¿Qué es la infoxicación alimentaria?

La Lic. en Nutrición Noelia Giorlando nos explica qué es y cómo evitarla.

Lic. Noelia Giorlando

.

VectorStock.com/22455960

No saber no es una opción en nuestros días. Hoy el conocimiento  está por todas partes, la información es accesible y abundante, aunque heterogénea y confusa. Muchas veces no somos conscientes del efecto que tanta información, desorganizada sobre un determinado tema puede ocasionaros. Por ej. sobre la nutrición.

.

Estrés, angustia y confusión, son consecuencias de la infoxicación alimentaria; nuestra mente al encontrase con tanta información, en ocasiones contradictoria y superficial, confunde y refuerza ideas erróneas con respecto a la alimentación.

La frustración es otra consecuencia inevitable, ya que la información supera, en cantidad y en rapidez, nuestra capacidad cognitiva de procesarla e internalizarla, lo que lleva al agotamiento, sin poder tomar decisiones adecuadas porque los conocimientos al ser poco significativos, aunque copiosos se olvidan rápidamente.

.

Los datos crecen exponencialmente a medida que buscamos. Empezamos buscando un tema y a medida que avanzamos universos de información se nos presentan; nos confunden y nos mienten divulgando datos falsos, Dietas, tips, conclusiones y hasta experiencias con respecto a la alimentación son leídas y reconocidas como verdades y pautas a seguir, sin dar espacio para poder profundizar, ni reflexionar por la inmediatez y lo vertiginoso de la información.

A pesar de tener la posibilidad de la búsqueda infinita, no sabemos realmente a dónde ir ni con qué quedarnos.

La infoxicidad no sólo es peligrosa e insalubre, sino que, además es un camino fugaz hacia ningún lado, es un escape del aquí y ahora, del momento presente tan necesario y tan sano, perdiendo reales oportunidades para el cambio alimentario. Teniendo tanto que leer, que elegir, que seguir, nos mantiene estáticos y sin posibilidades, porque a pesar de tener la posibilidad de la búsqueda infinita, no sabemos realmente a dónde ir ni con qué quedarnos. Ojalá podamos ser libres, responsables y conscientes para no intoxicarnos con mentiras, ni con seudo verdades alimentarias.

Para evitar intoxicarnos de información lo ideal es tener objetivos claros respecto a lo que estamos buscando, tener en cuenta las fuentes de los datos que consumimos para asegurarnos de que son confiables y seguros, permitirse dudar y consultar con profesionales, de esta manera, no habrá excesos, confusiones y ni necesidad de dietas digitales.

.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?