8 reglas básicas de las ventas en retail

Para conquistar a los clientes en un mercado tan competitivo debés ofrecer un excelente servicio y experiencia de compra.

MDZol Comercial

Los retailers enfrentan alta competencia para obtener clientes que no están dispuestos a tolerar un mal servicio o estrategias deficientes de marketing. Los buenos retailers buscan formas de ir más allá de las expectativas de los consumidores para ofrecer una experiencia excepcional que genere lealtad y referencias.

Sobre todo en estas fechas es importante que tomés en cuenta estos 8 ¨mandamientos¨ para vender más:

1. No debés creer que alguien “sólo está viendo”

Un consumidor puede “sólo ver” en sus tablets, smartphones y computadoras. Librate de esta idea y responde con: “90 por ciento de las personas que entran a mi local inician viendo. Pero, ¿por qué vinieron a visitarte hoy?”. Muéstrales especiales, novedades y otras opciones.

2. Nunca debés ignorar a un cliente

Vienen para comprarte. No hagás que ‘cacen’ a un vendedor. Es mejor llenar a un cliente con ofertas que ignorarlo. Parece bastante básico, ¿pero cuántas veces has visto a varios vendedores congregarse en la caja registradora a platicar sin que nadie te atienda? Esto debe ser impensable en tu local.

3. Debés vender agresivamente

En estos tiempos altamente competitivos es esencial que establezcás metas mayores de ventas. Vender más allá de lo esperado requiere compromiso para vender agresivamente a cada cliente y sacar el máximo provecho de cada oportunidad. Empieza con un equipo que tenga la capacidad de cumplir esos objetivos; después dales las herramientas para que lo hagan.

4. Nunca debés hacer esperar a un cliente

Cuando los clientes esperan se agitan, cansan y sienten inseguros. Ningún cliente debe esperar por nada. Si tu sistema de pagos no es eficiente, ponés toda la venta en riesgo. Asegurate que tu proceso de ventas es rápido, amigable y fácil.

5. Debes tratar a todo cliente como si fuera a gastar dinero

No califiqués la capacidad de un cliente de realizar una compra. Tratá a todo el que entre a tu local como si tuviera dinero para gastar, sin importar qué diga o cómo actúe.

6. Debés saludar a todos los clientes en la entrada

Elegí a una persona que haga sentir bienvenidos a los clientes y los dirija a lo que están buscando: “Gracias por venir. ¿En qué puedo ayudarle?”.

7. Debés buscar una segunda venta

Toda compra de un producto crea una oportunidad para otra venta. Esperá a que el cliente elija el primer producto, después ofrecé otros que pudieran complementarlo. “Tenemos unos guantes que van perfecto con ese abrigo. Déjeme mostrárselos”. Las personas están más abiertas a comprar para justificar la primera adquisición. La saturación de producto no sólo aumenta las ganancias, también la lealtad del cliente.

8. Debes ayudar al cliente a ampliar su presupuesto

Nunca le creás a un cliente cuando te dice que no puede pagar algo. Puede y pagará más allá de su presupuesto si lo hacés correctamente. Reconoce la idea del presupuesto limitado, pero seguí mostrándole tus productos o servicios por un mayor valor.

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/266471

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?