Por qué Emily Ratajkowski, una de las mujeres más lindas del mundo, es víctima de bullying en su círculo

Por qué Emily Ratajkowski, una de las mujeres más lindas del mundo, es víctima de bullying en su círculo

La top model saltó a denunciar una problemática que se relaciona con las recriminaciones por su cuerpo.

MDZ Espectáculos

MDZ Espectáculos

La idiosincrasia de las redes sociales y principalmente sus aspectos más negativos salpican a todos los usuarios, incluso hasta la enorme top model, e influencer, Emily Ratajkowski. Una de las mujeres más bellas, admiradas e inspiradoras del planeta también padece de las críticas despiadadas.

Aunque cueste creerlo, la modelo se animó a relatar el sufrimiento que atraviesa en el universo de las plataformas digitales, ese espacio en que los internautas pueden comportarse de un modo hiriente y emitir opiniones sobre el cuerpo sin medir las consecuencias.

Emily recopila casi 29 millones de followers en Instagram, donde construye un puente con sus fanáticos, y el público en general, para compartir experiencias de su vida personal, sobre todo lo que se vincula con su reciente maternidad, además de actividades divertidas.

Llamativamente, muchos individuos focalizaron en la fisonomía de Ratajkowski y su increíble capacidad de lucir espléndida tras convertirse en madre. A partir de algunos posteos, en los que brilla con su cintura y sus abdominales, los usuarios le lanzaron recriminaciones muy ofensivas.

Resulta que a comienzos de noviembre, la modelo asistió a un evento del consejo de diseñadores de moda de Estados Unidos. En la típica acción de transitar por la alfombra roja, Emily posó para las cámaras, una situación cotidiana y normal para ella.

No obstante, algo pasó en sus redes sociales, ya que Ratajkowski confesó lo que padeció: “Casi no publiqué esto porque sabía la controversia que provocaría, pero ¡es mi cuerpo y no voy a sentir vergüenza! ¡Dios los bendiga!“.

Con esa frase, la influencer y empresaria de moda dejó en claro que suele recibir críticas de miles de personas por su apariencia. Una conducta que no debería existir y que es menester profundizar en el debate para erradicar esa tendencia a opinar sobre el cuerpo de los demás.

Como si fuese poco, Emily se arrepintió de esas palabras, probablemente por comprender el efecto rebote que generaría y las borró. A cambio mantuvo unas líneas de agradecimiento. Pero ese tiempo que estuvo online alcanzó para recepcionar muestras de apoyo y también cientos de reproches de personas que la volvieron a juzgar.

En torno a lo que acontece sobre el bullying, Ratajkowski declaró en una entrevista con el famoso animador Howard Stern “Escucha, mi cuerpo es diferente. Todavía tengo un poco de piel extra. Mi cuerpo estaba cambiando y no solo estaba mi vida, sino la vida de este pequeño bebé en camino. Publiqué un video en pijama que mi empresa acababa de lanzar… Una mujer estaba tan enojada…”.

Este tipo de prácticas de juzgar, analizar, vilipendiar al otro se constituye en un flagelo de la modernidad. Increíblemente los haters no se detienen ni siquiera ante la figura de una mujer de la magnitud de Emily Ratajkowski, a quien también le afectan estos comentarios.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?