Tres maridajes con Champagne

Algunas variantes para acompañar vinos espumantes de la prestigiosa Casa Taittinger.

Recomendados

Tres maridajes con Champagne

.

Puede ser muy común encontrarnos con las palabras “Champagne” y “Espumante” utilizadas como sinónimos. Los “vinófilos” saben que esta confusión es errónea: legalmente, el Champagne es un vino espumante elaborado únicamente en la región francesa de Champaña, mientras que los espumantes se elaboran en todo el mundo.

La “Cava” (España) y el “Prosecco” (Italia) son otros ejemplos de vinos espumantes que se encuentran bajo la regulación de la Denominación de Origen Protegida .

El Champagne puede considerarse un “food wine” versátil, ya que contiene altos niveles de acidez y un bajo contenido de azúcar, permitiendo combinarlo con muchos tipos de comida.

Taittinger, la prestigiosa casa productora de Champagne, que está presente en Argentina a través de la Distribuidora Ley Seca, propone 3 maridajes distintos con algunas de sus destacadas etiquetas de vinos espumantes:

Taittinger Brut Réserve: se puede consumir como aperitivo o para acompañar amuse bouche con pescado, como por ejemplo un blini de salmón.

Taittinger Prestige Rosé: si bien también puede consumirse como aperitivo por su frescura, su cuerpo le permite acompañar por ejemplo un postre delicado con frutos rojos.

Taittinger Comtes de Champagne Blanc de Blancs 2006: por su complejidad es recomendable consumirlo solo al finalizar una comida o acompañado de quesos de pasta blanda suaves para que no opaquen su sabor.

Maridaje con Champagne

El pasado mes de mayo, Taittinger presentó sus sofisticados Champagnes en Buenos Aires, con la presencia estelar de Clovis Taittinger, Director, heredero y actual Deputy Manager de la empresa. Las 3 etiquetas destacadas fueron: Taittinger BRUT RÉSERVE, Taittinger PRESTIGE ROSÉ y Taittinger COMTES DE CHAMPAGNE BLANC DE BLANCS 2006.

Taittinger Champagne: Brut Reserve, Prestige Rosé y Comtes de Champagne Blanc de Blancs 2006.

Sobre Casa Taittinger

Nacida en Francia, en los alrededores de la ciudad de Reims, la sede de Taittinger se encuentra en la Butte Saint-Nicaise, un sitio con más de dieciocho siglos de historia. Su antigua cava que se desarrolla 18 metros bajo tierra permite que cada burbuja vaya madurando en un mundo silencioso, creado en la época galo-romana, donde en el siglo XIII los monjes ya habían comenzado su trabajo.

Bautizadas “Les St-Rémy”, “Le Plat des Coutures”, “L'Impériale”, “Les Rouges Fosses” y “Les Beaux Regards”, Taittinger cuenta con parcelas adquiridas a lo largo de los años que ya se han convertido en parte del patrimonio y la historia de la Casa, cubriendo más de 288 hectáreas. Hoy en día, los viñedos de Taittinger se reparten en 37 crus diferentes, que se encuentran entre los mejores de la denominación y se plantan con una proporción particularmente alta de Chardonnay. La base del viñedo cubre aproximadamente el 50% de sus necesidades, las que se complementan comprando uvas y vinos base cuidadosamente seleccionados de productores independientes y varias cooperativas, con las que Taittinger trabaja a largo plazo.

La experiencia del viticultor es acompañada por los talentos del maestro de bodega y el secreto de la mezcla, el más puro “savoir faire” que se expresa en un champagne de lujo, único en su tipo. Ambos deben combinar el potencial de cada parcela y de los vinos base que con sus uvas se elaboran para expresar el estilo de la Casa, según lo define Pierre-Emmanuel Taittinger y el comité de degustación. Entonces es solo cuestión de tiempo y paciencia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?