Encuestas

Influencers: los que lo son y los que pretenden serlo; entre la sospecha y la profesión

Participá con tu voto y tu opinión.

En los últimos meses una verdadera polémica involucra a los "influencers". Es que salieron a la luz casos de empresas que rechazaron su presencia gratuita a cambio de difusión y eso los puso en la mira. Sin embargo, pocos saben a ciencia cierta de qué se trata el "marketing de influencers" y otros, que se hacen llamar como tales, desconocen a la vez la estrategia de ventas en la que se meten y lo hacen solo para conseguir comer, alojarse, vestirse o viajar gratis.

Sin embargo, la cuestión es bastante más seria que un "garronero" o una "garronera" que cambia favores por ponerlos en Instagram, Facebook, Twitter o contarlo -sin avisar que se trata de publicidad- por los medios en donde tenga acceso. Además, hay otro debate en ciernes: ¿Puede ser influencer un periodista? Y si le tocara tener que criticar a alguno de sus clientes en función de la búsqueda de la verdad, ¿lo haría? ¿Saben los medios en donde trabajan que reciben favores por los comentarios que hacen en beneficio de tal o cual marca o evento? ¿Disfrazan publicidad en su condición de "críticos especializados" cuando en realidad es un intercambio de favores?

Qué es

El marketing de influencers es una novedosa estrategia de marketing que consiste en lograr una serie de vínculos de colaboración entre las marcas y las empresas y aquellas personas con una gran visibilidad y protagonismo en internet, a las que se conoce como "influencers". Muchos lo deconocen.

Internet, y sobre todo las redes sociales, han generado la aparición de una serie de personas, que en los medios de comunicación tradicionales serían más o menos el equivalente a los famosos o las celebrities, que se han convertido en referentes para un gran número de usuarios.

Estos influenciadores se caracterizan por tener mucho gancho y carisma en el mundo virtual. Algunos de ellos, como los youtubers, cuentan con canales con millares (y, en algunos casos, hasta millones) de suscriptores y seguidores.

Obviamente, estos reyes de las redes sociales son auténticos diamantes en bruto para las marcas, puesto que una crítica suya de un determinado producto o simplemente su aparición usando una marca de ropa u otro artículo pueden llegar a subir muchos enteros la aceptación popular de una determinada marca y, por lo tanto, hacer subir las ventas como la espuma.

Según informan medios especializados, la mayoría de los profesionales del marketing y la publicidad (casi un 70%, según diversos estudios) están a favor de este tipo de campañas porque las consideran efectivas. Asímismo, un estudio titulado Informe Augure sobre el status del marketing de influencers afirma que muchas empresas están invirtiendo hasta un 20% de su presupuesto en este tipo campañas y la intención es incrementar el gasto en esta partida.

La cuestión ética

En el uso del marketing de influencers, en ocasiones se produce un conflicto de carácter ético y de honestidad profesional. La cuestión es que, muchas veces, los influencers se dedican a usar o hablar de una determinada marca o de sus productos en público, recibiendo a cambio algún tipo de remuneración o contraprestación.

El problema es que muchas veces no se actúa con suficiente transparencia. Es decir, parece que el influencer está haciendo una crítica de un producto porque es su verdadera opinión, obviándose que en realidad lo hace a cambio de algo. En estos casos puede llegar a hablarse de falta de honestidad y de un cierto nivel de engaño a sus seguidores, que no tienen por qué saber que detrás de la opinión de su líder se esconden los intereses comerciales de marcas y empresas.

Opiniones (1)
22 de mayo de 2018 | 15:51
2
ERROR
22 de mayo de 2018 | 15:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Cualquiera con las posibilidades adecuadas lo puede ser, aun sin darse cuenta. Mis hijos viajan constantemente, por placer. Uno de ellos saca fotos que son geniales, en superficie, debajo del agua, cerca de tiburones aleta blanca, en un volcán humeante o hecho un lago, en fin... las subía a instagran y tiene miles de seguidores. De hecho hay una foto como fondo de pantalla de él y está furioso con quien corresponde. Pues alguien le ofrecio financiar sus viajes, a cambio de sus fotos. Dijo NO. Simple, el viaja por placer luego de un tiempo de extremo trabajo diario y miles de horas sumadas que le permiten esos viajes y no acepta que le digan cómo, ni cuándo, ni dónde viajar. Ahora el miércoles vuelve de haber estado en Galápagos, vía Santiago, Quito y por supuesto en cada escala, hace una visita a todo lo cercano y no tanto (1745 kms) a un lugar llamado Cundinamarca a 80 km de Bogotá Colombia. Vivencia, impresionante, fotos y comentarios suyos, para toda la vida.
    1