Miguel Bein

"Las provincias van a cerrar con 10 mil millones de pesos en rojo"

El economista habla del impacto de la crisis y la situación de las industrias.

Miguel Bein se ganó muy buena fama en el país a partir de una serie de aciertos en las predicciones de índices económicos. Habituado a visitar Mendoza una vez por año, dialogó con MDZ antes de brindar una conferencia a los clientes del Banco Industrial y dejó sobre la mesa sus perspectivas para este año.

En cuanto a la situación de la economía real que afecta a la provincia el economista explicó que “hay retracciones en todos los productos de lujo. En cambio, los que son de precio intermedio, como vinos argentinos que uno encuentra en Estados Unidos en la zona de los 11 dólares, que son 43 pesos nuestros, el nivel de actividad está bien” aunque aclara que la demanda “no está en los niveles de euforia récord que tenía antes de la caída del Lehman Brother”.

Bein da un detalle de la escala que siguen las decisiones del consumidor a partir de la crisis:
“Primero dejó de comprar casas cuando se rompió la burbuja (NdR: de las hipotecas subprime, en el 2007), después dejó de adquirir autos y dejó de comprar electrodomésticos y cuando la crisis se puso pesada también dejó todo lo que es parecido a un electrodoméstico, o sea los comestibles y las bebidas más caras”.

En lo que le toca a Mendoza, el economista porteño señala que “la demanda de alimentos y bebidas es la que menos sufrió en el mundo, y dentro de alimentos y bebidas lo que más cayó es lo más caro. En el mundo descendió mucho la venta de champagne, las botellas de champagne francés que valen el equivalente a un electrodoméstico; pero las exportaciones de uva de mesa que se habían desplomado ahora empezaron a crecer, aunque todavía está en niveles bajos”.

-¿Esto significa que a la economía local le va a impactar menos esta crisis?

-El impacto de la crisis está en la Argentina: se venden menos autos… pero, la parte buena de la historia, es que esta vez no fue un impacto del estilo de los que nos tenía acostumbrados la Argentina, desde el ‘75 ante el Rodrigazo. Cuando se producían estas crisis el país sufría porque generaba salidas de capitales que terminaban en devaluaciones muy grandes, pérdidas de reservas del Banco Central, crisis política… eso no está pasando, estuvimos coqueteando con estas cuestiones pero no ha sucedido.

-¿Por qué cambió la respuesta de la Argentina ante una crisis mundial?

-La economía argentina, estructuralmente, es mucho más fuerte que hace 20 ó 30 años, sobre todo en la disponibilidad de divisas: uno va por las distintas provincias y el desarrollo de actividades ligadas a la exportación es realmente importante.

-Pero las cuentas públicas no se salvan ¿por qué?

-El de las cuentas públicas es un problema que lo fabricó la Argentina, porque el aumento del gasto entre mediados del 2006 hasta la fecha se triplicó en pesos, si bien la recaudación aumentó un montón, no le puede seguir el ritmo. Entonces tenemos: 2007 la recaudación aumenta 42% pero el gasto aumenta 47%, en el 2008 estuvo más parejo y en el 2009 la recaudación viene creciendo a 13, 14% y el gasto al 30%.

-¿De qué manera influyeron los comicios de este año?

-Siempre los economistas tenemos la esperanza de que cuando termine el proceso electoral, el aumento del gasto se detenga: va a suceder eso, se va a frenar hasta fin de año. Pero Argentina perdió, medido con la misma metodología, todos los superávit fiscal de los últimos cuatro años, recuperó una parte con el rescate de los fondos patronales de las anteriores administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones, que ahora es el Anses. Ese es el dinero que vamos a tener.

-Pareciera que la Nación se va a salvar de tener déficit, pero las provincias no.

-Se salva, después de pagar intereses va a tener un déficit de algunos miles de millones. Venían con una situación equilibrada desde el año pasado, pero las provincias van a cerrar con 10 mil millones de pesos en rojo. Ahí la Nación tendrá que ir en auxilio, si no algunos estados van a haber problemas de tres o cuatro meses para los gastos de funcionamiento.

-¿Por qué hay provincias que tienen excedentes y otras, como Mendoza, que no?

-Cada provincia es un mundo aparte y tiene una realidad social, laboral y sindical diferente. Hay algunas donde los empleados provinciales con más combativos, consiguen más aumentos, más beneficios, logran que se abran las vacantes para que entren más empleados públicos. Esto es como el fútbol: hay clubes que guardan y venden jugadores y ahorran como Velez y Lanús; pero  hay otros que gastan y que después los tienen que salvar el gobierno nacional (ríe). Independientemente del chiste, las provincias están recibiendo por coparticipación federal sólo un 3% más que el año pasado, cuando los precios aumentaron 13%, o sea que la coparticipación federal cayó 10 puntos en términos reales (sin inflación). Es por esa caída en la coparticipación que las provincias han pasado a una situación de déficit.

-Usted es de los economistas que “le pega” en los augurios a futuro, ¿cuales son sus previsiones este año?

-La economía en el 2009 cae 2 por ciento, puede ser algo más también, entre 2,1 y 2,5 por ciento. Allí hay un punto y medio por el factor agrícola. La sequía este año le ha sacado1,5% al PBI. Pero la economía ya va estar creciendo el 1,5% en el cuarto trimestre, o sea que estaremos saliendo de la recesión. Nos agarró la gripe y eso generó un elemento adicional recesivo durante dos o tres semanas que la gente se asustó, no salía a comer afuera, se saludaba mirándose de costado. Eso tuvo impacto en la actividad económica, ahora ya en agosto veo una situación más normalizada.

-¿Por qué se normaliza la economía?

-Se terminó la historia de si iba a haber una devaluación fuerte o no: no la hay con lo cual la gente se calmó. La gente había comprado dólares hasta con el aguinaldo, ahora los va a vender.

-¿Los van a malvender?

-No.

-¿Cuáles son las previsiones del dólar a fin de año?

-Alrededor de 4 pesos, puede ser un poquito más 4,05 ó 4,07. Me imagino que el año que viene no lo van a dejar atrasar y el dólar va a estar arriba de 4,50 para fines de 2010.

-¿Esta es una buena noticia para los exportadores?

-Es una buena noticia en la medida en que hay una inflación por encima del 13 por ciento, imaginamos que el año que viene va a ser un poquito más alta. El tipo de cambio, de alguna manera, a partir de estos niveles puede ser que se deslice dos o tres puntos menos que la inflación; pero no se puede quedar quieto con una inflación de 13 este año y de 15 ó 16 el año que viene, porque ahí sí se puede a atrasar.
Opiniones (1)
21 de abril de 2018 | 10:04
2
ERROR
21 de abril de 2018 | 10:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. eSTA ES LA VERDADERA REALIDAD ARGENTINA Y NO LAS FANTASIAS DE LA REINA cRISTINA QUE VIVE UNA VIDA DE OPULENCIA dEBERIA VIVIR UNA SEMANA EN UNA VIVIENDA DEL CONOURBANO BONAERENSE nO....MEJOR ENTRE LOS NIÑOS RAQUITICOS DEL NORTE....y el federalismo? Moribundo , amigos , moribundo.......
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec