Alejandro Scarpetta y León Repetur

"Cantapueblo es reconocido en todo el mundo"

Hoy empieza una nueva edición de la gran fiesta coral en Mendoza.

Hoy comienza una nueva edición de Cantapueblo, la fiesta coral de América Latina.

Toda Mendoza celebrará la fiesta musical que se instalará hasta el próximo domingo pero que además de mostrar artistas de distintas tierras hará que entrañables amigos se vuelvan a encontrar, unidos por la música.

Es que así ha sucedido desde hace mucho tiempo, cuando León Repetur y Alejandro Scarpetta soñaron con este gran encuentro de coreutas, donde la música y la amistad se funden un solo canto.

Por eso, MDZ habló con los organizadores del evento que dará comienzo esta noche y que mantendrá alegre a la provincia hasta el domingo.

- ¿Cuál es la mayor novedad que tiene esta edición de Cantapueblo?
León Repetur:
Son varias, entre ellas el principio y el final, así como un homenaje a un director local y un concierto internacional, sin dejar de mencionar Aconcagua Cima Coral –el concierto en el techo de América y la Cantata Callejera Alfredo Dono, el sábado en la ciudad. El concierto de apertura es hoy (martes 17) a las 21.30 en el Auditorio Angel Bustelo, donde el Coro Universitario de Mendoza realizará el concierto con el cual obtuvo el título de mejor coro del mundo en Francia. Tendrá una puesta en escena única de movimiento, luces y un despliegue tecnológico pocas veces visto para un trabajo coral.
 
Alejandro Scarpetta: Después de cinco días de canto, 30 conciertos, uno en el Aconcagua y la participación de coros, la masa coral de 1.000 voces cantará acompañada por la Orquesta Filarmónica de Mendoza. Será el domingo próximo, 22 de noviembre, en el cierre de Cantapueblo que se hará en el estadio Vicente Polimeni, de Las Heras. Ese día se realizará un homenaje a Canción Con Todos, que fue creada hace 40 años por César Isella y Armando Tejada Gómez. Además, se podrá escuchar por las 1000 voces el Aleluya, de Haendel y el Va Pensiero, de Verdi. El miércoles 18 a las  21.30 en el Cine Plaza, de Godoy Cruz, se efectuará un reconocimiento a la trayectoria y calidad artística del Coro de la Municipalidad de Mendoza, que dirige el maestro Ricardo Portillo. Junto a las de Mendoza, en ese concierto se presentarán también voces de Venezuela y de Brasil. Otro de los momentos destacados de esta edición se producirá el jueves 19 de noviembre, cuando suban al escenario del Independencia coros de distintas latitudes. Junto al Coro Cantapueblo y al Coro de la Universidad del Aconcagua, de Mendoza se presentarán Cantoría Augusto Fermín de Isla Margarita, de Venezuela; Vox Nymburguensis, de República Checa, y Grupo Chorus, de Brasil.  Compuesto por 7 cantantes,  Chorus presentará un espectáculo donde combina un repertorio típicamente brasilero con un paseo por distintas obras de comedias musicales, como El Fantasma de la Opera de Andrew Lloyd Weber.

-¿Cómo hacen para renovarse año tras año?
LR:
Hacemos una lectura de lo que acontece en el mundo coral y en base a lo que ya hemos realizado surgen las nuevas propuestas. Esta vigésima edición está dedicada a la música universal y la próxima será Cantapueblo del Bicentenario, Un Canto a la Libertad.  Las revoluciones populares por la Libertad y la Democracia  de los países del mundo siempre estuvieron acompañadas por canciones que las masas iban coreando. Canción con Todos será el puente entre la edición que hoy comenzamos a vivir y la del año próximo. Para el 2010 convocaremos a los coros del mundo a que nos traigan los temas que reflejan sus historias de independencia y las luchas de sus pueblos por la Libertad.

- ¿Cuánto tiempo se trabaja para la organización del Cantapueblo?
AS:
El trabajo es constante. Una parte del equipo ya está en el Cantapueblo 2010, de Mendoza y en los Cantapueblo de Brasil y Venezuela, de los próximos años.

- Con los años se ha renovado la propuesta. Ahora se hace el Cantapueblo niños. ¿Cómo toma el público mendocino estos cambios?
AS:
El cambio se hizo pensando especialmente en los coros de niños que necesitaban su propio espacio, sus propios códigos y sus propios tiempos. Así surge un Cantapueblo, dedicado a los más pequeños y ya concretamos la tercera edición. En octubre pasado y por cuatro días hicimos con 21 coros de Venezuela, Paraguay, Chile y Argentina, el III Festival Internacional Cantapueblos Niños, “Por la Tierra”. Culminó en el Cerro de La Gloria con un homenaje a nuestro planeta y con canciones típicas, de distintas latitudes de nuestro continente.

- ¿Cómo han visto el comportamiento del público local con el paso de los años?
LR:
Al público histórico de Cantapueblo se suman cada año más personas, porque la propuesta artística se supera en cada edición.  A la vez, los coros han sumado nuevos códigos para comunicar su arte: puestas en escena, filmaciones, trabajos sonoros novedosos, escenografías, vestuarios, entre otros recursos de gran atractivo e innovación.

- ¿Cómo es la logística de semejante emprendimiento?
LR:
Es una “maquinaria” compleja.  La organización tiene muchas áreas para que los coros y los públicos tengan todo a su disposición. Entre otros puntos hay que tener en cuenta: transporte, sonido, iluminación, hotelería, atención personalizada por coro, seguridad, emergencias médicas, gastronomía y excursiones. Por eso además de ser un encuentro coral internacional no competitivo que promueve, a través del canto compartido, la integración de los pueblos “La Fiesta Coral de América” es también un producto turístico-cultural. Demanda servicios en temporada baja. Para este segundo capítulo de Cantapueblo, recordemos que el primero fue en octubre con los niños, se prevé la ocupación de 1.000 plazas hoteleras, durante un promedio de 5 días. Los visitantes demandarán también gastronomía, transporte, regionales, etc., reactivando la economía zonal.

-¿De qué manera está presente el Estado provincial o nacional en Cantapueblo?
AS:
La Provincia lo hace a través de las Secretarías de Estado. Puntualmente, Cultura aporta un día del teatro Independencia, la Orquesta Filarmónica y un subsidio, para pagar el sonido del concierto de cierre. Turismo imprime los programas y nos permitió acceder al auditorio Angel Bustelo del Centro de Congresos y Exposiciones, mientras que Ambiente nos hace la logística en el cerro Aconcagua. Esta iniciativa de la Fundación Coppla también cuenta con el apoyo de los municipios de la Ciudad de Mendoza, San Martín, Godoy Cruz, Rivadavia, Guaymallén y Las Heras, y de empresas privadas. Y está auspiciada por la Asociación de Directores de Coros de la República Argentina (Adicora), la Organización Federada de Actividades Corales de la Argentina (Ofadac) y la UNESCO.

-¿Cuesta arrancar cada año con una nueva edición?
AS:
Llevamos muchos años y ya no sabemos cuando esto alguna vez paró. O sea, el trabajo en equipo es constante. Desde su creación en 1989, Argentina, Chile, Ecuador, Brasil y Venezuela han sido sedes de este acontecimiento cultural, que ha reunido a más de 2000 coros, de Argentina, Chile, Perú, Ecuador, México, Uruguay, Paraguay, Brasil, Colombia, Estados Unidos, Malasia, Italia, España, Alemania, República Checa, Eslovenia y Holanda.

-¿Cuál es la mayor satisfacción que les ha dado Cantapueblo?
LR:
Cuando vemos que coros de distintas latitudes del mundo regresan a Mendoza en varias oportunidades,  o cuando otros países desean hacer Cantapueblo como son Chile, Ecuador, Brasil y Venezuela nos damos cuenta que se trabajó bien y que un producto cultural de Mendoza es reconocido en todo el mundo, por su convocatoria y calidad. Mientras tanto apostamos y nos comprometemos a volver a convertir durante estos días a Mendoza en la gran Ciudad Coral de Latinoamérica. Y, por supuesto, los esperamos a disfrutar del canto.

Opiniones (1)
21 de agosto de 2018 | 03:03
2
ERROR
21 de agosto de 2018 | 03:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Iniciativa cultural exitosa fruto del empeño
    En primer lugar quiero felicitar a Repetur, por esta iniciativa, tal vez la única privada exitosa de caracter cultural, a diferencia de otras supuestamente privadas pero sostenidas traccion estado prebendarios. La obra ha sido maravillosa, y hace tiempo que trasciende, evidentemente por su calidad, el horizonte mendocino. Este tipo de cultura autosostenible y de calidad, es a la que todos los mendocionos debieran apoyar y tener como modelo.
    1