5 tips para usar bien el freezer

Para evitar los desperdicios, ahorrar tiempo y conservar alimentos, el freezer es una buena herramienta. Aprendé a utilizarlo.

Food Lovers

.

1. Cuida tu freezer (para que él te cuide)

Asegurate de que la temperatura está a -18 grados y de no hacerla subir rápido metiendo demasiada comida a la vez (algunos congeladores disponen de un botón de acelerado para este tipo de situaciones). Nunca metas en él alimentos calientes: lo vas a hacer trabajar más, y cuánto más tiempo tarde la comida en congelarse más fácil es que se formen grandes cristales de hielo y las bacterias se multipliquen.

2. Envasa bien los alimentos

El frío quema, y en el congelador hace bastante de eso. Seguro que más de una vez te encontraste con una pechuga de pollo con aspecto de haber pasado por un baño de ácido en lugar de por tu horno: te podrías haber ahorrado la experiencia cerrándola bien dentro de una bolsa zip o cubriendo bien con film. Esto también evitará la contaminación cruzada entre diferentes comidas.

Si envasás al vacío para congelar, no apures éste al máximo. El agua aumenta de tamaño al congelarse, así que todo debe tener un mínimo de margen para expandirse (si no lo hacen ustedes mismos, deben comentárselo a sus proveedores para que lo tengan en cuenta). Por eso mismo tampoco es recomendable congelar líquidos en frascos de cristal ni llenar demasiado los tápers con caldo, guisos u otras recetas con mucho líquido. Cuando la física haga su trabajo podés encontrar parte del contenido desoarranadi por fuera.

Si tenés la típica bolsa en la que vas poniendo huesos, restos de carne, u otras cosas que vas a utilizar para hacer caldos, evitá –poniendo por ejemplo un poco de film de cocina entre ambas– que la comida congelada y la que aún está fresca fresca se toquen.

3. Organización

Aunque los freezers de hoy en día  pueden mantener los alimentos comestibles durante mucho tiempo, su sabor y su textura se resienten con el paso del tiempo. Ninguno de nuestros expertos nos ha recomendado tener comida cruda en el congelador más de tres meses (un mes en el caso de carne picada, mariscos y otras texturas más delicadas).

Llevar una rotación y ser conscientes de lo que tenemos en reserva es imprescindible para que esta aventura llegue a buen puerto. Si anotás lo que tenés congelado y en qué fecha entró, evitarás comprar alimentos que ya tenés, y darás salida a los que ya llevan tiempo allí y ahorrarás dinero.

-

4. No usés el freezer para cosas que al final no vas a usar

Si metés en el freezer un pescado que lleva tres días en la heladera pero no vas a cocinar, sacarás algo aún en peores condiciones. El freezer sirve para aprovechar las buenas ofertas en producto fresco, para abastecerse durante más tiempo de una sola vez y optimizar el tiempo que empleamos en comprar o las energías que empleamos en cocinar, no para que metás en él comida medio podrida que nunca te vas a comer.

5. Pero tampoco tires nada

Hay casos en los que podés utilizar el congelador para reciclar. Por ejemplo, si vives solo y cada vez que cortás un cuarto de cebolla o pimiento para un sofrito ves envejecer y deshidratarse el resto en la heladera hasta que muere, picalo entero y ponelo a congelar en un recipiente pequeño. Para el próximo sofrito no tendrás que cortar nuevas hortalizas.

Fuente: elcomidista

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?