volver a

Férico: Magia, familia y compromiso

Federico Príncipi es el creador de Férico, la primera empresa de quesos vegetales en Mendoza. Su emprendimiento es una apuesta por la responsabilidad y la sustentabilidad.
Avatar del

Andrés Voloschin

1/4
Federíco Príncipi. Foto: Analía Zalazar

Federíco Príncipi. Foto: Analía Zalazar

Férico: Magia, familia y compromiso

Férico: Magia, familia y compromiso

Férico: Magia, familia y compromiso

Férico: Magia, familia y compromiso

Férico: Magia, familia y compromiso

Férico: Magia, familia y compromiso

Federico Príncipi es mendocino, estudió una Licenciatura en Publicidad y su vida profesional estuvo por años vinculada al diseño gráfico. Entre 2011 y 2013, con su compañera Carla Campoy iniciaron un cambio radical de alimentación. El tránsito hacia el vegetarianismo, sus procesos de crecimiento personal y la madurez de la vida en pareja fueron las semillas de un emprendimiento familiar consciente.

En 2015, luego de un taller, Federico inició un proceso de investigación de dos años, que lo llevó a descubrir ingredientes, sabores y técnicas. El resultado: quesos vegetales naturales hechos con semillas de girasol, libres de productos de origen animal, sin aditivos químicos ni gluten.

Férico: Compañía de Quesos Vegetales nace en 2017 y en esta iniciativa se conjugan la magia, la familia y el compromiso. La magia porque su nombre proviene de la palabra Feerico, un término que remite a mundos etéreos de hadas y duendes. Representa para estos empresarios el espíritu de sutileza, libertad y juego. La familia porque es el resultado de un camino de pareja y paternidad, una transformación que partió de la alimentación y llega hasta un modo de ver la vida y hacer negocios. Y compromiso con la alimentación saludable y fisiológica, con la consciencia global y la sustentabilidad. Desde sus orígenes, Férico se plantea el potencial de convertirse en una Empresa B de triple impacto con Propósito, Responsabilidad y Transparencia.

El nombre Férico quiere mostrar un producto natural, liviano y sutil, pero a la vez un proyecto personal, que fue creado desde la magia, la intuición y la dedicación

Andrés Voloschin: La inspiración de Férico surge de un cambio en la alimentación que llevás a cabo con tu compañera Carla, ¿cómo fue esta transformación y qué beneficios trajo a la vida de ustedes?

Federico Príncipi: El gran impulso de Férico es el camino que hemos hecho en familia, nuestro cambio en la consciencia y la alimentación. Ha sido una síntesis entre mi voluntad, curiosidad y perseverancia, y la motivación e inspiración de Carla. Entre 2011 y 2013 comenzamos a hacer un cambio radical en la forma de alimentarnos y adoptamos el vegetarianismo. Esta decisión fue producto de un trabajo profundo de conciencia y de energía, en el cual la purificación física tenía un rol fundamental. Durante estos años hemos investigado y experimentado en nosotros con la alimentación natural.

Nuestra vida ha cambiado 180 grados con esta decisión. En el ámbito físico hemos mejorado diversos aspectos de nuestra salud. Psíquicamente, nos ha permitido tener más percepciones del entorno y de cómo hacemos las cosas. Finalmente, la alimentación consciente ha otorgado un propósito a nuestra vida. La conciencia es un eje fundamental, porque todas nuestras acciones han comenzado a tener un tinte especial y desde esta postura nace Férico, como un emprendimiento con propósito social y sustentable.

Federico Príncipe y Carla Campoy. Foto: Romina Abel

¿Cuáles son los primeros pasos de Férico y cómo llegas a la creación de las recetas?

Los primeros pasos los fueron en el 2015, cuando comencé a estudiar sobre alimentos vivos y fermentos. Ese año asistía a un taller de Néstor Palmetti, donde explicó los beneficios de este tipo de alimentación. Entonces empecé a hacer pruebas en mi casa y sentí especial fascinación por los productos tipo quesos hechos a base de semillas.

Esta etapa de experimentación duró dos años y fue tan largo el proceso porque la elaboración de cada uno de estos quesos me llevaba veinte días aproximadamente. Con el paso de los meses había hecho pruebas con diferentes sabores y consultado la mayoría de información disponible sobre el tema en internet. Consumíamos los quesos en casa y poco a poco las recetas fueron tomando forma. En el 2017 sentí fuerza, una intuición, una energía indetenible, que me llevó a formalizar esta pasión y ese fue el nacimiento oficial de Férico. Actualmente hay cinco recetas de quesos vegetales: pimentón ahumado, pimienta y curry, provenzal, tradicional y el adicionado de coco fermentado.

¿Por qué llamar a una empresa de Quesos Vegetales "Férico" y cuál es la importancia de la palabra "Compañía"?

Teniendo las recetas armadas y algunos equipamientos comprados, apareció un nombre que había oído años atrás. La palabra original Feerico pertenece a los mundos sutiles, de hadas, duendes, gnomos y elfos. En esta cosmovisión estos seres, al tener energía más liviana, tienes una alimentación más sutil. Además existía una similitud fonética con mi nombre Federico. El nombre Férico quiere mostrar un producto natural, liviano y sutil, pero a la vez un proyecto personal, que fue creado desde la magia, la intuición y la dedicación.

Respecto a la denominación "Compañía" de quesos vegetales, desde chico tuve una atracción hacia las empresas que usaban este nombre y cuando investigué a fondo la palabra me di cuenta de que significa hacer las cosas juntos, acompañados, en sinergia.

En Férico trabajamos para dar ofrecer y dar a conocer los beneficios de la alimentación saludable y fisiológica

¿Por qué son importantes los fermentados y cómo están presentes en los quesos vegetales de Férico?

Los fermentos fueron un descubrimiento para nosotros. En un principio pensamos que eran importantes, pero nuestro principal interés era el producto: los quesos. Sin embargo, a medida que estudiábamos sobre fermentos nos dimos cuenta de que era un factor diferenciador de Férico. Los fermentos aportan al cuerpo tantos beneficios que son casi vitales para nuestra alimentación. Históricamente, todos los pueblos tenían sus recetas fermentados y han sido la base para la alimentación de los pueblos originarios. En Férico utilizamos el kéfir como el elemento activador de esta fermentación. El kéfir, con todas sus bacterias y levaduras benéficas, transforma el alimento para otorgarle un nuevo sabor y un nuevo estado. El fermento enriquece el gusto y las propiedades de los quesos vegetales.

Foto: Mariano Moyano

¿Cuáles son las diferencias entre los quesos vegetales de Férico y otros productos similares?

Más que diferencias yo las llamaría "cualidades". Es un producto novedoso. Si bien existen marcas similares en Argentina y cada uno está haciendo su camino, creo que los quesos de Férico son productos novedosos en el país y los primeros en Mendoza.

Están pensados para ofrecer la mayor cantidad de cualidades nutricionales, para ayudar en la nutrición de los consumidores. Es decir, se trata de un producto vivo, que no ha sido cocido; por ende, no se han perdido sus nutrientes. Al activarse las semillas de girasol hemos despertado su ADN. Además es un producto fermentado.

Desde el punto de vista de la conciencia, Férico es una iniciativa que busca abrir espacios en el mundo empresarial a emprendimientos que integren la alimentación consciente, la responsabilidad social y el cuidado ambiental. El sueño de Férico es aportar un granito de conciencia, desde el lugar de una buena alimentación.

Hoy en Férico trabajamos para ofrecer y dar a conocer los beneficios de la alimentación saludable y fisiológica; para elaborar productos que consideren la ecología y la sustentabilidad, y para asumir una responsabilidad y transparencia con quienes trabajan con nosotros, nuestros clientes y la sociedad.

Información de contacto:

Facebook: Ferico Quesos Instagram: @fericoquesos 

Email: [email protected]

Temas
  • Férico
  • Federico Príncipi
  • Carla Campoy
  • quesos vegetales
  • alimentación viva
  • nutrición
  • cambiar
  • Estar mejor