Entrevistas Muchas perlas sobre su vida

Los datos que dejan a George Washington por el suelo: "El torpe militar que tuvo más de 300 esclavos"

"Perdió más batallas que las que ganó" y muchas más refutaciones a su liderazgo.
1/2
Los datos que dejan a George Washington por el suelo: "El torpe militar que tuvo más de 300 esclavos"

Los datos que dejan a George Washington por el suelo: "El torpe militar que tuvo más de 300 esclavos"

Los datos que dejan a George Washington por el suelo: "El torpe militar que tuvo más de 300 esclavos"(www.abc.es)

Los datos que dejan a George Washington por el suelo: "El torpe militar que tuvo más de 300 esclavos" | www.abc.es

 El artículo lo publicó el diario ABC de España con la firma de MAnuel Villatoro, en la sección de Historia. Y desacredita al mayor héroe y "padre fundador" de los Estados Unidos, George Washington pero no por gusto propio ni venganza alguna, sino citando fragmentos de diversos libros y juntándolos en un artículo que lo deja mal parado.

Sostiene allí que a pesar de que fue el único "padre fundador" que liberó a sus siervos en su testamento, también debería ser recordado -tal y como afirma William J. Bennett en "América, la última esperanza"- como uno de "los propietarios de esclavos más conocidos del país". Otro tanto sucede con su inmerecida fama de gran estratega ya que, como desvela la historiadora Susan-Mary Grant en "Historia de los Estados Unidos de América", fue un líder que "perdió más batallas de las que ganó" y con el que los británicos lograron "capturar todas y cada una de las principales ciudades norteamericanas en el transcurso de la Guerra de la Independencia".

El mito de la dentadura

Afirma Villatoro en su artículo de ABC que entre todos los mitos que giran en torno a Washington destaca aquel que afirma que tenía dientes de madera debido a que había perdido los suyos poco después de alcanzar el medio siglo de vida. "Esta leyenda es una mentira a medias ya que, aunque el futuro presidente norteamericano disfrutaba de una penosa salud dental que le obligó portar una dentadura postiza durante la última etapa de su vida, esta no estaba elaborada con madera". Por el contrario, el político contaba con varias prótesis construidas de múltiples materiales. "Y entre ellos destacaban, según un nuevo estudio elaborado por la Universidad de Virginia, marfil, aleaciones de metal y, muy probablemente... ¡dientes de esclavos!", escribió Villatoro.


Problemas dentales

Según explica la "Mount Vernon Ladies' Association", los problemas dentales de Washington comenzaron cuando apenas sumaba 20 años. Por entonces, el futuro presidente de los Estados Unidos empezó a adquirir desesperadamente cepillos y pomadas con el objetivo de evitar la caída de sus dientes. Para su desgracia, todo fue en vano y en 1756 (cuando no contaba ni con 24 primaveras a sus espaldas) los médicos tuvieron que retirarle su primera pieza dental.

Con el tiempo el problema se agravó. De hecho, ya en 1789 tenía que hacer uso de dentaduras postizas parciales para poder comer y sonreír sin avergonzarse.

¿Cuál fue la causa de aquel problema? El autor Isidoro Loi ofrece una posibilidad en su obra "El cuerpo y sus miembros": "El primer presidente de los Estados Unidos tuvo viruela, malaria, gripe y otras enfermedades, que lo obligaron a ingerir grandes dosis de cloruro mercurioso, un remedio que estaba en boga en esos días, pero que destruye los dientes. Padeció también de caries, inflamación de las encías y todas las molestias propias de los tratamientos dentales de la época".

Más allá de las causas, la realidad es que, cuando se convirtió en presidente en 1789, apenas tenía un diente natural. Una "pieza" que, sin embargo, apreciaba con toda su alma. No en vano sus dentaduras contaban con un agujero a través del cual se introducía el único diente sano que le quedaba.

Una nueva investigación de la Universidad de Virginia ha desvelado que al menos una de sus prótesis se fabricó con dientes de esclavos comprados a precios irrisorios. Así lo ha confirmado a "Live Science"Kathryn Gehred, una de las investigadoras a cargo de este estudio. En sus palabras, "George Washington pronunció probablemente su discurso inaugural con dientes que pertenecían a personas que fueron esclavizadas" o, en el mejor de los casos, a gente muy pobre. "Es sombrío", ha añadido a la popular página. Leé este artículo completo desde aquí.