Qué significa comer "de estación"

La Lic. en Nutrición Noelia Giorlando nos explica la importancia de alimentarnos con productos locales en la época en que mejor se dan.

Noelia Giorlando

Frutas y verduras de estación

iStock

La tierra ha podido proveer de alimentos, con sabiduría y generosidad a cada ser humano a través de una gran diversidad de frutas, frutos, verduras, tubérculos, raíces y legumbres, que nacen bajo una estacionalidad determinada, bajo un propósito y con características propias y únicas; sensoriales y nutritivas, definidas y diseñadas por un clima, el tipo de suelo, región y época del año determinadas.

Sin embargo, esta obviedad de la naturaleza, de comer lo que crece en cada estación, hoy en día no es tan evidente y muchas veces consumimos lo que vemos nos ofrece el mercado, sin preguntarnos su origen y mucho menos su nacimiento; frutas y verduras están allí, a veces todo el año para satisfacer nuestros caprichos comestibles.

No somos conscientes, de que existen grandes diferencias entre una condición y otra: los alimentos de estación son más económicos, porque su precio no está condicionado por los costos de la importación y conservación, su calidad nutricional es mayor; ya que en su punto justo de maduración y crecimiento los nutrientes alcanzan su apogeo, especialmente las vitaminas y el grupo de los antioxidantes, que los encontramos en elevadas concentraciones dentro de la estacionalidad, dentro de ellos se encuentran los carotenos, las antocianinas, los flavonoides, no sólo responsables absolutos de las tonalidades y gamas de colores características y maravillosas, sino que además cumplen importantes funciones biológicas, especialmente de protección celular.

Comer en estación es una ventaja sustentable, que nos beneficia a todos, porque cuando las frutas y verduras son transportadas desde otras zonas de cultivo y conservadas, la emisión de CO2 es muy elevada, favoreciendo el deterioro ambiental.

En los meses de verano de nuestra región, encontramos variedad de frutas y verduras con elevado contenido en líquido, que nos refrescan; como la sandía, el melón, el tomate, los rabanitos, los frutos de carozo, como el durazno, el damasco y las ciruelas, este tipo de frutas necesitan del sol para su completa maduración, dentro de las verduras encontramos los zapallitos verdes, la berenjena, el pimiento rojo, pepino, tomate, zapallo calabaza y el choclo. Predominan las tonalidades amarillas, rojas y naranjas, estos pigmentos llamados carotenos alcanzan su pico máximo durante la maduración de las frutas, pero son altamente sensibles a los factores de conservación, como la luz, la temperatura y el tiempo.

Productos de estación en el mercado

Las frutillas, cerezas, peras y ananás explotan de sabor en primavera, mientras durante el otoño se asoman los cítricos como el limón, la mandarina, la naranja, el pomelo y el kiwi, los alcauciles y espárragos, verduras de hojas verdes como la acelga, la espinaca, la lechuga, emergen frescas, no requieren tantas horas de sol, lo que les permite mantener buena cantidad de clorofila, con tonalidades verdes propias.

En invierno frutas y verduras con mayor densidad energética son ideales como la papa, el camote, las bananas, membrillo, paltas, legumbres, así como los tubérculos y las crucíferas como el brócoli y la coliflor, es la época de oro para los cítricos, como las naranjas, mandarinas, pomelos, limones, perejil, con alto contenido en vitamina C lo que permite fortalecer el sistema inmune.

También existen algunas frutas y verduras que todo el año están disponibles y de buena calidad, como la zanahoria, la papa, la cebolla y las manzanas, ya que tienen la característica de tener baja actividad respiratoria, es decir, que se desacelera mucho su proceso de maduración una vez cosechadas, lo que les proporciona mayor vida útil.

Las frutas y verduras de estación tienen una coloración vibrante, aroma característico e imponente, porque las sustancias volátiles y aceites esenciales, se liberan cuando la maduración es óptima, los azúcares propios son liberados para darles dulzor y el sabor único que sólo podemos encontrar en su estación.

Conocer y aprender de la tierra y sus frutos, es un gesto de agradecimiento y solidaridad, que nos ayuda a entender la lógica natural de lo que comemos.

Productos de estación

Lic. Noelia Giorlando - noeliagiorlando@gmail.com - Cel: +54 9 261 654-6257

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?