volver a

Generando objetivos poderosos

Oscar Niemetz, coach y consultor en liderazgo, nos invita a definir con precisión los objetivos del 2018 y brinda llaves para cumplirlos con éxito.
Avatar del

Estar mejor

1/5
Generando objetivos poderosos

Generando objetivos poderosos

Foto: Jonathan Daniels

Foto: Jonathan Daniels

Generando objetivos poderosos

Generando objetivos poderosos

Generando objetivos poderosos

Generando objetivos poderosos

Generando objetivos poderosos

Generando objetivos poderosos

Comienza un nuevo año y solemos fijarnos objetivos. Pasa el tiempo, muy rápido por cierto, y de los objetivos previstos, nada. No los cumplimos. Hicimos poco o nada para lograrlos.

Íbamos a hacer deporte, a mejorar nuestro rendimiento laboral, a incrementar nuestras redes de contactos, a terminar nuestra carrera pendiente... Y nada.

En nuestra sociedad, perdernos en el camino, olvidar nuestras metas, distraernos de nuestro plan y postergar ("procrastinar" es ahora la palabra de moda) son situaciones generalizadas.

En este artículo quiero esbozar algunas estrategias para diseñar objetivos. No obstante, el tema merece ampliaciones y precisiones que compartiré en próximas oportunidades.

Lograr objetivos es un trabajo apasionante, no dejemos de hacerlo

Vamos a suponer que nos fijamos para este año el objetivo postergado de terminar y presentar una tesis de licenciatura, que cada año nos hemos propuesto y abandonamos una y otra vez. Es decir, decimos: "Mi objetivo durante el 2018 es terminar la tesis de la licenciatura".

Foto: Austris Augusts

Como se ve claramente en este caso, sólo estamos diciendo "qué queremos" conseguir. Pero esto no es suficiente. Nuestro cerebro necesita otros ingredientes para producir la energía suficiente que nos ayude a sintonizarnos con el objetivo. Además del "qué queremos", será necesario responder otras dos preguntas:

1. ¿Cómo lo queremos?: La respuesta nos dará contexto, contenido, forma y fondo, imagen. Será el mapa para lograr el "qué". Un auténtico organizador del camino por emprender. En el ejemplo de la tesis podríamos decir: "En el 2018 quiero terminar la tesis de licenciatura, investigando autores europeos, leyendo dos horas todas las noches y escribiendo en las mañanas temprano".

2. ¿Para qué o para quién lo queremos?: Responder esta interrogante generará sentido, propósito o misión (las palabras son sutiles, así que elegiremos aquella que nos guste). Cada iniciativa, por sencilla que sea, si tiene un "para qué o un para quién" será más simple de emprender. El propósito redobla nuestra determinación y cuando nos damos cuenta estamos llegando a metas que no estábamos seguros de alcanzar. Hace más de 80 años, Viktor Frankl hablaba de esto: darle sentido a lo que nos sucede. Volviendo al ejemplo que estamos siguiendo podríamos decir: "En el 2018 quiero terminar la tesis de licenciatura (qué) investigando autores europeos, leyendo dos horas todas las noches y escribiendo en las mañanas temprano (cómo), para mejorar mis posibilidades de crecimiento en la empresa (para qué)".

Foto: Braden Collum

Este objetivo está mejor formulado, pues contesta las tres preguntas. Además tiene un diseño personal, estudiado y proactivo, que suele ser motivador.

Pensemos en los objetivos y creémoslos de esta manera, respondiendo a las tres preguntas. Así veremos cómo será más fácil seguirlos día a día. Debemos fabricar las ganas y esta es una ayuda esencial.

Sólo cuando tengamos los objetivos correctamente formulados es conveniente iniciar el listado de actividades necesarias para cumplirlos. Las actividades nos acercan al objetivo último, son pasos dentro del camino. Dentro del ejemplo que venimos siguiendo:

  • Conseguir un libro
  • Entrevistar a un experto
  • Consultar al profesor tutor de la tesis
  • Escribir un resumen en una semana

Foto: Cathryn Lavery

Para terminar, dos consejos más:

1. Nunca dejemos el objetivo en la cabeza y nada más: Escribámoslo o dibujémoslo. Saquémoslo del caos que suele ser la cabeza (llena de ruido, emociones y pensamientos) y pongámoslo en un papel que miremos permanentemente.

2. Enamorémonos del objetivo: Cumplamos las actividades programadas como si fueran un regalo que nos estamos haciendo. Sean las que sean, sintamos pasión por nuestras metas.

La única forma de predecir el futuro es diseñarlo


Oscar Niemetz: Coach de equipos, Coach psicológico integral y Pratitioner en Programación Neurolingüística (PNL). Consultor de empresas y fundador de Potencia Ene, consultora de liderazgo, coaching y PNL. Propone en sus formaciones un trabajo sinérgico y sistémico para enriquecer el observador interno de la vida.

Facebook: Potencia Ene 

Temas
  • Objetivos
  • coaching
  • Oscar Niemetz
  • metas
  • estrategias
  • Viktor Frankl