¡Sin carne! Deliciosas albóndigas veganas de garbanzos en 5 minutos

¡Sin carne! Deliciosas albóndigas veganas de garbanzos en 5 minutos

Se trata de una exquisitez propia de la comida vegana.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Para quienes quieran reemplazar la carne por una opción tan deliciosas como saludable, a continuación compartimos la receta para preparar unas albóndigas de garbanzos en 5 minutos. ¿Te animarías a hacerlas?

La elaboración es sumamente sencilla y requiere de muy pocos ingredientes. El resultado final es el de unas albóndigas veganas que aportan todos los beneficios propios de los garbanzos.

Albóndigas con garbanzos. Fuente: caceroladas.com

Como si fuese poco, se pueden usar para comer como plato principal o bien disfrutar a modo de tentempié con alguna salsa o aderezo, como puede ser una mayonesa vegana. ¡A tomar nota y a cocinar!

Albóndigas de garbanzos: todo lo que hace falta

Ingredientes. Para preparar estas albóndigas saludables se requiere de:

  •     500 gr. de garbanzos (cocidos).
  •     100 gr. de harina de garbanzos.
  •     1 diente de ajo.
  •     1/2 cebolla morada.
  •     1 pizca de comino molido.
  •     1 pizca de perejil fresco (picado).
  •     1 pizca de cilantro fresco (picado).
  •     Sal y pimienta negra recién molida (a gusto personal)
  •     Pan rallado (cantidad necesaria).
  •     Aceite de oliva (cantidad necesaria).


¿Cómo hacer estas albóndigas veganas paso a paso?

Elaboración. Lo primero que hay que hacer es tomar la media cebolla morada, el diente de ajo, el perejil y el cilantro y picar bien cada ingrediente.

En un recipiente, colocar los garbanzos cocidos (que tienen que estar escurridos y secados lo máximo posible) y pisar hasta obtener la consistencia propia de un puré.

Sumar a los garbanzos la cebolla, el ajo y las hierbas frescas y mezclar hasta que todo quede bien integrado.

Albóndigas veganas de garbanzo y quinoa. Fuente: decorecetas.com

A continuación, es momento de condimentar con sal y pimienta negra y de agregar el comino molido. Llegado este punto, hay que sumar la harina, lo cual se debe hacer de a poco y siempre removiendo para integrar.

En cuanto a este último paso, hay que aclarar que no necesariamente se tiene que usar el total de la harina mencionada. Por lo contrario, la clave está en ver cómo la absorbe la masa y en añadirla hasta lograr la consistencia justa.

¡Ahora sí, a armar las albóndigas! El tamaño de las mismas queda a consideración personal. Una vez que se les da forma, hay que aplicarles un rebozado con pan rallado.

Respecto a la cocción, hay dos opciones posibles: hacerlas fritas o al horno. Si se elige la primera, se recomienda usar abundante aceite. Si se hacen al horno, se puede reemplazar el rebozado de pan rallado por uno de harina de garbanzos.

Sea cual fuese el caso, el secreto está en cocinar las albóndigas hasta que queden doradas por fuera de forma pareja.

¡Listo! Las albóndigas veganas de garbanzos ya están terminadas y a punto para disfrutar. ¿Ya sabes con qué te gustaría acompañarlas?

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?