Pablo Garay

"Bailar en Buenos Aires es consecuencia de mucho trabajo"

El bailaor habla sobre el espectáculo "El Romancero gitano".

Sus tacos gitanos tallan el piso. Hay fuego, pasión, sangre. El tablao tiembla; las palmas arden; el cante rasga la noche y la tiñe, toda, de un sentimiento jondo, penoso, nostálgico. Pablo Garay suda flamenco.

Una vereda, una juerga, un gran teatro, el estudio que dirige (La Fragua); muchos son los escenarios que el bailaor mendocino habitó con bulerías, seguiriyas, soleá, tangos. Pero es el último que pisará, el que nos encuentra charlando.
 
Es que Garay acaba de ser convocado por el director, autor y docente porteño Jorge Mazzini, para integrar El romancero gitano, un espectáculo basado en textos de Federico García Lorca en el que flamenco y teatro se fraguan para enriquecer esta puesta en escena del creador de Gitanos.

La propuesta, que cuenta con protagónicos de Claudio Arias y Jorgelina Amendolara (dos reconocidos bailaores del mapa flamenco argentino), debutará en enero, en el teatro Astral, ubicado en la emblemática calle Corrientes de Buenos Aires.

Esta no es más que una nueva aventura para este avezado artista que comenzó investigando en las artes escénicas y más tarde se volcó de lleno al arte gitano. Y allí, su ámbito dilecto, los créditos no son pocos: Pablo es el ideólogo del Festival Mendoza Flamenca (gracias a él, la ciudad grita ole! durante todo mayo) y director de la Revista La Fragua (un medio que aborda el género y también otras expresiones artísticas, a través de corresponsalías, entrevistas, adelantos y crónicas, y que acaba de editar su quinto número).

Es, además, uno de los bailaores jóvenes puntales de la movida flamenca cuyana. Acaso por estas certezas, es que Mazzini posó su mirada sobre Garay.  

- ¿Cómo surge esta propuesta de trabajar en Buenos Aires?

- Jorge Mazzini, el director del espectáculo, visitó Mendoza este año y llegó justo en la época del Mendoza Flamenca. Se encontró, entonces, con el festival y la revista; ahí nos conocimos. De regreso en Buenos Aires, comenzó a pedir referencias mías, me llamó y me pedió que le enviara un CV. Le llamó la atención mi experiencia y mi paso por la facultad de teatro. Hablamos de Federico García Lorca –justo ahora estoy trabajando con Marcela Montero en un espectáculo con textos de Lorca-.

- Esas coincidencias siempre son interesantes…

- Una de las cosas que hace, es reunir a los bailarines y contarles sobre cuáles son los elementos que hacen a la situación dramática. A mí me quedan en claro porque conozco las obras. Me llamó, más que nada, por eso.



- ¿Cuándo empezaste con los ensayos?

- Desde hace dos semanas, que han sido súper intensas. Ensayamos seis horas por día, con break de 15 minutos. Me encanta ese ritmo de trabajo; estoy acostumbrado y sentir que el tiempo te rinde, es gratificante.

- Contáme sobre el proceso creativo…

- Mazzini es un trabajador incansable, está obsesionado con el espectáculo que quiere generar. Lo que prima, absolutamente, es la situación dramática que se está narrando. Los soniquetes que hacés con los pies tiene una intención de suspenso, de agresión o de diálogo. Todo está puesto en función de lo que se quiere narrar. La gente que trabaja es súper dúctil.

- ¿Conocemos a algunos de ellos?

- A Claudio Arias, bailaor que cerró el Mendoza Flamenca -y que nos visita a menudo-; y a Fabiana Pouso, que es la coréografa. También participan Carlos Puppo, un actor de telenovela muy reconocido, y muy pronto se va a sumaría Lydia Lamaison.

Claudio Arias, el bailaor que visitó Mendoza en mayo.

- ¿El romancero... está basado íntegramente en textos de Lorca?

- Los disparadores son todos lorquianos. De todos modos, hay muchas cosas que Mazzini va generando sobre la marcha, de acuerdo a las necesidades escénicas o dramatúrgicas. Hay extractos de El romancero gitano y de La casa de Bernarda Alba, y también poemas. Ya tengo ansiedad de ver cómo queda.

- ¿Ya tienen fecha de estreno?

- El 7 de enero en el teatro Astral. Haremos funciones de miércoles a domingo, hasta al 9 de febrero. Hay muchas personas trabajando: iluminador, vestuarista, músicos, actores y bailarines.

- ¿Habías imaginado que integrarías un espectáculo así?

- Creo que las cosas se van dando por consecuencia. Este tipo de experiencias sirven para liberarte un poco, para saber por dónde estás parado. En Buenos Aires hay mucha gente que baila muy bien, y en el espectáculo, incluso, una bailaora de Miami. En ese nivel de trabajo, uno se enfrenta con lo que ha venido haciendo y se puede acercar a personas como Claudio (Arias) o Fabiana (Pouso). No me lo imaginaba, por eso estoy más que contento.

- ¿Habías recibido antes, una invitación similar?

- Antes había tenido invitaciones informales. Pero si hablamos de estructuras grandes, la primera fue el año pasado, que me invitaron a la Bienal de Buenos Aires; y ahora ésta, que está resultando una experiencia enriquecedora en muchos aspectos.


Opiniones (4)
16 de agosto de 2018 | 03:44
5
ERROR
16 de agosto de 2018 | 03:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Estás donde estás por que te lo merecés, por que aparte de ser un exelente bailaor, sos una bellísima persona. Te admiro integramente! Gaby
    4
  2. Gran artista y gran persona...un ejemplo. segui asi Pablex !!! un abrazo...
    3
  3. Al gran bailaor y maestro, muchos oles. Es un orgullo para Mendoza que esté allí y ciertamente esto es fruto de su esfuerzo y tenacidad. Siempre ha tenido un enorme respeto al flamenco y es un incansable hacedor de cultura, además de una gran persona.
    2
  4. no sólo es un gran gran bailaor y artista completo, sino un gran docente y un gran gestor cultural de nuestra provincia. Le dio vida al flamenco, nos acercó a las distintas disciplinas del flamenco, nos trajo bailaores de todos lados, músicos. La verdad excelente. Gracias Pablito por todo lo que hacés por el flamenco y por compartirlo. Te quiero!!! Any
    1