Roberto Zaldivar

El ojo biónico de Zaldivar y Bill Gates que compite con el de Google, y la expectativa por "una sorpresa" mendocina

Oftalmólogo. Incorporado a la lista de "los 100 más influyentes del mundo". "Pronto seremos todos miopes" por el uso de pantallas.

 Roberto Zaldivar es el argentino más influyente en la oftalmología del mundo. Fue incluido recientemente en la Power List 2018 de los 100 más influyentes del mundo que realiza la revista científica The Ophtalmologist en Londres y habló con la "Mesa MDZ" el mismo día en que se conoció tan notable distinción:

- ¿Qué se siente estar en esa lista?

- No solo me sorprendió, sino que no sabía que se estaba haciendo esa encuesta en la revista de más difusión en el mundo.

- ¿Se trata de una publicación científica?

- Sí, es de índole científico y es la más leída por los oftalmólogos en el mundo, y estaban haciendo una encuesta que no tenía conocimiento. Me mostraron los resultados y es impresionante saber que estoy allí.

- Una cosa debe ser la sensación al ser distinguido por su trabajo, pero debe ser distinto y gratificante ser elegido por los propios colegas de todo el mundo.

- Es muy interesante. Fue una votación que se hizo a nivel mundial. La misma revista mandó un formulario de votación para determinar quiénes son los oftalmólogos más influyentes en el mundo y bueno, en base a esto se hizo esta lista. Estoy muy contento de compartirlo con todos los mendocinos.

- Ser influyente hoy en día es conocer el mundo que viene. No se trata solamente de cumplir bien con la tarea que se sabe hacer, sino pensarla a futuro. Ustedes, los Zaldivar, invuyendo a Roger, su hijo, están con la mirada puesta en la tecnología, lo científico, lo digital: ¿en qué andan?

zaldivar

- Tenemos muchos proyectos, uno más interesante que otro. Todos llevan mucho tiempo y estamos muy entusiasmados. Tenemos algunos en el extranjero y estamos empezando uno en Mendoza que probablemente lo anunciemos con Belatrix, que es otra compañía mendocina que tampoco ha hecho proyectos en el país, porque exporta todo. Así que muy pronto podremos darlo a conocer.

- ¿Cómo se puede hacer para contagiar ese el cambio hacia la tecnología, para adecuarse y mejorar lo que cada uno hace?

- Por ejemplo, cuando yo conocí Belatrix, realmente me sorprendió el profesionalismo, la manera de trabajar a los Estados Unidos y la realidad es que lo estuve entusiasmando a Luis Robbio durante dos o tres años para hacer un proyecto. La verdad,es que ninguno de los dos estaba totalmente convencidos y ahora arrancamos. Estamos muy entusiasmados.

- ¡No es difícil entusiasmar a Luis Robbio con desafiar a "lo que viene"!

- Exacto. Tienen un grupo muy interesante y la buena suerte de estar con los hijos. Estamos haciendo algo que pronto lo vamos a mostrar y va a ser bastante revolucionario.

- Recientemente se realizó la Cumbre del BID y se destacó cómo se había puesto a Mendoza en un plano fuera de lo común. ¿Cómo lo vio y cómo cree que se puede capitalizar para nuevos proyectos?

- Son oportunidades que hay que aprovechar. Que haya venido el BID acá es algo muy inusual y que haya conocido la provincia y con la posibilidad de que llegue el G20 es una promoción muy fuerte. Las oportunidades vienen, uno las toma o se pasan. Yo creo que el Gobernador va a tratar de ayudar de tomar estas oportunidades, pero la gente se tiene que contagiar. Si existen grupos que puedan trabajar competitivamente en el extranjero, que se dediquen y le pongan el esfuerzo necesario. Evidentemente, para estar afuera hay que producir una reconversión y hacerse muy profesionales. Eso es la clave de todo.

- Hay una preocupación por la excelencia y la calidad. Usted nos dice que hay que reconvertirse para trabajar en el exterior. Pero también hay que hacerlo para vivir acá mismo. La excelencia, las universidades, los centros de estudios no mandaron no solo a sus alumnos sino a sus profesores a las conferencias de innovación en Mendoza. ¿Qué nos está haciendo falta?

- Creo que todavía existe una división entre la universidad, la parte científica y la vida real. Ese tipo de separaciones se tienen que acortar para que las universidades estén más cerca de lo que es la realidad. Esto es un ejemplo de lo que pasa. Las universidades son prácticas y útiles cuando están muy cercanas a lo que está pasando. Y sería muy útil un soporte más grande el desarrollo de la tecnología. La universidad tiene que participar de una manera u otra en todos los desarrollos tecnológicos que existan. Acá están muy aisladas.

- Con la Fundación Zaldivar están haciendo una tarea silenciosa pero profunda de detectar problemas de salud visual en los más chicos. ¿Con qué se encontraron y cómo se trabaja para mejorar un sector olvidado hasta por la salud pública?

- La Fundación hace un trabajo muy grande. El grupo que trabaja hace una tarea muy relevante, con unos 15 mil pacientes por año, carenciados y que acceden a una medicina bastante avanzada. Uno tiene todos los estratos y se pueden detectar un montón de patologías o problemas en edad pequeñas que se solucionan con mecanismos complejos o en forma muy sencilla. Es muy común que un chico no vaya a la escuela porque no ve, porque no usa un anteojo, porque nadie le dijo que tenía que usarlo. Podemos examinarlos en lugares aislados, detectar que los necesitan y dárselos y eso les cambia el humor y la vida.

- En forma paradójica, mientras se apela a las nuevas tecnologías, como lo estamos hablando, debe haber una gran afectación a la visión por el apego a las pantallas. ¿Lo han detectado?

- Ese es un problema mundial y ha hecho que la gente se haya acostumbrado a tener un foco más cercano por estar tantas horas frente a televisores y computadoras. Eso hace que el ojo se vaya adaptando a una visión más cercana. Esto ya lo empezar a sufrir antes los japoneses. A pesar de que tenían un problema racial, se fueron transformando en miopes de una manera impresionante hasta que la población actual tiene más de 70% de personas con miopía.

- ¿Hay que mirarse en ese espejo entonces?

- Claro. Mientras más se especializan en microtrabajos y en visión cercana, se supone que dentro 20 años la mitad de la población de los Estados Unidos va a ser miope.

- ¿Hay una posibilidad de una solución no definitiva, pero sí tecnológica a los problemas visuales? Pensando en modo ciencia ficción, "el ojo biónico" ¿Ha trabajo en eso?

- Estuvimos en varios proyectos  y somos miembros de varios en proyectos de muy largo plazo de electrónica dentro del ojo. Una es la soución científica, cómo conectar todo adentro, como crear pilas de 200 micrones, como recargarlas, pero además el problema de aprobación para la utilización dentro del cuerpo, todos los materiales que no son utilizados como rutina, requien un largo proceso para demostrar que es seguro.

- Ray Kurzweil, el jefe de Ingenieros de Google dice que muy pronto vamos a tener androides circulando, probablemente en 2010. Es probable que estén trabajando en esto...

- Google está en un proyecto para desarrollar electrónica dentro del ojo y nosotros estamos en otro proyecto, opuesto al de ellos, pero en el mismo sentido pero con Microsoft. Básicamente los dos más grandes de Estados Unidos están trabajando en electrónica para adentro del ojo.

- ¿Hay plazos para que eso salga a la luz?

- Empezamos hace 4 o 5 años y creo que va a llevar mínimo otros 5 años. 

- Estamos dentro de los plazos de Kurzweil entonces, Habrá que esperar que su proyecto con Microsoft le gana al de Google entonces.

- ¡Vamos a ver!

- Felicitaciones por la distinción.

- Muchas gracias por acordarse. Estoy muy contento y quiero compartirlo con los mendocinos. Espero que represente un estímulo para los chicos mendocinos.

Mirá el programa completo:



Opiniones (2)
24 de mayo de 2018 | 11:31
3
ERROR
24 de mayo de 2018 | 11:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Plis q trate mejor a sus empleados
    2
  2. Un GRANDE de verdad, Felicitaciones.
    1