volver a
LAP

Como debe ser el desayuno de un corredor

Aunque la afirmación de que el desayuno es la comida más importante del día carece de evidencia científica, está claro es que es una pieza clave en la alimentación de un corredor.
1/5
Como debe ser el desayuno de un corredor

Como debe ser el desayuno de un corredor

Como debe ser el desayuno de un corredor

Como debe ser el desayuno de un corredor

Como debe ser el desayuno de un corredor

Como debe ser el desayuno de un corredor

Como debe ser el desayuno de un corredor

Como debe ser el desayuno de un corredor

Como debe ser el desayuno de un corredor

Como debe ser el desayuno de un corredor

Si tenes costumbre de correr por la mañana, el desayuno post-entreno forma parte de tu recuperación. Si te gusta correr al mediodía, el desayuno te ayudará a mantener tus reservas cargadas desde por la mañana para no sentirte vacío o desfondado. Y si soles correr por la tarde o por la noche, desayunar bien evitará que necesites ingestas demasiado grandes durante el día y, así, evitar la sensación de pesadez al correr y mantener estables tus niveles de azúcar durante el día.

Un buen desayuno tiene la misma preparación nutricional que cualquiera de las demás comidas del día y sus nutrientes imprescindibles son:

HIDRATOS DE CARBONO DE ABSORCIÓN LENTA

Constituyen la base de la energía que vas a ir necesitando para afrontar tu día. Para adquirirlos, tienes varias opciones:

  • Las frutas son la fuente principal de hidratos de carbono, debido a su aporte de fibra, vitaminas, minerales y agua. Recuerda siempre consumirla entera.
  • Los cereales integrales contienen más cantidad de nutrientes y fibra.
  • Otra fuente de carbohidratos es el pan. Opta por panes integrales, de centeno, que te proporcionan energía de forma prolongada a lo largo de la mañana.

PROTEÍNAS DE ALTO VALOR BIOLÓGICO

Son nutrientes esenciales para mantener en buen estado tus músculos. Tenes la opción de tomarlos a través de las proteínas animales, en el jamón, el pavo, el pollo , los huevos..., o de las proteínas vegetales, que las encontrarás en semillas, frutos secos que puedes añadir a tus cereales, mantequilla de cacahuete natural o pasta tahini o de sésamo, para untar en la tostada.

GRASAS CARDIOSALUDABLES

Las grasas son necesarias para la vida, ya que son otra de las fuentes principales de energía y ayudan a mantener tu corazón sano. Incluye en tu desayuno aguacate, salmón, frutos secos, aceite de oliva virgen extra y así conseguir tu desayuno perfecto.

LÁCTEOS

Consumirlos o no, es una opción personal. Podes decantarte por leche de vaca con o sin lactosa o yogures naturales sin azúcares añadidos, yogures de cabra u oveja; o sustituirlos por bebidas vegetales.

LÍQUIDOS

Otro alimento que no puede faltar en tu desayuno son los líquidos . Resultan fundamentales en la alimentación de cualquier deportista, ya que la hidratación de tu cuerpo comienza en el primer minuto del día. Aporta, al menos, un buen vaso de agua, independientemente de que añadas otras bebidas. Además, puedes acompañar tu primera comida del día con café, que contiene cafeína y que, en dosis moderadas, aumenta la capacidad de trabajo del corredor. Y también el té que, además de teína, aporta antioxidantes que también te ayudan en este sentido.

Y como deportista que eres, responsables de tu alimentación, entenderás que hay ciertos alimentos que no te benefician en tu rendimiento deportiva. Procura evitar, no sólo en tu desayuno, sino en tu dieta general cualquier tipo de panaderia industrial o alimentos procesados. Tene muy presente el tipo de combustible que estás dando a tu cuerpo: están en juego tu salud y tu rendimiento. 

Temas
  • correr
  • running
  • Desayuno Alimentación Hábitos Saludables