Manzanas mágicas: cuando la fantasía impide una alimentación equilibrada

Manzanas mágicas: cuando la fantasía impide una alimentación equilibrada

La Lic. en Nutrición Noelia Giorlando reflexiona sobre las creencias de dietas con resultados imposibles. 

Cualquiera podría pensar que la magia sólo le pertenece al mundo infantil, que son los niños los que creen en superpoderes, fábulas y cuestiones extravagantes, pero no es así, la mente adulta está repleta de ideas mágicas y la nutrición no escapa a este mundo de fantasía.

El pensamiento mágico es una manera de razonar, pensar y procesar la información utilizando supuestos y datos fantásticos, sin fundamentos empíricos, sin justificaciones razonables ni científicas, por lo que se consideran pensamientos parcial o totalmente erróneos o distorsionados. Son creencias que utilizan la ilusión y el deseo sin sentido, para conectar y asociar la causa con el efecto, condicionando las conductas, determinando una manera particular de alimentarse; como cuando se cree que tal dieta o alimento poseen una facultad única y especial, pudiendo solucionar el problema en tiempos imposibles y con resultados disparatados.

.

Con cada una de estas ideas sobrenaturales, se esquiva la racionalidad y se escapa del esfuerzo, del proceso, de la intervención y de la responsabilidad, nos mantiene pasivos y en un círculo mágico interminable y delirante, sin poder encontrar ni alcanzar jamás el resultado que buscamos o deseamos, simplemente porque no es posible, no existe.

Las ideas sobrenaturales nos mantienen en un círculo delirante sin poder alcanzar los resultados que buscamos

Así, lo que comemos y lo que deseamos ser está lleno de ideas irracionales y debajo de estas falacias, se encuentra un clásico mecanismo de defensa: la negación, las soluciones mágicas le dan un sentido, aunque inexistente, al deseo y al vacío, negando a veces una dolorosa verdad, frente al desconcierto del futuro la alquimia que nos ofrecen, es una tentadora e inmediata salida.

Racionalizar, pensar, consultar y hasta criticar lo que aparentan ser soluciones mágicas, nos brinda una pizca de realidad y de ciencia, para tomar mejores decisiones. Enfrentar la realidad nos posiciona en un lugar de superación frente al conflicto, más activo, más consciente, centrado en el esfuerzo y en la búsqueda de herramientas personales reales y no por eso menos poderosas.

Por Lic. en Nutrición Noelia Giorlando

noeliagiorlando@gmail.com - Cel: +54 9 261 654-6257

¿Querés recibir notificaciones de alertas?