volver a
LAP

Seis claves para planificar una salida en bicicleta

Las condiciones del terreno que se va a transitar, el tipo de asiento, los cambios y los neumáticos más convenientes, entre otros aspectos a tener en cuenta antes de empezar a pedalear.
1/5
Seis claves para planificar una salida en bicicleta

Seis claves para planificar una salida en bicicleta

Seis claves para planificar una salida en bicicleta

Seis claves para planificar una salida en bicicleta

Seis claves para planificar una salida en bicicleta

Seis claves para planificar una salida en bicicleta

Seis claves para planificar una salida en bicicleta

Seis claves para planificar una salida en bicicleta

Seis claves para planificar una salida en bicicleta

Seis claves para planificar una salida en bicicleta

 Es muy probable que la mejor bicicleta para emprender un recorrido urbano u organizar un largo viaje rutero no sea precisamente esa que brilla del otro lado de la vidriera de un local comercial -impecablemente pintada, equipada y aún sin uso- sino la que mejor se adapta a la contextura física y las necesidades de cada uno. Aquí van algunas claves para tener en cuenta antes de elegir y medidas básicas para minimizar los riesgos en la vía pública.

Tamaño. Para lograr mayor rendimiento físico y evitar lesiones o dolores, lo mejor es definir las dimensiones de la bicicleta según las medidas de estatura, entrepierna, cadera y antebrazos. La altura del manubrio debería fijarse a unos 3 a 6 centímetros de la línea horizontal del asiento. El stem -una pieza alargada que une el manillar con el resto de la bicicleta-, el asiento y el manubrio son piezas fundamentales a la hora de adaptar el cuerpo a la bicicleta.

Peso. No es necesario contar con la bicicleta más liviana del mercado, algo sólo imprescindible para los que compiten. Una bicicleta de gama media, dotada de todos los componentes necesarios, es la más adecuada para un trayecto convencional.

Asiento. Mucha gente acostumbra pedalear con la silla demasiado baja. Eso puede llegar a ser perjudicial para las rodillas, especialmente cuando uno circula por caminos irregulares, poceados, de tierra o ripio.

Neumáticos. Las cubiertas más finas y con poco dibujo son las adecuadas para desplazarse por caminos totalmente pavimentados. En cambio, para transitar rutas en mal estado o de ripio conviene utilizar neumáticos más gruesos y con más dibujo.

Cambios. Es fundamental conocer la función y la utilidad de los cambios que lleva cada modelo, ya que no es lo mismo pedalear por zonas llanas, con leves desniveles o en caminos de montaña, donde las subidas y bajadas suelen ser muy pronunciadas.

Seguridad. Colocar espejos, reflectores de luz en los pedales, una luz roja trasera y una linterna frontal en el casco. Preferentemente vestir chaleco, ropa con colores vistosos y guantes.

Fuente: Cristian Sirouyan

Temas
  • bicis
  • pedalear
  • bicicletas
  • tendencias
  • mecánica