volver a

Descubrí quiénes sueñan la Nueva Mendoza

Un grupo de innovadores se dio cita para hablar de Nuevas Economías y mostrar ideas para transformar la Provincia. Los convocó Mendoza+B, una iniciativa que busca integrar talentos y sectores para crear el lugar donde nos gustaría vivir.
Avatar del

Ishwara

1/6
Cortesía: Dir. Innovación y Mendoza+B

Cortesía: Dir. Innovación y Mendoza+B

Descubrí quiénes sueñan la Nueva Mendoza

Descubrí quiénes sueñan la Nueva Mendoza

Descubrí quiénes sueñan la Nueva Mendoza

Descubrí quiénes sueñan la Nueva Mendoza

Descubrí quiénes sueñan la Nueva Mendoza

Descubrí quiénes sueñan la Nueva Mendoza

Descubrí quiénes sueñan la Nueva Mendoza

Descubrí quiénes sueñan la Nueva Mendoza

Descubrí quiénes sueñan la Nueva Mendoza

Descubrí quiénes sueñan la Nueva Mendoza

El encuentro fue en un espacio diferente a los salones de hoteles y centros de convenciones. Algunos de los oradores eran invitados también de la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pero al llegar al lugar los vínculos fueron más cercanos y las conversaciones sonaron distintas. La cita fue el viernes 23 y la convocatoria era para escuchar al conferencista brasileño Tomás de Lara, emprendedor social y co-líder de Sistema B Brasil, quien hablaría de Nuevas Economías.

Llegamos a Campus Olegario, un espacio de coworking en la Quinta Sección, con oficinas abiertas, salas de reuniones transparentes, una máquina de videojuegos de Star Wars réplica de los años noventa y hasta un perro negro con collar de colores que saludó a los asistentes. La diversidad de los invitados, el escenario amplio y luminoso y una camaradería inusual fueron el preámbulo de una crónica sobre nuevas formas de hacer negocios y acerca de la valentía de imaginar el futuro.

 Mendoza+B se inspira en el Movimiento B, que busca una economía donde el éxito se mida por el bienestar de las personas, las sociedades y la naturaleza


Mendoza+B, por una comunidad de cambio

El encuentro comenzó con la introducción de Mendoza+B, con un video y la intervención de su Coordinadora en Mendoza, Manuela Imas Anania. Esta iniciativa fue lanzada en noviembre del año pasado y sigue los pasos de grandes ciudades como Río y Santiago de Chile. La propuesta consiste en una novedosa sinergia entre la comunidad de empresas mendocinas certificadas como Empresas B, la Fundación Sistema B y la Dirección de Innovación y Desarrollo Sostenible de la Provincia, unidad que se encuentra adscrita al Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía de la Provincia. 

Mendoza+B se inspira en el Movimiento B, que busca trabajar por "una economía donde el éxito se mida por el bienestar de las personas, de las sociedades y la naturaleza". En el marco de esta propuesta existen a la fecha 2457 empresas B en el mundo, 355 en América Latina, 70 en Argentina y 3 ciudades B. En Mendoza, existen ocho empresas que cuentan con el sello Sistema B: Xinca, Reciclarg, Energe, La Marchigiana, Sílice, Dolium, Otaviano y Quinto Impacto.

Manuela Imas con los oradores de Nuevas Economías. Cortesía: Mendoza+B

Mendoza+B busca sumar la Provincia al selecto grupo de ciudades, con una apuesta que pretende integrar distintos sectores de la sociedad, para crear recursos y capacidades que entre todos construyan una comunidad de cambio e innovación, que mejore la capacidad de crear valor social, ambiental y económico. Así mismo y siguiendo el espíritu de las empresas del Sistema B, Mendoza+B busca instar a las organizaciones a conocer y gestionar "el impacto socio-ambiental que generan, motivadas con hacer las cosas mejor para ellos y para el mundo, de manera colaborativa con otros actores". Existen cuatro adjetivos que buscan inspirar en la Provincia: "Próspera, Sustentable, Resiliente e Inclusiva".


Mendoza y sus pequeños-grandes pasos de integración

El encuentro continuó con la intervención de Guillermo Navarro, Director de Innovación y Desarrollo Sostenible, uno de los responsables de la implementación de Mendoza+B. De forma relajada y cercada, diferente a las usuales presentaciones de los funcionarios, comenzó explicando que la intención profunda de su Dirección era "Hacer que las cosas pasen".

Guillermo Navarro. Cortesía: Dir. de Innovación 

En su intervención aprovechó la oportunidad para narrar cómo fue el trabajo con el BID, meses previos a la Asamblea, y de qué forma se buscó aplicar los principios de "integración e inclusión" en diversos ámbitos, como la distribución de recursos del BID a emprendedores y la contratación de la alimentación del encuentro. 

Trajo a colación la forma como una Radio beneficiaria de ayudas del BID fue inspirada a compartir parte de la donación y además transfirió conocimiento a una orquesta de niños con capacidades especiales y a una cooperativa de recuperadores urbanos. También señaló la excepcional alianza entre un reconocido proveedor de alimentos y comunidades de mujeres en condiciones de vulnerabilidad, para juntos aprender y crear algunos de las comidas ofrecidas a los invitados a la Asamblea del BID.

El profesional destacó en estas dos historias y otras experiencias la voluntad de integrar sectores; propiciar soluciones creativas a los desafíos locales, y pensar las acciones públicas y empresariales desde una mirada de cuidado social y ambiental.

La intervención de Tomás de Lara comenzó recordando que vivimos en la Tierra, es nuestro hogar y tiene ciclos naturales interdependientes


Tomás de Lara y la economía para la Casa Común

La esperada intervención de Tomás de Lara, emprendedor social, conferencista internacional y especialista en economías colaborativas y sustentables, comenzó de manera inusual. Nos pidió tomar un minuto para respirar y prestar atención plena al entorno, nuestra postura y el ritmo respiratorio. Sonó una campana tibetana y de inmediato mencionó cómo esta técnica meditativa (conocida como mindfulness) la había aprendido en los momentos previos a las clases, en el prestigioso instituto de pensamiento Schumacher College de Londres.

El prólogo abrió las mentes para una conferencia magistral. La intervención de Tomás de Lara comenzó recordando que vivimos en la Tierra, es nuestro hogar y tiene ciclos naturales interdependientes. Continuó señalando cómo el prefijo eco (oikos, hogar) es común a las palabras economía y ecología. Planteó la necesidad de comenzar a pensar una Nueva Economía, que piense estas dos ciencias unidas de forma consciente y conciba el adecuado uso de las energías, los recursos y la vida en este Hogar que compartimos. Luego de mostrar los desafíos ambientales, evidenciado en los límites planetarios, habló de una Economía Regenerativa y Distributiva, y anotó cómo este tema hizo parte de las discusiones de la reciente cita económica mundial en Davos.

Tomás de Lara, archivo particular

La segunda parte de la conferencia estuvo dedicada a experiencias de las empresas del Sistema B, que busca ampliar la visión de los negocios y verlos como agentes de transformación. Estas empresas tienen ánimo de lucro, pero a ello deciden sumarle buenas prácticas sociales y ambientales. De esta experiencia con empresas surge la intención de convocar otros sectores para aplicar la voluntad y creatividad de transformación a las ciudades. En este punto, Tomás de Lara trajo a colación una frase del discurso final de Ban Ki Moon como Secretario de las Naciones Unidas: "Nuestra lucha por la sustentabilidad global será ganada o vencida en las ciudades".

Para concluir, el emprendedor nos invitó a ubicar en el centro de nuestras iniciativas el propósito; a tomar consciencia de los impactos sociales y ambientales de los negocios, y a reconocer que mejores negocios crean mejores ciudades. La frase de despedida fue una cita del escritor norteamericano Alvin Toffler: "Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer ni escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender".


Epílogo: Tres experiencias sobre cómo cambiar

El cierre del encuentro tuvo la presentación de tres innovadores. El primero fue el mendocino Alexis Atem, cofundador de Energe, empresa dedicada a la energía solar. El joven emprendedor expuso su proceso de crecimiento, transformación tecnológica, responsabilidad ambiental y experiencia como empresa certificada por el Sistema B.

La segunda invitada fue la comunicadora peruana Maite Cigarán, representante de la consultora Libélula. Ella presentó el trabajo de esta organización, que ofrece un servicio integral para ayudarle a las empresas a incorporar la sostenibilidad ambiental y el cambio climático. 

Finalmente, como sorpresa especial del encuentro, intervino Sebastián Gil Miranda, multipremiado fotógrafo y fundador de Photographers for Change. En su presentación contó su transformación de fotógrafo documental a un ser humano comprometido que usa la fotografía como herramienta de cambio social.

Sebastián Gil Cortesía: Mendoza+B

Acompañando la presentación con impresionantes imágenes, Gil Miranda narró la forma como inspiró niños de un campo de refugiados en Grecia a tomar fotos sobre aspectos bellos, con lo cual amplió el campo de positividad de los pequeños. Así mismo, habló del Proyecto Florece, una experiencia de fotografía con niños del barrio Isla Maciel en Buenos Aires, ubicado a la vera del contaminado Riachuelo. Allí convirtió el caudal de podredumbre y desechos industriales en una exposición a cielo abierto de enormes fotos de flores tomadas por los niños de la comunidad, sostenidas con estructuras de madera alumbradas con linternas solares. Con estas experiencias, el fotógrafo ilustró la forma como el arte en integración con las comunidades tiene la capacidad de "cambiar el foco" y, con ello, transformar la percepción de las realidades.

El encuentro "Nuevas Economías" reveló acciones de integración que están cambiando las maneras de hacer negocios en la Provincia, presentó un necesario cambio de mirada de las organizaciones para hacer frente a los desafíos del planeta y mostró un diálogo de Mendoza con el mundo. Esta fue la oportunidad para sentir una Mendoza innovadora en marcha, que viene floreciendo en consciencia, responsabilidad y transformación.

Temas
  • Mendoza+B
  • Sistema B
  • Dirección de Innovación
  • nuevas economías
  • Tomás de Lara
  • integración
  • ciudad
  • sostenibilidad
  • resiliencia
  • vivir
  • Ishwara