Hongos para remediar suelos contaminados con hidrocarburos

Una empresa mendocina desarrolló un innovador sistema de biorremediación alimentado por residuos agroindustriales, lo que suma aún mayor sustentabilidad a la técnica. Por su calidad, la tierra “sanada” puede reutilizarse para otros usos como la revegetación de jardines.

Cristian Avanzini

Flores en las biopilas. (Gentileza: Mico)

Flores en las biopilas. (Gentileza: Mico)

La contaminación de suelos con hidrocarburos es un tema sensible para los mendocinos y su remediación, además de ser obligatoria, debería ser ecológica y sustentable, según lo entiende Cecilia Medaura, bioquímica que desde hace algunos años lleva adelante una propuesta innovadora para el sector.

Suelo contaminado con hidrocarburos. (Foto gentileza: Mico) 

A través de su empresa Mico desarrolló un sistema de “Biopila de estimulación fúngica”. Traducido a “criollo”, se trata de la utilización de hongos que limpian los vertidos y generan un suelo rico y fértil.

Medaura trabaja desde 1997 en grupos de biorremediación en la Facultad de Ingeniería de la UNCuyo. “Hace algunos años YPF me propuso que hiciera pruebas de las técnicas que estudiaba; para conseguir el certificado habilitante de las autoridades de Ambiente tenía que constituir una empresa, así que eso hicimos junto a mi esposo”, explica la doctora en bioquímica sobre el génesis del emprendimiento, que lleva adelante junto con su esposo.

¿Cómo funciona el sistema?

El tratamiento se aplica a suelos contaminados, fundamentalmente, en los casos en los que hay hidrocarburos pesados implicados. “Si la contaminación se da con hidrocarburos livianos como nafta o gasoil, se pueden aplicar técnicas biológicas donde se estimula simplemente el desarrollo de bacterias, y funciona muy bien”, explica la especialista. El problema surge cuando la situación es más complicada por los compuestos, ya que quedan residuos en el suelo con niveles superiores a los que prevé la ley para declararlo “limpio”.

Hongos en la masa de suelo en proceso. (Foto gentileza: Mico)

Es allí donde entra en escena el sistema desarrollado por Mico. “Con el desarrollo de hongos logramos que éstos produzcan encimas que rompen los hidrocarburos en partes más pequeñas, por decirlo simple, y ahí sí, actúan las bacterias”, explica Medaura. 

El sistema suma además créditos en sustentabilidad ya que la estimulación de hongos se hace a partir de residuos de la agroindustria local. “Utilizamos restos de la fabricación de jugos de fruta, orujo de manzana, de pera, durazno, tomates... de todo; preparamos una mezcla con una relación correcta de nutrientes para que, cuando se introduzca en el suelo, se produzca primero el desarrollo de los hongos y luego la acción de las bacterias”, detalla.
La ventaja extra de la técnica es también que, además de limpiar el hidrocarburo, deja un suelo rico en materia orgánica. “Queda como un jardín, o como tierra preparada que puede utilizarse para la revegetación de jardines o de las picadas en el campo cuando trazan caminos de exploración”, comenta.

Cantero con suelo tratado. (Foto gentileza: Mico)

Plazos y costos

El tiempo de remediación el suelo afectado con el sistema de Mico varía de acuerdo a la contaminación. En una afectación del 5%, el proceso demanda de 3 a 5 meses, mientras que en un nivel muy elevado puede demorar hasta 9 meses. “De todos modos es un plazo corto frente a los 12 meses de un sistema tradicional de biopila”, señala la bioquímica, quien explica que saben que el proceso terminó cuando el sitio comienza naturalmente a regenerarse. “Cuando aparece la revegetación significa que está listo, y que el contenido de hidrocarburos se ubica por debajo del 1%”, agrega.

En cuanto a los costos, Medaura asegura que su propuesta vale lo mismo que un sistema tradicional pero que “las ventajas son enormes”, sobre todo teniendo en cuenta los plazos de tratamiento.

Hasta hoy han tratado en total unos 30.000 m3 de suelo en la refinería de YPF en Luján de Cuyo y trabajan sobre un piloto para otros 10.000 m3 en Malargüe, detalla la especialista.
 

Temas
  • Evolución
  • Evolución MDZ
  • Biorremediación
  • Biopila de estimulación fúngica
  • Contaminación
  • Hidrocarburos