Vino rosé: te explicamos qué tipo de bebida es y sus particularidades

Vino rosé: te explicamos qué tipo de bebida es y sus particularidades

Ideal para el verano, el vino rosado es seco, refrescante y brillante: atractivo a la vista y al paladar puede ser un viaje de ida si lo pruebas esta temporada ¡Conocelo!

MDZ Estilo

MDZ Estilo

El vino rosado es un vino con personalidad, que seduce desde su aroma, su frescura y su brillo: conoce todas sus virtudes.

Atractivo por su color, frescura y sabor el vino rosado vale la pena como una alternativa en verano. Fuente. La Vanguardia

El origen del vino rosado

El vino rosado se originó en la región francesa de Provenza: los suelos, el clima y el entorno hicieron que las variedades de uva fueran perfectas para su elaboración. 

La variedad de uvas rojas da origen, así, al vino rosado. Por su aroma, textura y tono los vinos rosados pueden parecer una combinación entre un vino tinto y uno blanco, pero no es así. 

Es más, los vinos rosados no son de una sola coloración: la gama de vino rosa es extensa y poseen una amplia paleta que va desde el anaranjado parecido al color “salmón“ hasta los más violáceos, como los pétalos de una rosa intensa. Los pigmentos contenidos varían. 

Esto ocurre porque la película de la piel de la uva y la carne no presentan todas el mismo color. Además la intensidad del tono dependerá del proceso en el que estén las pieles de la uva en contacto con el jugo en la maceración.

Tres formas de obtener el tono del vino rosado

En cuanto a las maneras de conseguir el color rosado del vino, puede ser por contacto con los hollejos (conocido como Vin gris), por el método de Saignée o por maceración.

Por contacto con hollejos o Vin gris

El método es aplastar uvas de hollejo y dejarlas en contacto con el mosto (jugo de uva) por uno o dos días. Al prensar todo, se descartan los hollejos y no quedan en contacto con el zumo mientras este fermenta, como sí se hace con el vino tinto. Al retirarlos también el sabor cambia: los taninos están presentes en los hollejos y por tanto su sabor será más suave y parecido al vino blanco.

Por el método Saignée

El productor que también hace vino tinto retira una proporción del jugo alrededor del 10% por lo cual se obtiene no solo un vino rosado más concentrado sino también uno cuyo sabor es más sabroso, intenso y duradero.

También se obtiene mediante un sangrado de mostos, el “rosado de lágrima“: que necesita dos o tres kilos de uva para conseguir una botella de rosado: esta contendrá lo mejor de la uva y por supuesto, es un proceso más complicado que otros.

Por maceración

Se trata del método más clásico y tradicional en donde, en lugar de prensar la uva rosada como en el primer método, el jugo se deja con la piel durante un período de tiempo controlado para conseguir el color pero luego, es retirado.

En este método varía el control de la fermentación para poder conseguir un tono más dulce o más seco y el syrah, el tempranillo y el merlot son algunas de las uvas que pueden verse involucradas. 

En resumen, se puede elaborar rosados con múltiples uvas de tinto y distintos métodos. 

¿Conocías estos detalles acerca de la elaboración del vino rosado, su sabor y su color?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?