra implica un mayor esfuerzo de las piernas y los pulmones; además, pone a prueba tu fortaleza psíquica, ya que te obliga a reducir el ritmo . Lo importante es el esfuerzo realizado, no la velocidad

Redacción LAP

Lo que necesitas tener en cuenta para correr con viento

Hay muchos motivos por los cuales salir a correr con viento resulta una experiencia especialmente dura. Las ráfagas se notan en la boca del estómago como si de un puñetazo se tratara, y notas que la resistencia que ejerce el aire, hace incluso que el tiempo pase mucho más lento.

Aunque sea duro, no dejes que un pronóstico de viento te confine a la cinta del gym o te disuada de salir a correr. En lugar de ello, utiliza estos consejos para correr con viento con seguridad y aprovechar al máximo su entrenamiento en climas adversos.

Recorda las siguientes reglas de oro cuando corras con viento:

- Correr con viento es algo normal si entrenas al aire libre.

- Lo importante es el esfuerzo realizado, no la velocidad.

- Cuanto más lo hagas, más te fortalecerás como corredor.

- En estos casos, la recompensa es correr con el viento de cola.

Decidí cuándo correr con el viento en contra

Podes decidir si preferís correr con el viento en contra al principio o al final de la vuelta. Ambas opciones tienen sus ventajas y sus inconvenientes.

Consejos para correr con viento

Empezá corriendo con el viento en contra cuando:

- No estés en perfectas condiciones y desees completar primero la parte más dura.

- Haga frío; si el viento golpea tus prendas húmedas en el trayecto de vuelta, sentirás más frío.

Termina corriendo con el viento en contra cuando:

- Te sientas fuerte y todavía tengas suficiente energía.

- Haga calor; el viento de cola te ayudará a mantenerte fresco.

Aprende de los ciclistas

Los ciclistas conservan mejor su energía y corren más rápido en grupo; se turnan a la cabeza del pelotón y luego vuelven a la cola a descansar, aprovechándose de lo que se conoce como ir a rueda.

Los corredores también pueden turnarse para ir a la cabeza del grupo y enfrentarse al viento, antes de incorporarse al grupo y dejar que otro se encargue de esa faceta. Esto puede tener un efecto notable cuando corres en ruta o montaña; esta técnica puede mejorar la resistencia al viento en un 80%, según indica un influyente estudio realizado en los años 70

5 formas de enfrentarse al viento en contra

- Inclina el cuerpo para reducir el consumo de energía.

- Usa prendas de running ceñidas y sin holgura para evitar que se muevan cuando corres

- Aprovecha para recuperarte cuando corras por zonas protegidas del viento.

- Acorta tu zancada; cuanto más tiempo pasen tus pies sin tocar la superficie, mayor será tu resistencia al viento.

- Mantenete hidratado; es fácil olvidarse en estas situaciones.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?