El restaurante recomendado: auténticos sabores peruanos en Chacras

El restaurante recomendado: auténticos sabores peruanos en Chacras

Alicia Sisteró visitó Sabrosura, un típico restaurante de cocina peruana que abarca platos de diferentes regiones de ese país. En esta nota cuenta a qué le bajó el pulgar, y también todo lo que sí aprobó para incluirlo en esta sección de recomendados.

Alicia Sisteró

Hace mucho que tenía este restaurante como pendiente para visitar. Suelo pasar seguido por la puerta, calle Pueyrredón de Chacras de Coria, a unos metros de Viamonte. Por afuera no dice mucho, es un caserón con un cartel con el nombre del restaurante.

Tiene estacionamiento privado, entrando por un lado, al fondo, con un amable cuidador recibiendo al público (pago a voluntad).. Tiene amplios jardines, verdes, cuidados. Y prolijos espacios al aire libre o semicubiertos, que recorrimos mientras nos dirigíamos al salón. 

El caserón antiguo está ambientado de manera simple, al modo de una fonda, con mobiliario de madera básico, algunos tapices y cuadros alusivos a Perú y su cultura, con una iluminación básica. No esperen encontrar un salón lujoso. No, lejos de eso. Sí parecía que estaba todo muy limpio, y eso es importante realmente.

Cuando parece que muchos ya olvidaron los protocolos por COVID, en este lugar los siguen respetando al pie de la letra. Si sos de los que valoran este cuidado, es evidente que es un lugar en el que te vas a sentir cómodo. Alcohol al ingresar, carta online, cubiertos en bolsitas, mesas sin armar hasta que llega el comensal, manteles de papel, dispenser de alcohol en la mesa, distanciamiento de camareros, y con tapaboca. Incluso la moza nos dejó el vino y nos explicó que no podían manipularlo;  nos pidió amablemente que entendiéramos la situación, y que nos sirviéramos nosotros. Por suerte mi acompañante era sommelier, por lo cual no tuvimos ningún inconveniente. Y si no hubiera un sommelier amigo presente, todos podemos servirnos una copa de vino sin problema… ¿o no?

La carta es bastante extensa, y tiene platos de varias zonas de Perú. El ícono de la cocina nikkei (fusión peruano - japonesa) que todos conocemos es el ceviche. Pero además encontramos algunos guisos, salteados, y también platos de cocina chifa (fusión peruano - china). Las entradas son variadas, y se pueden pedir en varios casos en formato “degustación”, ideal para los que no se deciden por una sola y prefieren probar un mix. Causas, papas a la Huancaína, Lomo Saltado, Arroz Chaufa, Parihuela, Seco de Cordero, o Bife a lo Pobre son opciones.

Apenas llegamos nos acercaron una botellita de alcohol a.la mesa, en cuya etiqueta estaba impreso el QR para escanear y tener acceso a la carta en nuestros celulares. Nos trajeron un dip con maíz cancha, riquísimo, como para abrir el apetito. También trajeron unas rodajitas de pan (cuatro) con unos dips de mayonesa y una salsita picante.

Al mirar la carta, no hubo dudas, íbamos a pedir ceviche. Y algo más por supuesto. Pero se venía de pescado, mariscos. Y picante. Por eso pedimos un Sauvignon Blanc de Alambrado ($730*).

 

Lo que pedimos

Comenzamos con una degustación de entradas ($500*)  que tenía Choritos a la Chalaca, Causa Limeña y Papas a la Huancaína. Personalmente me encantó la Causa, cuyos sabores son similares a nuestra “Mayonesa de Ave”.

Y también pedimos una degustación de ceviches ($1050*). Venían tres copas:  de lenguado, de gatuzo y de salmón. Casi los mismos sabores y elaboración, se diferenciaban por el tipo de pescado. Acompañamos con maíz cancha y cebolla.

Uno de los principales fue una Seco de Cordero ($529*), un guiso de carne con arroz blanco, porotos y ensalada de cebolla. Al ser un guisado la carne estaba muy tierna, para comer con un tenedor solamente. La salsa con los jugos de cocción estaba exquisita, pero un poco escasa. En estos casos es conveniente un poquito más de salsa para poder mezclar con el arroz blanco seco.

El otro principal fue un Arroz Chaufa de mariscos ($815*). Se trata de un arroz salteado, con salsa de soja, pimienta, jengibre, cebolla de verdeo y huevo, con un mix abundante de mariscos. El arroz en mi opinión estaba un poco pastoso, pasado, le faltaba algo de soltura para ser un salteado. Los trozos de pescado rebozado y frito estaban como deben estar: crocantes y sabrosos.

Tres Leches

Pedimos los postres más clásicos: un “Tres Leches”, al cual le faltaba humedad. Y un Suspiro Limeño, bien dulce como corresponde.

Suspiro Limeño

Pulgar para arriba

  • Sabores, bien condimentado y sazonado todo
  • Carta muy completa
  • La modalidad “degustación” en algunos platos para probar más variedad
  • Carta variada
  • Carta de vinos equilibrada, con vinos económicos y también algunos lujitos como un Gran Enemigo.
  • Trajeron frapera para el vino blanco, sin que se lo pidiéramos.
  • Copas de cristal
  • Estricto cumplimiento de protocolo COVID
  • La camarera pasó varias veces para preguntar si estaba todo bien.
  • Jardines y mesas en el exterior
  • Ninguno de los platos, a pesar de ser “pesados”, nos cayó mal. Eso significa frescura de ingredientes y platos, buena fritura, y producto de calidad.

Lo que más nos gustó

  • Los ceviches
  • Los sabores bien marcados y típicos.

Pulgar para abajo

  • Dip con mayonesa industrial rebajada para el entremés de la recepción (con la calidad de los platos y los precios, esperaba algo más artesanal, lactonesa casera en todo caso o simplemente un oliva aunque no sea típico de la mesa peruana).
  • La panera con 4 mínimas rodajitas de pan
  • Mesa muy chiquita para tantos platitos, frapera, condimentos, dips, etc.
  • Camareras apuradas, alteradas, nerviosas.
  • Ruido del personal cuando armaron otras mesas a nuestro alrededor, parecía que no estábamos presentes.
  • Cuando nos trajeron los platos principales no habían cubiertos, los trajeron después.
  • La vajilla fría en los platos principales hizo que la comida dure caliente muy poquito. Deben precalentarse.
  • No tenían factura A

Lo que menos nos gustó

  • Precios altos en comparación con otras cenas hace poco en otros lugares

Resumen

En resumen, Sabrosura es un restaurante de cocina peruana, con platos típicos, suculentos y muy sabrosos; con un ambiente de cantina y atención ágil. Volveré este veranito a disfrutar de ese hermoso patio alguna noche, y a disfrutar de una sobremesa con un pisco sour. Ideal para ir con niños, en familia, con amigos, no lo recomiendo para citas románticas por el ruido, la luz y el ambiente en general.

 

SABROSURA

Dirección: Pueyrredón 1582, Luján de Cuyo, Mendoza

. Teléfono: 0261 496-0015

. Mesas al aire libre

. Estacionamiento propio

. Opciones vegetarianas

. Coctelería

. Carta de vinos

. Total de la cuenta $4.454. Con 2 entradas, 2 platos principales, 2 postres, 1 botella de vino y 2 aguas.

SORTEOS "CRÍTICO POR UN DÍA"

Una vez por mes realizamos un sorteo de "Crítico por un día". ¡Atentos! Solo tenés que llenar un formulario y seguir algunas cuentas de Instagram. El próximo lo anunciaremos en  breve.

Los restaurantes, bares y demás negocios gastronómicos no pagan por aparecer en esta sección de Food Lovers. Esta CRÍTICA GASTRONÓMICA fue realizada por la periodista Alicia Sisteró, editora de Food Lovers, quien asistió al local sin presentarse como periodista, y pagó la cuenta.

Seguime en mis redes: Facebook Alicia Sisteró     Instagram @aliciasistero     Twitter @aliciasistero

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?