Qué productos se compran menos por la crisis y cuáles crecieron en ventas

Qué productos se compran menos por la crisis y cuáles crecieron en ventas

La crisis económica modificó en el último tiempo los hábitos de compra de los argentinos. Por el aumento incesante de precios, la gente no solo se comporta de manera más selectiva sino también restrictiva a la hora de ir al supermercado.

En base a una consulta a los consumidores realizada por MDZ, los productos que los mendocinos han decidido dejar de comprar por la imposibilidad de pagarlos son variados, pero se destaca la tendencia en la caída del consumo de productos lácteos.

La mayoría de las personas consultadas señalaron que dejaron de comprar yogures, queso untable, queso de rallar y todo tipo de productos lácteos. Se destaca la tendencia a dejar de consumir pastas frescas, productos de panadería frescos, postres y galletas dulces de primeras marcas.

También fueron muchos los consultados que afirmaron dejar de comprar carnes rojas y todo tipo de fiambres porque les resulta imposible pagar por esos productos. La mayoría de las personas encuestadas señalan que han optado por cambiar primeras marcas por otras más económicas en casi todos los productos de la canasta y algunos comentaron que ya no compran en supermercados y que solo adquieren lo mínimo indispensable en almacenes de barrio.

Respecto a los productos de limpieza y aseo personal, muchos de los consultados señalaron que cambiaron papel higiénico de calidad por segundas marcas y que algunos productos, como los preservativos, los encuentran más económicos en kioscos.

Detrás de la retracción del consumo masivo, también existen algunas categorías de productos cuyos volúmenes de venta no solo no caen sino que registran hasta algún tipo de crecimiento. También hay artículos de la canasta que se mantienen estables porque ofician de "sustitutos" de productos de mayor precio. En el primero de los casos se alistan las cervezas. Se trata prácticamente de la única categoría que crece en ventas.

La razón del insólito comportamiento de los consumidores frente a un producto que no es esencial para la alimentación se entiende por la gran variedad de productos y precios que tiene la categoría: hay cervezas de precios bajos y premium para todos los niveles socioeconómicos.

Además de las bebidas con alcohol, hay otros productos en los supermercados y almacenes que vienen resistiendo la caída generalizada de las ventas. En los niveles socioeconómicos más bajos, aún en el contexto de un menor consumo en general, las galletitas dulces secas mantienen ciertos niveles de ventas porque actúan como sustitutos de meriendas o comidas.

Algo similar ocurre con los alimentos perecederos como el café y los congelados, donde se registra una mayor propensión de los consumidores a comprar las marcas más económicas.

Encuesta

¿Cambiaste tus hábitos de compra por la crisis económica?

¿Querés recibir notificaciones de alertas?