volver a

"Cuando entran los Payamédicos, entra la luz": Doctor Pellucchi

José Pellucchi, creador de los Payamédicos e intérprete del payaso Verdín Vaporín, habla sobre sus orígenes y el poder terapéutico del arte.
Avatar del

Estar mejor

1/6
Fuente: Payamédicos, cortesía Doctor Pellucchi

Fuente: Payamédicos, cortesía Doctor Pellucchi

"Cuando entran los Payamédicos, entra la luz": Doctor Pellucchi

"Cuando entran los Payamédicos, entra la luz": Doctor Pellucchi

"Cuando entran los Payamédicos, entra la luz": Doctor Pellucchi

"Cuando entran los Payamédicos, entra la luz": Doctor Pellucchi

"Cuando entran los Payamédicos, entra la luz": Doctor Pellucchi

"Cuando entran los Payamédicos, entra la luz": Doctor Pellucchi

"Cuando entran los Payamédicos, entra la luz": Doctor Pellucchi

"Cuando entran los Payamédicos, entra la luz": Doctor Pellucchi

"Cuando entran los Payamédicos, entra la luz": Doctor Pellucchi

"Cuando entran los Payamédicos, entra la luz": Doctor Pellucchi

Cuando terminaba su turno en la sala de Terapia Intensiva, el doctor José Pellucchi vestía el traje de los personajes que interpretaba en el teatro y actuaba en frente de sus pacientes. El cambio de ropas, roles y lenguajes comenzó a tener un efecto positivo en la salud de los pacientes. Este acto solitario fue secundado por colegas y, poco a poco, las técnicas del payaso teatral se incorporaron a la rutina.

>

En 2002, este ecografista, especialista en terapia intensiva y psiquiatra creó la ONG sin ánimo de lucro Payamédicos, que realiza "intervenciones escénico-terapéuticas". Hoy existen más de seis mil personas graduadas de la formación, la organización cuenta con ciento veinte formadores, diez de ellos especialistas en psicología o psiquiatría, y busca profesionalizar la Payamedicina

Foto: Doctor Pellucchi, archivo particular

Estar mejor: ¿Dónde nace ese vínculo entre la ciencia, el arte y la solidaridad?

Doctor Pellucchi: Desde chico era solidario, llevaba las bolsas a las personas mayores o ayudaba a cruzar la calle a los ciegos. También era conocido por agarrar sapos y cortarlos al medio, previa anestesia. Siempre fui apasionado por el conocimiento. También me gustaba el arte, mis padres me enviaban a escuelas de arte donde hacía plástica, expresión corporal y música. 

¿Cómo llega a la medicina?

Cuando me recibí de la escuela, me inscribí primero en biología e hice dos años de esa carrera. Vi la película Tiburón, me identifiqué con el oceanógrafo y quería ser biólogo marino. Después, una novia me llevó a investigar el comportamiento sexual de los peces eléctricos. Durante esta experiencia pensé en estudiar el comportamiento del hombre. Entonces decidí estudiar medicina, para luego especializarme en psiquiatría. Sin embargo, cuando me recibí de médico mi primer trabajo fue en terapia intensiva y después en diagnóstico por imágenes, solo después comencé psiquiatría.

Foto: Doctor Pellucchi como Verdín Vaporín, archivo particular

¿Cómo surgió la experiencia de Payamédicos?

Tenía formación en bellas artes e hice teatro por muchos años. Desde el comienzo de mi ejercicio profesional quise juntar medicina con arte. Fundé los Rivas en el Hospital Rivadavia, éramos un grupo de médicos que hacíamos prevención de la salud a través del teatro. Tiempo después, mientras hacía un espectáculo como actor en San Martín, comencé a probar escenas en la terapia intensiva donde trabajaba. Después de terminar mi guardia, me ponía el vestuario y hacía escenas para los pacientes. Lo que al principio fue una intención de llevar el teatro a diversos lugares comenzó a percibirse como una actividad con efectos terapéuticos. Pude ver cómo bajaba la frecuencia cardíaca de los pacientes, disminuía la presión, requerían menos sedantes, entre otros beneficios. A partir de esta experiencia, comencé a llamar a otros colegas y a formarlos en esta técnica. Así se formó Payamédicos.

El payaso llega y puede expresarse, porque ve al paciente como un par

¿Qué similitudes y diferencias existen entre el trabajo de Payamédicos y la línea de trabajo creada por el doctor Patch Adams?

Respeto mucho a Patch Adams, incluso él me confió su primera visita a Argentina y fui el organizador. Considero que nosotros tenemos toda una línea teórica y ontológica. Patch Adams afirma que cualquier persona dispuesta a dar amor es útil y genera un efecto terapéutico.

En nuestro caso damos un mayor énfasis al entrenamiento. Buscamos formar agentes de salud mental, con el formato de un payaso. Hay un formación en distintos ámbitos de la medicina para cuidar a los pacientes. Además hay una preparación actoral, porque queremos que los payasos tengan un buen nivel artístico.

Se consideren adicionalmente aspectos como el color. Cuando entran los Payamédicos, entra la luz. Porque el color es luz. Si no existiera la luz todo sería oscuridad. Los colores producen más rebote lumínico y son más terapéuticos. Aprendemos en nuestro entrenamiento que colores tienen una carga simbólica. Por ejemplo, el negro es el color del luto, y violeta se emplea en las coronas. Por eso, nuestra paleta cromática es naranja, cian, amarillo, verde, fucsia, rosa o celeste.

Fuente: Cortesía Doctor Pellucchi, archivo particular

¿Por qué son útiles las técnicas del payaso teatral para un Payamédico?

El Payamédico aprende algunas de las técnicas del payaso, no todas. Por ejemplo, el payaso teatral mira al público, se conecta con el espectador y este aspecto es esencial para nosotros pues buscamos el contacto con la persona internada. Así mismo, el payaso teatral genera una identificación con el público por la vulnerabilidad, no es un personaje del cual uno se burla, como en la comedia. Es vulnerable y está al nivel de todos, esto lo diferencia del médico. El médico llega al paciente y tiene como "un temor". En cambio, el payaso llega y puede expresarse, porque ve al paciente como un par. Por último, tiene un humor basado en lo simple e inocente, no tiene doble sentido ni segunda intención.

Fuente: Cortesía Doctor Pellucchi, Payamédicos

¿Cuál es la actualidad de los Payamédicos y cuál es la visión?

Contamos con 120 formadores en Argentina y una formadora en Chile. De este número solo diez tienen una especialidad en Payamedicina, pues cuentan con formación en psicología o psiquiatría. Estamos cerca de comenzar a formar Payamédicos en Paraguay, Uruguay, Brasil, desde donde hemos recibido invitaciones. Hoy más de seis mil personas en Argentina han recibido el entrenamiento.

¿Existe alguna remuneración para los Payamédicos y cómo se sostiene económicamente la organización?

Por ahora es algo que hacemos en forma voluntaria. En el 2015, surgió un proyecto de ley que planteó pagarles a los Payamédicos y en algunas provincias se promulgó. Pero todavía está en período de reglamentación. Esta decisión será beneficiosa, porque va a implicar que Payamédicos pueda convertirse en una carrera profesional. Hoy tenemos convenios con la UBA, la Universidad de Nueva York, la Siglo XXI, la Universidad Maza de Mendoza, la Universidad Avellaneda y la UTN. Ahora la formación es un taller que dura tres meses, una vez por semana; un curso que dura dos meses, una vez por semana, y después la práctica hospitalaria. En cambio, cuando sea una carrera vamos a exigir más y se extenderá el tiempo de cursado. Seguro muchos van a optar por seguir haciendo una tarea solidaria y otros van a ser Payamédicos profesionales.


Para conocer más visitá: 

Payamédicos 

En Facebook: www.facebook.com/Payamedicos.Sitio.Oficial 

En Mendoza: https://www.facebook.com/lospayamedicos.mendoza/

Temas
  • Payamédicos
  • Doctor Pellucchi
  • cambiar
  • medicina
  • salud mental