Así podés hacer en tu casa el café que sólo se consigue en bares

Así podés hacer en tu casa el café que sólo se consigue en bares

El arte de hacer un cappuccino clásico y sin necesidad de una máquina.

Food Lovers

Esta bebida clásica italiana es preparada con café expreso y leche calentada al vapor para darle espumosidad a la preparación. El origen del capuchino se remonta a Viena e Italia hasta ser hoy conocida como una bebida gourmet.

La leyenda que cuenta su origen posiblemente contenga más verdad de la que puede haber dictado el romanticismo que la escribió por primera vez al hilar los acontecimientos que la convirtieron en la anécdota.

Corría el año 1863 cuando uno de los monjes de la orden de los Capuchinos - escrito así - fue enviado por el Papa a unir a los cristianos con el ejército Otomano y poner fin a la batalla. La leyenda austríaca cuenta que después de la victoria de Viena, un monje llamado Marco d'Aviano, encontró unos sacos con granos de café que habían sido abandonados por el enemigo.

Los tomó y al llegar probó el sabor de este café preparando una bebida, que al resultar demasiado fuerte y amarga, endulzó con miel y suavizó con espuma de leche, dando origen al cappuccino -nombre original en italiano-, que toma el nombre de las túnicas de ese color que vestían los monjes que pertenecían a esa orden.

Crédito foto: Pixabay 

Con los años, en Italia se inventa la máquina para hacer café expreso que otorgaba una manera rápida de moler los granos de café y disfrutar de un café recién molido en minutos.

A través del tiempo las recetas han ido sumando caramelo, frutas, amaranto, pero lo básico del café expreso y la leche espumosa no se modificó. Algunos detalles decoran hoy la taza como chocolate rallado, canela o azúcar.

Aquí te contamos cómo prepararlo en 3 minutos y con el toque clásico. Toma nota para hacer el cappuccino perfecto a la italiana.

Ingredientes, preparación y secretos para un capuccino delicioso

¡Sin máquina! Si leer su historia ya te tentó, te contamos cómo prepararlo en casa muy fácil y muy rico. 

Ingredientes: 

50 ml de leche fría

1 taza de café expreso

Un puñado de canela molida o ralladura de chocolate, opcional

Endulzante opcional

Un frasco de cristal con tapa de unos 400 ml 

Crédito foto: Pixabay 

Preparación: 

Si no tenemos máquina, no hay problema. Es posible hacer un capuchino a la italiana de todas maneras. Lo primero que hay que hacer es colocar en la heladera la leche fría en el frasco. Entre tanto, preparamos la taza de café solo, incluso se pueden utilizar las cápsulas de Nespresso, cafetera italiana o también, instantáneo.

Luego, cerramos con la tapa el frasco con leche y agitamos. La idea es que se airee. Con el frasco abierto se introduce la leche en el microondas por 20 segundos para que además de calentar, la espuma quede arriba y la leche sin espumar, debajo.

Al verter la leche sobre el café habrá que hacerlo lentamente para que lo primero que caiga sea la leche de abajo y luego la espuma.

Para terminar, espolvorear el chocolate y la canela, uno o el otro o ambos, endulzar a gusto y servir.

Listo el capuchino para disfrutar con bomboncitos, trufas de chocolate o algún snack dulce que esté a mano. La merienda o el desayuno perfecto para un día de sol y frío.

Para dudas, sugerencias de nuevas recetas y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?