Depresión posparto: Nos puede pasar y hay que vivirlo sin culpa

El hecho de ser madre generalmente entusiasma a las mujeres que eligen atravesar un embarazo, ya que se trata de una nueva vida que se suma a la familia. Poco se habla de una situación que puede sucederle a cualquier mamá y que si se calla es peor.

REDACCIÓN MDZ

depresion-posparto

Depresión posparto

La depresión posparto es una patología que sufre una de cada veinte madres y se trata de un trastorno del estado de ánimo que puede afectar a las mujeres después de dar a luz. Las madres que padecen depresión posparto tienen sentimientos de extrema tristeza, ansiedad y cansancio que les dificultan realizar las actividades diarias del cuidado de sí mismas y de otras personas.

Pero no se suele hablar de esta problemática y eso estigmatiza a las madres que atraviesan una situación así. Por eso es importante desmitificar la depresión posparto y hablar de ello. Para eso entrevistamos a la licenciada en Psicología Noelia Grunblatt (Directora del Centro Blatt de Atención Psicológica Integral en Enfermedades Crónicas y Duelos). Aquí todo lo que hay que saber sobre este trastorno que hay que atravesar sin culpa:

¿Cuáles son los motivos por los que una mujer puede sufrir depresión posparto?

Los motivos pueden ser múltiples, no tiene una sola causa. Puede ser consecuencia de factores físicos y emocionales. Después del parto los niveles de hormonas pueden producir alteraciones químicas en el cerebro y facilitar un cambio en el estado de ánimo. Si bien el descenso en los niveles hormonales puede ser un desencadenante clave de los síntomas de la depresión posparto, no es el único. Además influyen muchos otros factores como el no poder descansar; la falta constante de sueño puede generar agotamiento, que puede propiciar los síntomas de depresión.

¿Existen factores previos que puedan dar pistas de que una mujer sufrirá depresión posparto?

Hay algunos factores que pueden predisponer a padecerla, como por ejemplo haber tenido síntomas de depresión después de un embarazo anterior, complicaciones médicas durante el parto, parto prematuro o que el bebé nazca con problemas médicos. También la falta de apoyo emocional por parte del entorno, antecedentes de abuso de sustancias, vivir una situación traumática durante el embarazo (o en los días subsiguientes al parto) como la muerte de un ser querido o el diagnóstico de una enfermedad, entre otros factores. Pero es importante aclarar que haber pasado por alguna de éstas situaciones no implica que padeceremos depresión posparto, simplemente son factores a tener en cuenta.

¿Cuáles son los síntomas?

• Padecer dolores o molestias somáticas (físicas)

• Comer demasiado o muy poco

• Dormir en exceso o no poder dormir (aun cuando el bebé duerme)

• Aislarse del entorno social.

• Dificultad para generar un vínculo emocional con su bebé

• Dudar constantemente de su capacidad como mamá.

• Pensar en hacerse daño a sí misma o a su bebé.

• Sentirse triste y desesperanzada.

• Llorar más frecuentemente de lo normal o sin motivo aparente.

• Preocuparse o sentirse excesivamente ansiosa.

• Sentirse irritable o inquieta. Sentir furia o enojo.

• Tener problemas para concentrarse y tomar decisiones.

• Perder el interés en las actividades que antes le producían placer.

¿Cómo se puede ayudar a una mujer con este cuadro?

Los sentimientos de tristeza y ansiedad pueden ser extremos e incluso pueden afectar la capacidad de cuidarse a sí misma o a su familia. Los familiares y amigos pueden colaborar de distintas maneras: pueden sugerirle y alentarla para que pida acompañamiento profesional, ofrecerle apoyo emocional y ayudarla con las tareas diarias como cuidar del bebé, de los otros niños, si los tuviera, o simplemente con las tareas del hogar que pueden resultarle muy abrumadoras en este momento.

¿Qué tipo de terapias son recomendables para superar éste problema?

Existen tratamientos eficaces para la depresión posparto, como por ejemplo la Psicoterapia que puede ser de gran ayuda al construir un espacio terapéutico a la medida de su necesidad, acompañada y guiada por un profesional de la salud mental. En el caso de la Psiquiatría: los antidepresivos pueden actuar en la regulación del estado de ánimo en la Depresión posparto. Éstos deben ser indicados por un médico psiquiatra en interconsulta con el pediatra, teniendo en cuenta los riesgos que estos medicamentos pueden implicar para su bebé en el caso de estar amamantando.

Pueden tener resultados más eficaces si se combinan el tratamiento psicológico con el psiquiátrico.

¿Qué cuidados se deben tener en cuenta respecto al bebé y a la mamá una vez diagnosticada la depresión?

Hay que tener en cuenta que la Depresión posparto puede complicarse por el hecho de que se espera que la mujer viva la maternidad con entusiasmo, alegría e ilusión. En consecuencia muchas madres con trastornos del estado de ánimo posparto sienten culpa ante sus emociones y la imposibilidad de hablar de sus sentimientos. Por eso una de las formas de cuidarlas o ayudar en su recuperación puede ser el crear un espacio donde se le facilite hablar abiertamente de sus sentimientos sin sentirse juzgadas.

¿Cuánto tiempo puede durar éste cuadro?

La duración de la Depresión posparto es variable. Depende de muchos factores y sobre todo de si se hace o no se hace tratamiento. Sin tratamiento puede durar varios años e inclusive cronificarse.

¿Puede volver a aparecer con el tiempo?

Sí. Puede volver a aparecer luego de otro embarazo. Justamente el haber padecido Depresión posparto es un factor de riesgo ante otro embarazo.

Los trastornos del estado de ánimo posparto no sólo afectan a las mamás sino también a sus bebés. Las mamás que experimentan depresión posparto son más propensas a irritarse y pueden tener dificultades para formar un vínculo con su bebé. Estas interacciones tempranas pueden tener un impacto a largo plazo en la salud de los bebés.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?