Julieta Navarro

"Si querés, Vendimia te abre la cabeza"

Virreina Nacional de la Vendimia 2008.

Julieta Gisel Navarro hizo realidad su sueño: ser parte de la historia de Vendimia. A casi un año de su elección en el departamento de Las Heras, la Virreina Nacional nos contó intimidades y proyectos. Asimismo, con absoluta sinceridad y esperanza, hizo sus aportes en los temas pendientes de Vendimia.

Con 23 años, la morocha portó la corona, modeló y, actualmente, conduce un programa de televisión. Su belleza y su calidez le han abierto numerosas puertas y esto es sólo el principio. Julieta sabe que siempre lo mejor está por venir, pero lo que le dio este tiempo vendimial será una huella indeleble en su corazón.

En el 2004 conquistó en la Pisada de la Uva –pues Julieta salió Virreina de Las Heras- y, con perseverancia, tomó revancha –tal como ella dijo- en el 2008, cuando conquistó el corazón de todos los mendocinos, especialmente, de los lectores de MDZ que la votaron como su favorita.


- ¿Qué sentiste desde aquel momento que saliste representante de La Cieneguita hasta hoy que sos la Virreina Nacional de la Vendimia?

- Son muchísimas cosas. El 27 de diciembre se cumplió un año desde que salí Reina de La Cieneguita y no lo podía creer. Se lo comentaba a mi mamá y hermanas: no puedo creer que hace un año atrás mi estilo de vida era tan diferente. Todo fue pasando de forma tan natural y lindo… que es lo mejor cuando las cosas llegan de sorpresa. Nunca me imaginé que me iba a pasar todo lo que me ha pasado y lo que me está pasando.

- Además, has sido una virreina poco común. Has modelado, luciendo trajes de noche, y, actualmente, al frente del programa “El Mirador de Cine” (que se emite por Canal 9 Mendoza) y ambas tareas las has emprendido muy bien.

- Al principio me dio un poco de miedo porque no sabía cómo le iba a caer a la gente. La imagen de la Reina y la Virreina está más relacionada con la cultura, ceremonial y protocolo. Pero -también me parece- que es la gente que pide otra cosa a las reinas, quienes están siendo vistas de otras maneras más allá de representar a la provincia en otros lados.

- De todos modos, “El mirador…”es una producción local que apuesta a la producción al esfuerzo del cine mendocino.

- Eso fue una de los puntos que más me gustó. Quizás, si la propuesta venía por otro lado, no daba tanto con mi perfil. Será que me encantó porque tengo mi hermana que estudia Cine y me he ido metiendo cada vez más. Aparte, ver a los participantes que tienen la posibilidad de emitir sus cortos en la tele, para mí, es buenísimo. Entonces, pienso en la suerte que tengo de ser parte de este aporte que hace “El Mirador de Cine”. Y, además, es ponerme en vidriera en cuanto a la conducción.

- Es el sueño de todo joven: trabajar de lo que se está estudiando.

- Es muy emocionante. Al principio, me preocupaba “si no lo hago bien”; pero, en algún momento hay que empezar y después se va mejorando… ¡Imaginate! La primera vez que hago algo con mi carrera y en un programa súper importante. En un momento me dije: “¡¿Qué hago acá?!”

- ¿Cómo te llegó la propuesta?

- En la época de Vendimia, los chicos de la producción estaban buscando conductora nueva y como, generalmente, las reinas están tan expuestas vieron lo que cada una estudiaba. Supieron que la “chica de Las Heras estudiaba Comunicación” y coincidió que estaba allí una amiga que me conocía y pasó mi teléfono. No era seguro porque estaban probando a otras chicas.

- Realmente, sorprendió ver a una soberana vendimial así y, encima, el avance no daba muchas pistas. Despertó intrigas la “Lara Croft mendocina”.

- ¡Sí! (Se ríe). Muchos no me reconocieron porque están acostumbrados a verme de capa y corona. Cuando los chicos me dijeron “bienvenida al equipo de El Mirador” se me despertaron una expectativas gigantes y, sobre todo, que a la gente le gustara y se prendiera. Hasta el momento lo hemos logrado y espero que siga así.

- Y como Virreina, ¿qué has podido concretar respecto de lo que soñaste cuando fuiste electa?

- La Vendimia era el sueño de toda mi vida. Las cosas que me han pasado han sido un regalo. Me ha permitido conocer muchos lugares de la provincia y crecer un montón a nivel personal. Te conectás con ciertas cosas de la vida, de la cultura y de la naturaleza mendocina… Un montón de detalles que, a veces, los jóvenes no le damos importancia.

- ¿A qué lugares te tocó viajar?

- Dos veces a Chile y muchas a Buenos Aires.

- Es muy fácil ser reinas acá, pero en otro lado…

- Te ven con los atributos y piensan: “¿quiénes son estas ridículas?” (risas)… hasta que les explicás qué significa Vendimia. Mi papá, que trabaja en Chile, le cuenta a sus compañeros y le muestra fotos y ellos creen que se trata de un concurso de belleza; pero, él insiste en que es mucho más: las reinas son parte del gobierno y representantes de Mendoza. Si querés, la Vendimia te abre la cabeza. Si quizás no tenés más de dos dedos de frente, te quedás pensando en que sos una diva, que te peinan y maquillan, hacés carita linda, saludás y te vas. Depende de cuán comprometida estás con todo.

- El 8 de marzo te coronaron como Virreina, aunque horas antes los lectores de MDZ te eligieron como su Reina.

- Sí, me acuerdo que le entregué la notebook a una maestra. Recuerdo que teníamos una computadora en el hotel y queríamos saber de la votación, pero ninguna se animaba a meterse. De todos modos, a la noche leía las notas y los comentarios. Como en todo, están los que te querían y los que no.


- Una lección de por vida que te dejó Vendimia.

- La perseverancia para lograr lo que uno quiere.

- Una anécdota del virreinato.

-  Tengo un recuerdo bellísimo: una donación de una cama a una nena con piel de cristal. Supe de su situación por el noticiero y la llamé como Julieta Navarro. Se me pone la piel de gallina cada vez que lo recuerdo. Mi tío me llevó, mi novio y mis hermanas –que juntaron ropa y juguetes- me acompañaron. La casa era muy humilde, se caía a pedazos… Me quedo con la dulzura de Florencia (7), a quien la vestí de reina y jugamos. Al rato, cayeron todas las amiguitas… Todo era emocionante. Fue algo muy personal, que lo viví con mi familia, por lo que no quise avisar a los medios.

- ¿Y algún papelón soberano?

- El día que me recibieron en Las Heras como Virreina, comencé a saludar y agradecí a mis padres, hermanas, tíos, primas y “novios”… No me di cuenta hasta que me miraron todos y comenzaron a reír. Mi novio tenía cara de: “¡Ah bueno! ¿¡Cuántos tenés!?”. Entre risas, expliqué: “Perdón, es que ahora soy Virreina y tengo más”. Al otro día, salió en las apostillas de los diarios. Ese papelón entre muchos… sin contar las excepciones al protocolo: vas a comer y no sabés si se te ha metido algo en la muela, estás por hablar y tenés ganas de toser… (risas). Una vez me pasó que no tenía ganas de producirme, me fui con lentes y un rodete al Wal Mart -parecía estrella de Hollywood huyendo-, pero la cajera me reconoció y le pedí, por favor, que se olvidara de esa imagen.

- Algún punto que se debería solucionar en el futuro en los aspectos de Vendimia.

- Creo que hay mucha gente que quiere hacer cosas por la Vendimia y participa cuando se acerca la fecha, pero después se borran. Al menos yo, nunca pisé una bodega...

- ¿Cómo es posible eso?

- Cuando fui a la Feria de Vinos y Bodegas en Buenos Aires y pedí que nos armaran alguna visita, pero no pasó nada, nunca llegó una invitación. A mí me interesaba para seguir aprendiendo. Luego, viajábamos y nos preguntaban detalles técnicos de los vinos y hubiera querido responder con más precisión. Me parece que las bodegas deberían articular con nosotras. Hacen tantas visitas y degustaciones, que sería interesante que contaran con nuestra presencia. Afortunadamente, he contado con ayuda de Las Heras en cuanto a la movilidad. Mi coordinadora Silvia Yañez me ha llevado a muchos lugares. Falta muchísimo para ajustar, si no tenemos movilidad, no podemos ir a los eventos. Podríamos hacer muchas cosas más, en muchos eventos hemos sido “muñequitos de torta”. Sin embargo, por otro lado, quiero resaltar el acompañamiento de Alejandra Gamboa y Beto Carmona que, realmente, han sido amigos.

- Alguna vez dijiste que “Vendimia era el tesoro de Mendoza”. ¿Cuál sería tu definición terminada de Vendimia con lo último que has vivido?

- Iba con un sueño y cuando lo cumplí, me empecé a enamorar de la Vendimia. En todas las fiestas distritales he llorado, escucho la marcha vendimial y lloro. Como mujer mendocina te completa estar en Vendimia. Me da muchísima melancolía dejar esto, pero me encanta saber que muchas chicas más lo van a seguir viviendo.

- ¿Te has imaginado cómo va a seguir tu vida después de ser Virreina Nacional de la Vendimia?

- Me voy a cambiar de facultad para completar mis estudios. En marzo, comenzaré a grabar nuevamente los programas de “El Mirador”. Extraño mucho mis clases de danza jazz, así que seguiré con danza y quiero empezar a estudiar actuación. Me encantaría tener otras propuestas relacionadas a mi carrera, así que –por el momento- me he propuesto como objetivo la facultad y grabar “El Mirador”. Deseo tener salud, trabajo y hacer lo que más me gusta. Todo eso es lo que importa.

Opiniones (5)
19 de febrero de 2018 | 09:03
6
ERROR
19 de febrero de 2018 | 09:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Yo la voté en MDZ el año pasado, pero algo me decía que iba a ganar la Reina de Tupungato. ESte año tengo la misma sensación: Godoy Cruz es la favorita en TODAS las encuestas (hasta se notó el griterío a favor en la fiesta de Capital cuando la anunciaron) pero me temo que por las internas del PJ con Cornejo quede relegada al virreinato. Ojalá que no sea así. Por otro lado, me da mucha satisfacción que Julieta Navarro esté en la tele al frente de El Mirador. Muy buena la presentación!! Ahora veo el programa. Antes no porque la conductora era de madera, pobre. Me da la idea de que esta virreina ha tenido más protagonismo que la propia reina nacional quien, además, y tras haberla escuchado hacer distintas declaraciones a lo largo de su reinado, me ha parecido de lo más pacata. Aguante Julieta si alguna vez leés estos comentarios! Te robaron la corona, pero vas a hacer mejor carrera.
    5
  2. Julieta: realmente has sido una verdadera reina, te deseo lo mejor para tu futuro.
    4
  3. ESTE ES UN CLARO EJEMPLO DE Q LA ELECCION DE LA REINA ESTA ARREGLADA , ES INEXPLICABLE VER Q JULIETA HAYA SIDO VIRREINA CUANDO ES MIL VECES MAS LINDA Q LA ACTUAL REINA DE LA VENDIMIA , Q NO TIENE NI PARA ARRANCAR AL LADO DE JULIETA , LASTIMA Q TODO SEA POR ACOMODO ENTRE LAS ACTUALES CANDIDATAS , LA ELEGIDA POR LA MAYORIA DE LA GENTE ES LA DE GODOY CRUZ , OBVIAMENTE OLVIDENSE DE ALGUNA CHANCE
    3
  4. Julieta , dicen que cada uno tiene lo que se merece y lo que te esta pasando no es casualidad, es fruto de mucho trabajo y esfuerzo y sobre todo por esa luz que irradias con cada paso que das. Y como conductora nos regalás a los mendocinos toda tu frescura y calidéz en cada emision de El Mirador. Julieta esto recién empieza, preparate, porque como vos decis, lo mejor está por venir!!! EXITOS. Marcos
    2
  5. Julieta, si bien la Reina 2008 es muy bella, a vos te robaron el cetro.... no podés ser tan hermosa. Gracias por existir. Sos un placer para el deleite de la vista. Alejandro
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve