Reflexión para el debate

Nacionalismo barato: saldos y retazos de una sociedad que busca ideas prácticas y es cazada por políticos vacíos

El texto de apertura de la "Mesa MDZ".


 Quiero empezar la Mesa MDZ con un mensaje que dejó anoche, a la hora del estribo, un oyente y que por suerte alcancé a leer. Decía así: "El nacionalismo te ayuda a estar orgulloso de lo que no has hecho y a odiar a personas que no conoces", tanto en lo militar, artístico o deportivo.

No son pocas las personas que creen, sanamente, que ser "nacionalista" es algo así como ser patriotas, buena gente, buen vecino, o que es sinónimo de ponerle el hombro al país en el que viven. Si así lo creen, bienvenido sea.

Estamos ganando

Pero el nacionalismo es más que eso. 

Es el envoltorio barato de muchas ideas que no tienen ton ni son y que son usadas, en la mayoría de los casos, para enganchar apoyos y llevarlos a destinos impensados y usarlos para intereses personales.

Son muchos los sátrapas en el mundo que se envuelven en una bandera para mandar gente a morir, o para convencerlos de lo inentendible e inadmisible: por ejemplo, que están condenados a vivir siempre pobres y a vivir de la caridad. Que su pobreza les abrirá las puertas de un supuesto reino mágico extraterrestre, que será calmada si algún político al que tiene que votar se vuelve rico.

Escribió el escritor uruguayo Jorge Majfud: "Las banderas nacieron para la guerra y, más allá de las excusas, nunca cambiaron de significado. Aunque se ondeen en nombre del amor, siguen cargando su cuota de odio, ya sea de los opresores o de los oprimidos. Cuánto más se venera una bandera, más odio oculto se lleva dentro".

Hay muchas formas de nacionalismos -y son perversas- más allá de este sentimiento "nacional" que todos podemos experimentar por herencia o escolarización. Los hay por izquierda y derecha. No importa la mano con la que se escriba, siempre termina resultando absurdo.

Hay muchos que se enganchan. 

Representa los saldos y retazos de una sociedad que, cansada de no ser atendida ni educada, toma con los recursos reactivos que posee lo más práctico y al alcance de la mano. Caen en la trampa, de ese modo, una y mil veces.

Ahora que 36 años después de Malvinas, por ejemplo, británicos y argentinos son capaces de unirse para cerrar las heridas, aparecen embanderados de uno y otro lado del océano que asustan, advierten, profetizan y escupen presuntos colores patrios con tal de impedir que haya paz, que primer el diálogo racional. ¿Qué buscan? Lo de siempre: sacar tajada del caos, buscar un protagonismo que pierden si juegan en el terreno de la razón y solo pueden ganar en el peligroso mundo regido por las sensaciones y reacciones a primera vista. 

Es una forma política sencilla y primitiva, que no requiere de mucho esfuerzo más que provocar envueltos en la bandera. Muchos ingenuos de buenas intenciones verán la bandera y se emocionarán, sin advertir quiénes son los que la usan cual disfraz, la ensucian cual trapo con el que pretenden limpiarse tras defecar sobre el raciocinio y el mundo del debate de ideas.

El Congreso rindió homenaje este miércoles a las madres de los combatientes, junto a los impulsores de la identificación de las tumbas en el Cementerio de Darwin: Recibieron el reconocimiento a su compromiso y labor humanitaria Diego Rojas Coronel, Jefe de la Misión del Comité Internacional de la Cruz Roja en Buenos Aires; integrantes del equipo argentino de Antropología Forense; el excombatiente Julio Aro, en nombre de la fundación 'No Me Olvides', quienes dieron vida a esta iniciativa humanitaria; Gabriela Cociffi, actualmente directora editorial de Infobae, que impulsó desde el periodismo la realización del proyecto; María Fernanda Araujo, presidenta de la Comisión de Familiares de los Caídos en Malvinas; y María Alejandra González, en representación de todos los familiares. Al finalizar cantó Raúl Porchetto. Fueron 11 diputados, ninguno de Mendoza. Pero tampoco alguno peronista. Los nombro: Orieta Vera González, Eduardo Amadeo, Marcelo Wechsler, Natalia Villa, Ezequiel Fernández Langan, Atilio Benedetti, Alicia Fregonese, Pablo Torello, Gastón Roma, Julio Sahad y Andrés Zottos. También, María Teresa Kralikas, titular de la subsecretaría de Malvinas, dependencia que forma parte de la estructura del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto; y el Coronel británico Geoffrey Cardozo, quien fue el encargado de ayudar a identificar y enterrar a los soldados argentinos en Malvinas.

En simultáneo, el diputado mendocino Guillermo Carmona lanzó un foro en el que metió miedo: "Malvinas: soberanía en riesgo". Pero no hay ningún riesgo. Tampoco hubo ningún avance en los 24 años en que su partido gobernó en los 36 años que pasaron desde el 82 del acto suicida de Leopoldo Galtieri.

Las definiciones de Guillermo Carmona fueron insólitas y puede ser que no quiera que sea este gobierno el que avance en algo en la relación con Gran Bretaña. Mejor para él y los suyos, los fuegos artificiales del conflicto permanente. Mejor, el "a sangre y fuego" que prometió Carlos Menem y al final, terminó regalándoles ositos de peluche a los kelpers o malvinenses.

Mientras las madres lloraban en el homenaje, Carmona gritaba, en su foro nacionalista que el mejor homenaje es otro, es seguir hablando sin hacer nada. Dijo que " el mejor y único homenaje que podemos hacerles a los combatientes es defender nuestra soberanía, y la causa contra el neocolonialismo es un imperativo moral. No puede elegir el Gobierno argentino si lo sigue o no lo sigue. El pueblo le va a poner los límites y le va a mostrar el camino".

Para Carmona, el pueblo está constituido solo por quienes lo votan a él. Es un pueblo chiquito, al que cree esclarecido. El resto es nada.

Como dijo ayer el oyente de la Mesa MDZ, ese nacionalismo es peligroso: nos enfrenta, nos agrieta, nos empuja a mandar a nuestros chicos a guerras que no podemos ganar.

Y el peor de los colonialismos termina siendo, siempre, el que puja por manejar nuestros cerebros, hipnotizándolos con cosas simples e impactactantes, colores y más colores. Cerebros que -como dijimos días atrás- no comen y, por lo tanto, en su angurria, agarran como alimento cualquier cosa.

Opiniones (7)
24 de junio de 2018 | 18:47
8
ERROR
24 de junio de 2018 | 18:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Supongo que Ud se da por aludido e insultado, lo cual no deja de causarme cierta gracia, porque en vez de tratar de desarrollar su propia idea, con sus ejemplos valederos, dice con mucha sabiduría, que antes y después hubo muertos. Chocolate por la noticia, si hay países que hacen guerras en nombre de la paz. Su concepción del mundo, al igual que la de muchos, es tomar la violencia como algo natural, con lo cual y a pesar de los cambios históricos, se vuelven cómplices de los violentos. Con esa concepción, no existirían los derechos civiles, ni los juicios por crímenes de guerra o de lesa humanidad, ni tampoco explica como los grandes imperios terminan cayendo inexorablemente. Entre lo que Ud llama mi verdad, compartida por muchos, porque no tengo el privilegio de ser el único, no puede negar desde su verdad, que también es relativa, que los hombres que nombré cambiaron la historia del mundo sin apelar a la violencia y en cuanto a ganar a cualquier costo, es un pensamiento que justifica que se sienta insultado, ya que cree que el fin justifica los medios. Mis principios y mi sentido de la ética me impiden tener esos pensamientos, porque el mundo está como está, gracias a las personas que sustentan esa premisa. Sus palabras me traen a la vista los niños de Siria y entonces me reafirmo en mi idea, Quizás ha visitado Haití o Ruanda o tal vez, solo tal vez, siga enamorado de la Grecia antigua, que por cierto y más allá de sus guerras, trascendieron por su arte, su filosofía y su bellísima mitología, aunque hoy sean uno de los países más pobres de Europa. En cuanto a ser realista, no se preocupe, no tengo nada de ingenuo, pero tampoco saco conclusiones sin pruebas, cosa que hacen los que se la pasan hablando y hablando.
    7
  2. Usted me recuerda los que hablaban y hablaban filosofando en Grecia, entre bacanal y bacanal y cuando se les arrimó Ciro y luego sus hijos, sin los Espartanos, también griegos pero sensatos sin temor a las armas, los salvaron de sucumbir. ¡ Ojo ! La mejor defensa es estar preparados para lo peor y dar mensajes claros a todos que si es necesario se usaría la fuerza. Esa guerra, no debió ser, pero usted se olvida que cada uno de los que usted nombra, fueron precedidos por enfrentamientos de toda naturaleza en cada uno de sus países. De hecho, alguno asesinado.... y siguieron las muertes. Nada se obtiene por desear en este mundo, sino por querer a cualquier costo. Luego......los derrotados pueden hablar y filosofar..............cuando se les permita. Nos hundieron 44 hace poco, ¿y cree que fue casualidad? ¡ Por favor ! No sea ingenuo y no insulte. Usted no es dueño nada más que de "su" verdad.
    6
  3. Conte... Empiecen a contar la verdad de lo que esta pasando ahora. Ayer una verguenza en la Legislatura. Los Radicales pretendiendo meter una Ley de Energía con dos articulos que esconden otro ENDEUDAMIENTO por casi 3.000.000.000 si lean bien 3 mil millones de pesos. Mas para robar. Por que Las obras que se hacen son una mentira. Aca nadie arregla Hospitales destruidos. CENTROS DE SALUD. ESCUELAS DESTRUIDAS. POLIDEPORTIVOS DESTRUIDOS. siguan robando
    5
  4. Un tema reiterativo pero nunca resuelto por los argentinos, que como siempre opinamos sobre los efectos y no sobre las causas. El nacionalismo bien entendido es positivo, pero sino tomamos conciencia de que es más importante ser republicano, se convierte en algo nocivo; la bandera de los mediocres, que comparan los grandes valores con paupérrimas anécdotas de politiquería barata, demostrando claramente que tampoco comprenden el significado de la política. Los que enarbolan gritos de guerra, sin tener idea de lo que significa la misma; los que acuden .al sentimiento patrio para tratar de ajustarlo a su pensamiento ideológico. Los cambios más importantes en la humanidad lo hicieron personas como Mahatma Gandhi; Martin Luther King o Mandela. Solo los analfabetos intelectuales pueden creer que la violencia sea solución de algo.
    4
  5. Nacionalismo también es no manipular ni hacer campañas mediáticas para blindar al gobierno y ser cómplice como cos vos Conte. Nacionalismo es no mentir y decir que en una marcha de trabajadores decir que habían 1.500 personas y la realidad era que habían 15.000 . Nacionalismo es tener un poco de dignidad cosa que vos Conte no tenes.
    3
  6. Menen vendió el ser Nacional, todo lo que representa un país, petróleo, agua, electricidad, gas, energía atómica, destruyó nuestras fuerzas armadas y de seguridad, los parques industriales se convirtieron en cementerios, puso en duda la amistad con países hermanos,la lista continúa, fue el gobierno más corrupto, perverso y malvado que hemos tenido. Su habilidad fue dominar la opinión pública con PAN Y CIRCO (y el apoyo del prostituido 4° poder), también lo hicieron gobiernos anteriores y todos los posteriores. Hoy ser nacionalista sería salvar a Sancor en lugar de entregarla mansamente y no darle facilidades a Cristóbal López y OCA, ver las oportunidades que detectan los extranjeros y los Argentinos nos prendemos a la teta del Estado. Podría estar horas dando ejemplos del comportamiento Argentino antiNacionalista. Hoy los dólares que estamos gastando "turísticamente" mañana el ministro Caputo tiene que salir a pedirlos prestado, porque Argentina no puede pagarlos. Queremos ver el mundo desde un dron , cuando no hemos aprendido a caminar, no hemos aprendido la tabla del UNO. Ser nacionalista no es ser bobo, es ser astuto, allí es donde deberíamos aplicar la viveza criolla
    2
  7. Haber manga de inútiles. Estabamos en Guerra contra la OTAN. Y eso se llama Operaciones Psicologicas y de Medios. El problema es que mientras estabamos en Guerra. Aca en en continente seguia la joda..
    1