Luciana Mantero

Luciana Mantero, la esposa de Marcos Peña y el dolor por no poder tener hijos

Autora del libro "El deseo más grande del mundo". Periodista.

Luciana Mantero es periodista y autora del libro "El deseo más grande del mundo". Narra su historia personal y la de 9 mujeres más que desearon ser madres y ese hijo no llegaba. En diálogo con el programa "Uno nunca sabe" por MDZ Radio, contó en primera persona la búsqueda de su segundo hijo Joaquín, que tuvo junto al jefe de gabinete Marcos Peña, al enterarse que sufría de menopausia precoz. Fue entonces que comenzaron las consultas a los especialistas, los miedos, las frustraciones pero por sobre todo, el hecho de saber que no estaba sola y que muchas otras mujeres estaban viviendo de una u otra forma lo mismo.

Presentará su libro en Mendoza el sábado 10 de junio por la tarde en el hotel Hyatt.

En su diálogo con MDZ se explayó sobre el libro, pero también respondió sobre la vida a diario con el jefe de Gabinete, la política, su madre que es kirchnerista y las series de Netflix. (Escuchá la entrevista haciendo clic aquí).

- ¿De qué se trata este libro y a quienes está dirigido?

- El libro cuenta 10 historias de mujeres a quienes nos costó la materinidad, y uso este verbo en primera persona"me costó" porque cuenta mi historia a partir de que a mí me diagnosticaron menospaucia precoz hasta que pude quedar embarazada de Joaquín, mi segundo hijo. Cuenta esa historia de estas mujeres reales, imperfectas como todos tenemos en común que nos encontramos con que esta fantasía que teníamos que en una noche de amor y placer de repente se vio trastocada nos encontramos poniendo el cuerpo en tratamientos de fertilización asistida, haciéndonos haciéndonos estudios, dejando nuestra vida en suspenso, haciendo duelos, sufriendo la tristeza y la angustia que significa soñar con una hijo y que no llegue.

- Estabas esperando a tu segundo hijo?

mantero

- Sí, pero aún así me pasó a mí y a un montón de mujeres con las que tomé contacto con la publicación del libro, aún teniendo hijos con el deseo tan fuerte de querer tener hijos es muy fuerte. Este libro cuenta historia reales como si fuera una novela, pero son historias de verdad. Soy periodista y me dedico a esto, a escribir historias de personas de verdad. Pretende contar buenas historias, orientar y acompañar y hacer que otros se sientan menos solos en esta búsqueda.

- ¿Porqué suele ser un tema tabú- así se percibe- no se cuenta o incomoda?

- Aún existe el perjuicio injustamente que asocia la fertilidad con la femenidad y la hombría en el caso de los hombres, que sos menos hombre o menos mujer. Yo pongo esos perjuicios en el libro y trato de ir desarmándolos, en definitiva no tiene nada que ver, no es nuestra culpa, no tiene relación la falta de hombría o femineidad. Una persona sin hijo puede ser una persona plena. Es algo muy importante. Por ejemplo una amiga me contaba que fue a hacer una ecografía y el médico le dijo "mirá que si viene fallada es motivo de devolución", terrible con esa sensación del medio evo que las mujeres podemos salir para tener hijos y sino perdimos. Tiene que ver con la vida íntima y algo tiene que ver con contar, algo de lo que las parejas no hablan.

- ¿Es como un duelo?

- Es un duelo, la bronca nos duele. Hablar del tema duele, duele tanto que no podemos ponerlo en palabras. El libro sirve para poner sobre la mesa qué le pasa a la mujer cuando pasa por esto y poder acompañarla mejor.

- ¿Fue como una catarsis el escribir este libro?

- Para mí fue procesar mi historia, no sé si lo viví tanto como una catarsis. El motivo fue más personal que profesional, tenía que postularme a un premio de periodismo narrativo. Necesitaba una buena historia para contar, no podía salir a reportear porque estaba embarazada de siete meses. Sentía que mi historia era una buena historia para contar. Fue como desglosar y procesar todo lo que me había pasado y después me fui encontrando con estas nueve historias de estas mujeres que son increíbles, hay historias de mujeres que recorren el país buscando comprar un bebé y la pregunta es ¿hasta dónde estás dispuesta a llegar?

- Las historias que contás tienen finales diferentes. Eso llama la atención.

- Tal cual. Hay historias de mujeres que todavía siguen buscando un hijo, otra historia de una mujer que terminó adoptando, otra que decidió ser madre sola porque se enteró que el marido la estaba engañando un día que él le disparó: "Estaba esperando que se te pasara el cuarto de hora y te dejaras de joder" en un acto de sincericidio, es decir el tipo esto estaba esperando que le llegara la menopausia que se le vayan las ganas, cuando ella se dio cuenta mientras el tipo insistía en que quería ser padre, decidió ser madre con donación de espermatozoides, hay parejas que se separan, hay parejas que se unen. Son mujeres muy distintas, con valores muy distintos pero que tienen en común la situación de angustia y cómo lo van resolviendo. Hay una mujer que perdió cinco embarazo, la idea es que podamos aprender unas de otras. Si yo estoy atravesando esto podemos ver qué cosa de todo esto me sirve.

mantero aguada

- ¿En tu historia, cuál fue el rol de tu marido, el jefe de Gabinete Marcos Peña?

- Mi marido fue clave, fue el compañero que estuvo al lado mío en las buenas y en las malas. Me dijo yo soy feliz, te elijo a vos, tenemos un hijo hermoso pero si vos querés te acompaño. Fue quien me acarició en las noches cuando lloraba, me acompañó a hacerme los estudios- no todos obviamente- y el que me ayudó para que yo no quedara anclada en el dolor y pudiera continuar con mis proyectos profesionales. Hay distintos modelos de hombres en el libro y la verdad que Marco fue un gran compañero en esto.

- Hoy en día, con él ya como jefe de Gabinete, ¿cómo ves que ha repercutido en la pareja?

- Tratamos de ser los que siempre fuimos y siempre somos: los mismos. Lo que pasa es que la responsabilidad es enorme y a veces uno deja todo, estás más cansado. La agenda se ha poblado de cosas que me involucran a mí, cuestiones protocolares que trato de cumplir lo mejor posible y estoy orgullosísima de mi trabajo. Somos personas normales, seguimos haciendo nuestra rutina, vivimos en donde vivimos siempre y la verdad es que lo más importante para mi es no dejar de tener los pies sobre la tierra y eso lo consiguen los momentos familiares.

- Teniendo en cuenta la temática de tu libro, ¿le has hecho algún pedido a Marcos Peña para que haya acceso universal a estos tratamientos?

- Hay una ley que se está cumpliendo y el gobierno nacional puso el rango de subsecretaría de fertilidad asistida.No mezclamos los temas personales con los profesionales. Yo doy mi opinión libremente sobre todo, las buenas y las malas cosas.

- Seguro que has tomado contacto con muchas familias, ¿has podido acercarle al gobierno esa mirada?

- Por supuesto. Todo lo que vamos viendo lo vamos charlando, en la medida en que se pueda. De todas formas hay cosas que dependen directamente del Estado y otras de la empresa. A través de mi trabajo profesional lo que quiero es poner el tema sobre la mesa.

mantero

- ¿Cuánto encontraste en el camino periodístico para avanzar con el libro y señalar a las obras sociales?

- Mi historia es previa a la ley y las de las mujeres que cuento en el libro, también. De todas formas, a partir de la salida del libro hemos recibido un montón de mensaje vía Facebook de mujeres de todo el país y trato de derivarlas a la Superintendencia de Salud para que se cumpla con la ley. Lo que suele pasar es que hay que ser muy persistente para que las cosas funciones. Dan muchas vueltas y por eso sé que también se están ajustando cosas de la letra chica de la ley para dejar menos discrecionalidad. También es necesario una cobertura del 100% de la medicación.

- ¿Cuál es el mensaje para mujeres u hombres que están buscando ser mamás o papás y que encuentran más dificultades?

- Para mi lo más importante es poder no quedarse encerrado en el dolor, el miedo y la vergüenza, sino poder charlar y ser contenidos. El sábado nos vamos a encontrar en Mendoza por ejemplo. Hay que ir para adelante en términos de poder explorar todas las posibilidades: tratamiento, adopción, un hijo simbólico en algún pariente o vecino. Intentar hacer nuestra vida más allá del resultado. Animarse a hacer un tratamiento. Más allá del resultado, hay que intentar tener una vida lo más fecunda posible porque la maternidad no es la única forma: cuidar la pareja, tener proyectos, cuidar el cuerpo en lugar de quedarse encerrado en el dolor por no poder tener un hijo. Hay que buscar más alternativas para ver qué es lo que más me cierra. Cuidar la pareja y cuidar el cuerpo, porque si ese hijo llega tiene que encontrarnos lo mejor parados posible. Trato de dar un mensaje de esperanza, pero también de no descuidar lo que uno tiene hoy.

- Como periodista y pareja de Marcos Peña, ¿te duelen las críticas? ¿Te gustaría que tenga un cargo con menos exposición?

- Él está en donde le tocó estar. Hay que estar siempre abierto a escuchar las críticas cuando son constructivas. Estoy atenta a las críticas, pero después las redes sociales promueven una cosa muy catártica. A eso no lo miro. Prefiero mirar los medios: uno tiene como cierta coraza con ellos y no tiene que dejar traspasar todo lo que le dicen en los medios. Todo depende de quién lo dice, cómo lo dice, de quién viene y con qué intención. Pero lo importante es poder escuchar.

- Alguna vez dijo Marcos Peña que tuvo que convivir con una suegra que era cercana al kirchnerismo. ¿Cómo sigue la relación entre Marcos Peña y tu madre?

- Buenísima. Podemos separar las cosas. Vivimos en un mundo plural con ideas distintas y eso no es un tema de conflicto.

- ¿Y cuáles son las diferencias?

- Priorizamos siempre las cuestiones familiares y de afecto. Es un tema muy íntimo. Igual, hay una gran concordia.

- Vivimos una época en donde la grieta destruye familias.

- Hay que poner todo el afecto por delante. Mi mamá puede criticar cosas pero algunas personas están tratando de hacer lo mejor posible las cosas.

- Te imaginamos mediando entre tu mamá y tu marido.

- Y bueno... es un poco así (risas). Son muy respetuosos, no somos personas dogmáticas y lo mejor es escuchar lo que tiene para decir el otro cuando está dicho con "buena leche", como una cosa constructiva. Hay que recuperar los puntos de encuentro.

- ¿Vos adherís más a las ideas de tu marido o a las de tu madre?

- A ver... estoy orgullosísima de mi mmarido y de la gestión que están haciendo. Es gente con buena fe y adhiero con todo mi corazón a esta gestión, lo que no significa que no pueda mirar las cosas desde un lugar de cierta objetividad y hacer las críticas, porque no son infalibles. Se pueden equivocar, lo van a replantear y corregir. Estoy muy orgullosa de lo que están haciendo.

lodemas

- ¿Alguna crítica que le hayás hecho recordás..?

- Eso es puertas para adentro. ¡Ya he contado demasiado!

- ¿Cómo es un día a día con Peña?

- Son días intensos que arrancan muy temprano, llevando los chicos al colegio. Está todo el día trabajando y a la noche nos encontramos en casa, lo que depende de que tenga algún programa de televisión o alguna cena política. Intenta preservar los espacios familiares lo más posible. Trata de estar con los chicos y bueno, esto nos pasa a todos los que trabajamos.

- ¿No hay tiempo para alguna serie de Netflix?

- A veces, cuando podemos. Vemos "Billions". La recomiendo.

- Allí aparece una critica al gobierno argentino, cuando se estaba negociando le deuda con los fondos buitre.

- No recuerdo...

- Sí, aparece.

- En serio, no lo recuerdo.

- Quizá te spoileamos una parte d ella serie.

- Cuando se puede, vemos. De todas formas, esto es ser "inquilinos d ella Casa Rosada". La vida sigue y hay que seguir.

Opiniones (6)
25 de abril de 2018 | 08:57
7
ERROR
25 de abril de 2018 | 08:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Dios es sabio, no sería sano para ninguna sociedad que este hdp se reproduzca.
    6
  2. Excelente persona y excelente lo que hace. Una lastima que el que la entrevistó le dió mas importancia a su relación con Peña, pero bueh!
    5
  3. Cheiko... andate a la RCCDTPH... ignorante. Sos un Frustrado de vivir, gil.
    4
  4. La verdad es que para la complejidad del tema, no solo de no poder tener hijos, sino también de adoptar; tirar así un simple e imperativo "adopten" como comentario suena bastante frío, como si estuviéramos hablando de animales y/o mascotas.
    3
  5. Estaría bueno que hagan una nota sobre la autora sin decir que es "la esposa de". La mujer tiene su propio peso por sus méritos, no es necesario que digan que es esposa de alguien.
    2
  6. Adopten
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec