volver a
Food Lovers Reseña

Un bodegón de vanguardia

Inmigrante, un mix de italia y España, producto argentino y la gran creatividad de su chef. Anotá para cuando vayas a Baires.
Avatar del

Alicia Sisteró

1/16
Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Un bodegón de vanguardia(Food Lovers)

Un bodegón de vanguardia | Food Lovers

Pocas veces me cuesta titular mis reseñas, o definir la esencia de un restaurante. Con Inmigrante no me fue tan fácil. ¿Por qué? Creo que porque si bien tiene muchos componentes bien definidos en su cocina, el mix y el modo del chef para combinarlos brindan un resultado diferente, difícil de encasillar, original.

El local es un caserón antiguo restaurado en pleno Palermo, en la calle Cabrera. Deco despojada, lámparas galponeras, mesas desnudas, y bancos de madera para compartir, o sillas metálicas. No se trata de esos bodegones antiguos donde las paredes están llenas de diplomas, banderines, repisas con trofeos, fotografías antiguas y un televisor para ver el partido del día. Se trata de un espacio simple, casi minimalista, pero muy cálido, con luces tenues y bien climatizado.

La carta ofrece una linda variedad de platos. La carta de vinos es la estantería a dónde se acercan los clientes a elegir lo que van a tomar (reinan pequeñas bodegas y rarezas). No falta el tradicional vermut. 

Los platos ante una primer lectura parecieran tan conocidos y cercanos. Sí, los de la abuela, los de los restaurantes porteños, los que nos gustan a todos (o a casi). Pero hurgando un poquito vemos espumas, aires, cocciones largas al vacío, elaboraciones con técnicas de la cocina molecular (o de vanguardia, o tecnoemocional, como quieras llamarle). ¿Cocina argentina? Sí, clásicos platos de industria nacional, recreados, diferentes, ¡y con muchos matices mediterráneos!

>

Lengua a la vinagreta, provoleta (estacionada con chimichurri), Revuelto Gramajo (pero para revolver uno mismo), croquetas de acelga, tortilla (babé), picada de conservas (propias), pescado a la romana, milanesas, parrillada... Y un gran apartado en la carta para las achuras a las brasas. Yo feliz. Vegetarianos no lloren: berenjena a la parmesana, ensaladas, camembert asado, brócolis gratinados, bocconcinos y otros platitos riquísimos.

El comienzo fue con unas tostadas y una mayonesita para untar.


Peras en Cinzano, mollejas al vacío pasadas por la parrilla, y gremolata, con pickles y mostaza.


Las mollejas las llevan en una parrilla con brasas, y terminan de armar el plato en la mesa.


Revuelto Gramajo con papas rejilla, jamón glaseado y huevo a baja temperatura, para revolver.


Arroz cremoso con alcaparras, pulpo a la parrilla y jugo de carne.


Tapa de cuadril marinado en chimichurri a la parrilla, con morrón asado y cenizas de berenjena.


Matambre, puré de manzanas y "aire" de hierbas (el aire es un batido espumoso).


El postre 1: Un clásico "Don Pedro" (helado americana con nueces caramelizadas y scotch)


Postre 2: flan casero con dulce de leche y crema. TREMENDO. Para compartir, obviamente (yo tuve que comerlo sola).


Para destacar: no cobran el agua, el vino lo elige el cliente de una estantería (o cava), no se cobra cubierto (tan común en Bs As), embutidos y panes home made, y tienen el mejor flan que he probado en años.

Muy buena experiencia, la creatividad al palo (bien por el chef Leandro DiMare, ex sous chef en Tarquino).

Te aseguro que no te vas a aburrir, ni con la cocina, ni con los vinos. Disfrutalo.

Consejo: salir a come solo de vez en cuando. Sin charla, hay aspectos de la comida y la bebida que se pueden apreciar mejor. ¡Animate!

INMIMGRANTE
Dirección: Cabrera 4667. Palermo. CABA
. Horarios: martes a sábados desde 20 hs. Domingos mediodía.
. Precios: menú de 3 pasos $490. Principales entre $300 y $600, algunos para compartir. Tapas entre $150 y $200. Precios dic 2017. Menú Día de los enamorados $1300 para dos.
. Forma de pago: efectivo y tarjetas
. Tel: +54 011 20832220
[email protected]



Esta reseña es independiente para Food Lovers MDZol, los restaurantes y/o bares no pagan por aparecer en este espacio. En este caso fui invitada por la casa y como suelo hacer, dejé propina (los mozos no tienen la culpa de que los jefes inviten).


¿Más recomendaciones? Seguime en Twitter! @aliciasistero
FBook/aliciasistero.gastronomica/ Mi blog: Gastronómica. #ComoRicoySoyFeliz