Convergencia NBIC al servicio de la sociedad

El autor de este artículo, Francisco José Bravo, es un ingeniero con amplia experiencia en emprendimientos, gerenciamiento de empresas y proyectos de diferentes tipos en ambientes públicos y privados.  Es dueño de una amplia visión de los conceptos vinculados a la “Economía Moderna” y “Sociedad de la Información y el Conocimiento”. Fue el impulsor del actual Parque TIC, creador del master plan y director ejecutivo para el IDITS. Es miembro fundador del Polo TIC Mendoza y actualmente desarrolla distintos master planes en varias provincias para la creación de parques tecnológicos de SBC. Un aporte que llega desde el GRAMDE 2050, el grupo que trabaja en el planeamiento estratégico de Mendoza.

Avatar del

Francisco Bravo

Convergencia NBIC al servicio de la sociedad

Convergencia NBIC al servicio de la sociedad

Francisco Bravo.

El acrónimo NBIC que de otro modo expresa la confluencia de las palabras, Nano-Bio-Info-Cogno, es decir la vinculación en una sola expresión de las Nanociencias, las Biotecnologías, las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y las Ciencias Cognitivas, será un término que veremos y oiremos con frecuencia en los próximos años, dado que expresa una realidad de esta nueva era del conocimiento que nos toca vivir.

Hoy la palabra “convergencia” ha tomado un significado de mayor relevancia y amplitud que en el pasado. Hoy se habla de convergencia en muchos campos y ámbitos diferentes, ejemplo de ello es cuando hablamos de convergencia de los sectores académicos y productivos, convergencia de las ciencias duras con las ciencias sociales o humanísticas, también es común y de mucha trascendencia la convergencia de la ciencia y la tecnología, al punto que hoy la expresión es “tecnociencia”, es decir que podemos adelantar que las otrora fronteras semánticas se van diluyendo a la luz de una realidad que cambia constantemente.

Otra convergencia importante en nuestro tiempo es la de los sectores académicos y científicos con los sectores productivos y sociales. Es hoy imposible hablar de tecnociencia, investigación, desarrollo tecnológico o innovación sin incluir explícitamente las ciencias sociales, de hecho la expresión abarcativa y adecuada es “convergencia del conocimiento para beneficio de la sociedad”.

Es tal la complejidad y velocidad de los cambios de paradigmas que transitamos que demandan nuevas formas de organización en materia de producción y gestión de la innovación y el conocimiento en general.

La “convergencia de conocimiento para bien de la sociedad” implica entre muchas otras cosas compartir ambientes de investigación, desarrollo e innovación que hasta hace poco tiempo eran espacios estancos con los sectores de la producción; hoy dichos ambientes se comparten interactuando las nuevas tecnologías emergentes, tales como la nanotecnología, biotecnología, tecnologías de la información y las comunicaciones, mecatrónica, robótica y las ciencias cognitivas1. La expresión acuñada hoy es NBIC (nano, bio, info, cogno) para sintetizar en una sola expresión lo expuesto.

Este accionar transdisciplinario es el que permitirá enfrentar los nuevos desafíos que nos trae el avance constante de la humanidad. La convergencia del conocimiento para beneficio de la sociedad implica, además del interactuar de las diferentes tecnociencias, la generación de redes de intercambio de conocimiento de las diferentes organizaciones que lo producen, un ejemplo de ello es la importancia creciente de las unidades de vinculación dentro de los ambientes académicos y científicos, su eficiente gestión es un factor muy importante para el mejor aprovechamiento de todo este proceso.

En la biotecnología2 encontramos un buen ejemplo actual de convergencia transdisciplinaria. Uno de esos casos es la biología sintética que consiste en diseñar sistemas biológicos que no existían en la naturaleza. Esto tiene muchísimas aplicaciones en diferentes ámbitos de la industria y la agricultura, así como en temas de salud humana y animal. A partir del proyecto genoma humano ha surgido la Genómica que es esencialmente la manera controlada, responsable y sustentable de manipular seres vivos con un horizonte de innumerable de aplicaciones.

Este proceso cada vez más difundido de convergencia NBIC podría muy bien verse como una revolución tecnológica dentro de la revolución digital, es decir una nueva o la consecuencia de otra semejante, o bien, como una consecuencia lógica de este nuevo tipo de sociedad que es la “sociedad red” 3que muy bien define Manuel Castells.

El desarrollo de políticas públicas adecuadas impulsadas por el Estado y apoyadas por el conjunto de la sociedad, debe tomar en cuenta estos nuevos escenarios evolutivos de la misma, que sean capaces de generar ecosistemas capaces de aprovechar esta convergencia tecnocientífica; concretar ello facilitará el muy necesario tránsito hacia la nueva economía del conocimiento, sin el cual estaremos sujetos a una mayor brecha tecnológica que crecerá más cada día y nos impedirá pasar de ser un país emergente a uno plenamente desarrollado.

Si nuestro país logra diversificar su matriz productiva, potenciando la participación de los sectores que demandan altos niveles de creatividad, y especialmente aquellos servicios basados en conocimiento (SBC) que tienen la capacidad intrínseca de generar riqueza sin grandes aportes de trabajo o capital, podremos asegurar un desarrollo sostenible y sustentable que contemple cumplir a la vez con los ODS de Naciones Unidas.

Hoy se dispone de documentación y experiencias suficientes a escala mundial como para constatar que la convergencia nano-bio-info-cogno tiene una participación determinante en el desarrollo de la sociedad del conocimiento, así como en la gestión de una economía moderna, por esta razón es trascendental la elaboración de políticas públicas en apoyo de esos procesos, si esto no se logra perderemos la mejor oportunidad que ha tenido nuestro país en sus dos siglos de historia. Una vez más podemos afirmar que el lograr todo ello contribuirá a una sensible mejora y calidad de vida de toda la sociedad.

Es importante señalar que las cuatro áreas NBIC son muy importantes, resulta imposible determinar cuál será la de mayor preponderancia en el futuro, dependiendo del nivel de desarrollo de cada una de ellas. Lo que sí puede hoy afirmarse que son las TIC y particularmente dentro de ellas el software, las que solapan completamente las otras tres N, B y C. Ello no se debe a ningún factor tecnológico particular sino fundamentalmente a que es el sector más maduro entre las cuatro tecnologías. Lo dicho es visto así en varios países desarrollados y es particularmente cierto en países en vías de desarrollo como es el nuestro.

Aquellos países que hoy llevan a cabo importantes trabajos de análisis y prospectiva del avance NBIC señalan que a los centros tecnológicos, tales como polos o parques científicos tecnológicos les cabe un papel muy importante en el desarrollo de esta convergencia NBIC.

España y otros países de Europa están llevando a cabo muchas iniciativas y trabajos de prospectiva que llevan como destino el generar políticas públicas que contribuyan a consolidar la competitividad industrial impulsando la innovación tecnológica así como la inclusión y satisfacción de las demandas sociales a todo nivel.

Mendoza ha dado un paso muy importante como ha sido la construcción de un parque tecnológico con especialidad en TIC. Existen otros dos ejemplos de centros tecnológicos destinados a otros dos sectores como son los de las biotecnologías y los de la industria maderera, ambos en franco desarrollo. Todos ellos han de contribuir a este nuevo paradigma de convergencia tecnológica y deberán se capaces, no sólo de impulsar la innovación en cada sector específico sino a la vez converger en una red de intercambio de conocimiento en sintonía con dicho paradigma.

Estamos viviendo tiempos de compartir conocimiento con la idea ya dicha de lograr una sociedad mejor de carácter sustentable y sostenible a lo largo del tiempo.

1 Ciencias Cognitivas: Ellas son la filosofía, sociología, lingüística, antropología, neurociencia e inteligencia artificial. Son las utilizadas para el estudio interdisciplinario, o mejor aún transdiciplinario de cómo la información es representada y transformada en el cerebro.

2 Biotecnología: Es la aplicación de la ciencia y la tecnología a los organismos vivos, así como a sus partes, productos y modelos, con el fin de alterar materiales vivos y no vivos, para producir conocimiento, bienes y servicios (OECD-2015)

3 La sociedad red: una visión global Manuel Castells, (ed.)ISBN 84-206-4784-5 Idioma: castellano Alianza Editorial, 2006. Madrid, España.

Temas
  • Evolución
  • NBIC
  • Parque TIC
  • Sociedad de la Información y el Conocimiento
  • IDITS
  • SBC
  • Polo TIC Mendoza
  • Convergencia NBIC
  • nano
  • nanotecnología
  • info
  • biotecnología