Scones de queso riquísimos y fáciles

Scones de queso riquísimos y fáciles

Una receta para guardar y hacer más de una vez. Son deliciosos y se pueden comer solos, o rellenos con jamón y queso.

Esther Cano

Los scones son mucho más que esos panecillos individuales de forma redonda, típicos de la cocina del Reino Unido, originarios de Escocia, que forman parte de la tradicional ceremonia del té.

Si a esa receta base se la combina con un ingrediente fantástico como el queso, el resultado es delicioso. Los scones de queso son riquísimos y fáciles. Se pueden comer solos, o cortarlos a la mitad y rellenarlos con jamón y queso, quedan espectaculares. También los puedes empaquetar y regalar como detalle para los que más quieras.

Daniela Cajaraville, pastelera artesanal egresada de Escuela Apyce @apyce.ar y creadora de Danielle Pâtisserie, nos comparte todos los detalles y el paso a paso para que los hagas en casa, y te queden perfectos. Aquí la receta de estos scones de queso riquísimos y fáciles.

Scones de queso

Ingredientes: (para 12 unidades)

  • 250 gramos de harina 0000
  • 25 gramos de azúcar 
  • 15 gramos de polvo de hornear
  • 5 gramos de sal
  • 50 gramos de manteca
  • 200 gramos de crema de leche
  • 1 huevo
  • 80 gramos de queso parmesano rallado
Si no tienes cortapasta, no dejes de hacer los scones. Puedes hacerlos con forma de triángulo y cortarlos con cuchillo.

Preparación: 

  1. En la procesadora colocar el azúcar, la sal, harina, polvo de hornear y la manteca fría. Realizar un arenado.
  2. Aparte mezclar la crema de leche con el huevo y el queso. Agregar a la preparación anterior también a la procesadora y formar una masa tierna. “Es importante no amasar para no generar gluten y que al momento de cocción no se deformen los scones”, asegura la pastelera.
  3. Con un palote, estirar la masa entre papel film. De esta forma evitamos que se pegue a la mesada sin la necesidad de agregar harina demás. Deben lograr que la masa tenga hasta 2cm de espesor. 
  4. Dejar reposar la masa en heladera mínimo durante una hora. “Lo ideal sería dejarla reposar de un día para el otro”.
  5. Doblar la masa a la mitad y cortar los scons con un cortapasta número 5. Las sobras, se vuelven a unir y la volvemos a utilizar. Si no tienes cortapasta los puedes cortar  con cuchillo.
  6. Con un pincel pintar suavemente con huevo batido, si te gusta puedes agregarle un poco de queso rallado en la superficie. 
  7. Cocinar en horno a una temperatura 170, 180° de 15 a 20 minutos aproximadamente.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?