volver a
LAP

¿Peligro de deshidratación? No más, gracias a estos parches inteligentes

La deshidratación es uno de los riesgos a los que nos enfrentamos los deportistas a diario y no sólo en verano o cuando entrenamos a altas temperaturas.
1/5
¿Peligro de deshidratación? No más, gracias a estos parches inteligentes

¿Peligro de deshidratación? No más, gracias a estos parches inteligentes

¿Peligro de deshidratación? No más, gracias a estos parches inteligentes

¿Peligro de deshidratación? No más, gracias a estos parches inteligentes

¿Peligro de deshidratación? No más, gracias a estos parches inteligentes

¿Peligro de deshidratación? No más, gracias a estos parches inteligentes

¿Peligro de deshidratación? No más, gracias a estos parches inteligentes

¿Peligro de deshidratación? No más, gracias a estos parches inteligentes

¿Peligro de deshidratación? No más, gracias a estos parches inteligentes

¿Peligro de deshidratación? No más, gracias a estos parches inteligentes

 Al ejercitarnos, la temperatura de nuestro cuerpo asciende, y el sudor es el mecanismo más eficiente que poseemos para mantenernos refrigerados.

Una buena hidratación antes, durante y después del ejercicio es uno de los factores determinantes para nuestro rendimiento, además de que nos permite ejercitarnos en condiciones de seguridad. Si no sabes si estás bien hidratado (o si quieres saber si te hace falta agua o electrolitos), estos parches inteligentes te lo dicen al momento.

Comenzamos por el parche "más sencillo": el desarrollado por el equipo del doctor Babak Ziae de la Universidad Purdue, en Indiana. Se trata de un pequeño parche que se adhiere a la piel como si fuera una calcomanía, y que tiene un dibujo con forma de estrella dibujado con láser. Las puntas de esta estrella están impregnadas con una sustancia que cambia de color según el grado de deshidratación del sujeto.

Cada parche puede utilizarse durante 90 minutos en los que, a través de un rápido vistazo a nuestro brazo, podremos saber si es hora o no de rehidratarnos. Las pruebas realizadas sobre ciclistas profesionales indicaron resultados de medición prácticamente idénticos entre el citado parche y los sistemas de medición tradicionales, mucho más complejos de llevar a cabo.

Un parche con conexión WIFI

Por su parte, la Universidad de Cincinnati ha ido un paso más allá y a través de sus investigaciones ha logrado desarrollar un parche dérmico que, además de examinar la cantidad de sudor perdida durante el ejercicio (o en otras situaciones de la vida cotidiana), contiene una pequeña antena que envía los datos ya interpretados a nuestro teléfono móvil.

Solo colocando este pequeño parche con forma de tirita en nuestra piel y acercando nuestro móvil podemos obtener información sobre nuestros biomarcadores y cómo afectan nuestras decisiones a nuestra salud.

Los avances en este campo pueden ser muy beneficiosos no solo para deportistas, sino también para personas en riesgo en determinadas situaciones (pensemos, por ejemplo, en adultos mayores durante una ola de calor), para evaluar el estado de salud de personas que manejan material peligroso o maquinaria pesada... Todo a un coste muy bajo, ya que una vez desarrollada la tecnología necesaria, el coste de producción de los parches no subiría de 15 dólares cada uno.

Fuente Vitónica: Imágenes | iStock, Universidad Purdue, Universidad de Cincinnati



Temas
  • deshidratación
  • hidratación
  • agua