volver a
Food Lovers Alimentación y salud

Qué puede comer un diabético

La dieta es un ajuste hacía una forma de comer más saludable, agradable y que puede ser tomada por todos los miembros de la familia.
Avatar del

Food Lovers

1/5
Qué puede comer un diabético

Qué puede comer un diabético

Qué puede comer un diabético(Internet)

Qué puede comer un diabético | Internet

Qué puede comer un diabético

Qué puede comer un diabético

Qué puede comer un diabético

Qué puede comer un diabético

Qué puede comer un diabético(Internet)

Qué puede comer un diabético | Internet

Muchas personas al ser diagnosticados con diabetes, lo primero que les viene a la mente es que deben llevar "dieta especial" y no es así. La dieta para personas con diabetes realmente es un ajuste hacía una forma de comer más saludable, agradable y que puede ser tomada por todos los miembros de la familia. Lo que sí es importante saber qué se puede comer y de qué manera los alimentos afectan al cuerpo.

Lo primero que debe hacer un diabético es una consulta médica y a un nutricionista. Luego, seguir los consejos que estos profesionales le den, que en muchos casos coincidirán con estos tips a continuación.

Uno de los alimentos que más generan dudas son los carbohidratos. Los azúcares y los almidones son carbohidratos presentes en nuestra dieta y nuestra principal fuente de energía.

Ahora bien, una cantidad excesiva de carbohidratos en la dieta puede hacer aumentar demasiado sus niveles de glucosa en sangre, de manera que hay que controlar y limitar la ingesta total de carbohidratos en cada comida.

Ejemplos de alimentos que contienen carbohidratos:

  • Arroz; lentejas. 
  • Frutas; Zumos de fruta. 
  • Pastas/fideos. 
  • Azúcar/miel; refrescos (en todas sus variedades). 
  • Galletas; pan; cereales; postres. 
  • Leche; Yogur. 




Recomendaciones nutricionales generales

  • Incluir carbohidratos en todas las comidas y refrigerios. Siempre asegurando la distribución del mismo de una forma equitativa durante el día. 
  • Nunca saltar las comidas. Es un error muy frecuente y hay que tratar de no cometerlo. 
  • Distribuir los alimentos de una manera equilibrada ayuda a evitar los niveles altos y bajos de glucosa en la sangre. 
  • Hacer 3 comidas principales por día, más los refrigerios necesarios. Al comer en intervalos regulares ayuda a controlar esa ansiedad de hambre y evitamos comer en exceso a la siguiente comida. 

¿Cómo puedo mejorar mi alimentación saludable?

Hacer una dieta equilibrada con diversos tipos de alimentos en cada una de las comidas

 Lo primero que debemos hacer es incluir cantidades moderadas de proteínas con bajo contenido en grasa. El consumo de verduras y ensaladas verdes ayuda a saciar el hambre, son nutritivos y aumentan muy poco el nivel de glucosa en la sangre, pero ¡CUIDADO! Si a la ensalada verde le agregamos aderezos para ensalada, no estamos haciendo nada.

Algunos alimentos que contienen proteínas 

  • Pescado: Bacalao, atún, salmón, bagre, sardinas.
  • Carne de ave: pollo o pavo (sin piel).
  • Mariscos: Almejas, cangrejo, langosta, ostiones, camarones.
  • Carne de res: filete de lomo, del cuarto trasero o bistec de cadera, carne magra picada.
  • Otros: claras de huevo, queso cottage con bajo contenido de grasas, tofu, frijoles y lentejas secos.

Limitar la ingesta de grasas, en especial de origen animal

Si bien es cierto que las grasas no aumentan el nivel de glucosa en la sangre, si puede provocar sobrepeso. El exceso del mismo puede aumentar el nivel de glucosa en la sangre. También es importante recordar que una dieta con alto contenido de grasas puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca.Tampoco se puede ir al extremo de hacer una dieta sin contenido graso. Lo importante es equilibrar, una pequeña cantidad de grasas en cada comida hace que sea más sabrosa y ayuda a controlar el hambre. 

Elegir grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva, el aceite de cacahuate, aceite de canola, aceitunas, los frutos secos, palta. 

Mantener al margen el consumo de alcohol: beber alcohol solo cuando la diabetes esté controlada y si lo aprueba el doctor. Beber con moderación, no más de una bebida un par de veces por semana, preferiblemente en ocasiones especiales, sobre todo nunca lo haga con el estómago vacío. 

Hay que recordar que una dieta no es sinónimo de comer poco y pasar hambre, lo que se debe buscar es mejorar los hábitos alimenticios para poder llevar una vida más saludable y poder disfrutar de una buena mesa en familia.

Fuente: Soluciones para Diabetes