Julio Iglesias: su momento más romántico en el escenario

Julio Iglesias: su momento más romántico en el escenario

¡Él es el eterno romántico! Julio Iglesias vivió uno de sus mejores momentos en pleno show dedicado a su esposa Miranda.

MDZ Espectáculos

Si de algo sabe Julio Iglesias es de cantar sobre el amor y el encanto que tienen sus composiciones sobre las mujeres.

Una de las canciones que fue y quedará como su momento más romántico en el escenario es "Ni Te Tengo Ni Te Olvido". Esa canción es el ejemplo perfecto.

No caben dudas de que es el cantante español más romántico de todos. Con esta dulce y tierna canción enloqueció a más de uno de sus seguidores y fanáticos. El video habla por sí solo y estremece en cada letra.

Sin embargo, su momento más romántico en el escenario fue otro.

Cuando sube una fan al escenario a su lado, todo se paraliza. Pero, cuando el cantante le demostró su amor a Miranda en mitad de un concierto acompañando con la frase 'Es lo que más he querido en mi vida' fue sublime.

Cabe destacar que siempre se entregó a su propio estilo e inspiración en el escenario. Esa impronta tan suya donde sus románticas canciones como “Caruso” o “El amor” y el fraseo de su voz bastan.

Desde muy joven dio rienda suelta a anécdotas y divertidos comentarios que siempre fueron muy bien recibidos por su público con risas de complicidad.

"Me preguntan tantas veces qué es lo que más le gusta a un artista. Lo que más nos gusta es volver. Estar en Miami es para mí un privilegio, lo es que me sigan queriendo", dijo el cantante español.

En esta oportunidad, Julio Iglesias tuvo su momento más romántico en el escenario con emotivas palabras de cariño hacia su mujer, Miranda.

En medio del concierto le dedicó la canción “Ne me quitte pas” del cantautor francés Jacques Brel. Y dijo: "el más grande poeta de la historia de la música pop".

Agregando: "Después de ustedes lo que más he querido en mi vida es a mi mujer. Se ha convertido en un viento maravilloso y por eso le quiero dedicar esta canción".

Así de emotivo fue ese momento donde el cantante recibió interminables aplausos y comentarios muy emocionados entre el público presente.

Ese día Julio Iglesias vivió su momento más romántico en el escenario.

Brilló en medio de un despliegue de luces, efectos de imágenes sobre el fondo acompañando cada canción con un sonido impecable.

En la anécdota, Julio Iglesias tuvo que volver al escenario ante tantos aplausos interminables y los gritos que se repetían "¡otra, otra! Y "¡Julio no te vayas!".

Con una energía admirable, ese fue un gran día para el cantante español.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?