Raúl Mercau

"No podemos subsidiar a todos los afectados por la Gripe A"

El nuevo ministro de la Producción aclara los límites de la gestión y sostiene que la clave será fijar prioridades.

En la primera semana de trabajo, Raúl Mercau buscó darle un dinamismo fuerte al ministerio de la Producción, un área en la que el gobernador Celso Jaque ha despositado muchas esperanzas de mejorar la imagen de su gestión.

Y la hiperactividad del  ministro se notó en todo: viajes a Buenos Aires, recorridas por el interior de la provincia, encuentros con actores económicos y mucho contacto con la prensa.

Los problemas que se vienen, de todos modos, son grandes: en medio de una crisis, y con pocos recursos, tendrá que llegar a la mayor cantidad de afectados con subsidios y generar expectativas económicas en una provincia con síntomas poco alentadores. 

La Gripe A también le pegará duro a la economía. Aunque, en este punto, Mercau no le teme incluso a parar toda la actividad para alejar el fantasma de la pandemia: "Si nosotros dejamos que avance la pandemia, después no van alcanzar los fondos para compensar los daños", afirma.

-¿Cómo le fue con Celso Jaque a Buenos Aires?

-La experiencia fue muy positiva. Hablamos con Débora Giorgi de temas muy específicos. Se habló de 45 millones de pesos prometidos en la Vendimia, de los cuales hay 10 millones aprobados por la Presidenta. Hay un proceso burocrático que hay que seguir. Lleva tiempo, pero la cosa ha tenido una buena evolución. También se charló cómo se van a manejar los fondos de las retenciones vitivinícolas. El procedimiento será contra prestación de proyectos. El tercer punto es el programa para pequeños productores por 50 millones de dólares que también se firmó en Vendimia, con la Coviar. Eso está mucho más avanzado. Se está terminando de armar el comité técnico, será en acuerdo entre el gobernador de San Juan, José Luis Gioja; y Jaque. No debería demorarse más de una semana eso.

-¿Todos estos proyectos estaban frenados? ¿Qué pasó?

-Yo entiendo que las elecciones han influido en que muchos funcionarios hayan estado distraídos u ocupados en esos temas. Pero lo bueno es, primero, la excelente relación con el Gobierno Nacional. A pesar del resultado electoral, yo he visto el afecto con el que lo recibieron todos los funcionarios a Jaque. Hay una gran disposición y sigue el mismo aval. Echegaray (Ricardo, jefe de AFIP) dijo: “Para Mendoza, todo”. Ese fue el clima. Lo mismo fue con Debora Giorgi y la gente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca.

-Pero a pesar de esa buena sintonía, hay muchas deudas de Cristina con la Provincia…

-Vuelvo a insistir, son las deudas naturales de los procedimientos burocráticos. La buena noticia es que no nos dijeron que ningún programa se haya caído. Por ahí surgen críticas del que el gobernador y los funcionarios viajan mucho a Buenos Aires. Lamentablemente, estas cosas se resuelven allá. Hay que ir a luchar a Buenos Aires. Vamos a pelear y vamos a viajar. Estamos armando una agenda para ver secretarías específicas del ministerio de Giorgi. Hay plata y programas allí que queremos explorar. El Fondo de la Transformación nos da una institucionalidad que nos ha permitido dar créditos a tasa cero. Eso no ocurre en ninguna provincia.

-¿Cómo es la situación de la economía de la provincia de cara al segundo semestre?

-Es preocupante. Yo soy moderadamente pesimista. Hay cosas que habíamos previsto, a lo que se ha sumado la gripe A, de la cual no sabemos cuál será el impacto final, aunque yo no creo que sea tanto. Nunca hemos negado la crisis ni ocultamos los números. No hay que ser alarmista, pero decir que no va a haber reducción en la actividad económica sería negar la realidad. Nosotros no la negamos y nos preparamos estratégicamente. Sabiendo que vamos a tener menos plata cuando más pedidos vamos a tener. O sea que va a haber que priorizar.

-¿Se puede llegar a un recorte de salarios, o a la emisión de un bono?

-No, los salarios no se van a tocar. Me gustaría que lo transmitiera el ministro del área, pero este es un gobierno justicialista. Cuando nosotros hemos pensado en un instrumento de promoción de inversiones y empleos, es porque nosotros queremos proteger el empleo. Nosotros hemos llegado a un acuerdo con los empleados estatales y eso es algo que no se va a cambiar.

-Y emitir una cuasimoneda?

-No, no. No es algo que quiera el gobernador. Estamos buscando todas las alternativas posibles.

-¿Y un bono para poner en el mercado?

-Eso podría ser una alternativa. Si vemos que tenemos la necesidad, lo haremos. Pero esa no es una decisión que tomaremos en soledad. Para poder endeudarse se va a charlar con la Legislatura. Tras las elecciones, la política tiene un alto contenido de consenso. Por vocación y por necesidad. Yo no digo que esté cerrado, pero en la medida que vayamos monitoreando la realidad, lo vamos a hacer. Esto porque todas las provincias están con déficit y nosotros no somos los que peor estamos. La Nación también está monitoreando la situación y la solución tiene que ser sistémica. Las cuasimonedas se dieron en un escenario como el de 2001 y 2002...

-El bono Aconcagua, en cambio, se colocó en una época de expansión de la provincia…

-Fue el primer bono que hizo la provincia sin garantías. Nosotros como provincia tenemos una calificación mejor que la deuda de la Nación.

-¿Eso significa que somos buenos pagadores?

-Somos buenos pagadores. Eso es algo que vamos a proteger. Pero tiene que quedar claro que no se ha tomado la decisión de emitir un bono.

-¿Cómo ve la producción vitivinícola y de otros sectores de la producción local?

-Es la primera vez que soy funcionario del Estado. Esto me ha permitido aprender que, desde el escritorio, nos equivocamos. Podemos tener buenas ideas, pero en la implementación, quienes conocen el funcionamiento son los mismos sectores. Nosotros vamos a proponer las políticas, sabiendo que los recursos son escasos, pero los vamos a poner a disposición. Vamos a acordar las políticas con ellos. A mí me gusta trabajar en equipo y de ahí siempre salen buenas ideas. Pero esas buenas ideas hay que acordarlas con los sectores.

-También tienen que llegar a tiempo, porque a la última gestión (del Ministerio de la Producción) le ocurrió precisamente que llegaba tarde con las soluciones…

-A nosotros nos pasó eso con el ajo y le diría que fue casi con el único sector. Es un sector donde es difícil implementar instrumentos, porque tienen mucha informalidad…

-Pero el damasco lo tiraron también casi todo…

-No fue tanto así. Y en el damasco intervinimos directamente. Además no es un sector tan grande. Dimos un subsidio directo. Eso fue, en parte, un ruido político, y también la incertidumbre.

-Pero actuaron cuando el incendio ya se había generado en el sector y los productores ya estaban en la calle. ¿Cómo se evita eso?

-Con diálogo. Por eso se decidió viajar este fin de semana a San Rafael. El lunes me reúno con el ministro de Economía de San Juan. Tempranamente hay que empezar a construir los consensos. El sector vitivinícola ha sido siempre un aliado del justicialismo. Siendo un gobierno del PJ y teniendo los aliados que tenemos en el sector, tenemos para hacer dulce con la política vitivinícola. Tenemos la decisión política de hacerlo.

-Habla mucho de diálogo, pero tiene poca plata…

-Uno de los problemas que tenemos es la contingencia climática. Por eso, parte del dinero del que hablé al principio es para el tema de la lucha antigranizo. Financiarla y subsidiarla para proteger a los pequeños productores.

-Hay gente del ambiente económico que se sintió preocupado por una declaración suya: la posibilidad de relegar la ayuda al sector productivo por la Gripe A. ¿Puede precisar esto?

-En esto hay que ser claros. Tenemos la voluntad política de atender a los sectores, pero hay que tener racionalidad. Si nosotros dejamos que avance la pandemia, después no van alcanzar los fondos para compensar los daños. Eso es lo que tiene que hacer la política económica: con recursos escasos, priorizar. Hoy lo que hay que hacer es detener lo que causa daño económico, que es la enfermedad. No hay que poner el carro delante del caballo. Nosotros priorizamos a los sectores más débiles, los pequeños y que tienen productos perecederos, los que son más intensivos en mano de obra, aquellos que consideramos estratégicos…esto es coyuntura, también estamos pensando en herramientas de largo plazo. La ley de promoción del empleo y atracción del empleo es una herramienta que no existía. Hablamos de una exención para las empresas tecnológicas de 10 años. Hablamos de un crédito fiscal del 30 por ciento.

-¿Ustedes están anticipando que no van a dar subsidios a los sectores que dicen que están perdiendo dinero por la Gripe A?

-Nosotros no podemos salir a subsidiar a todos los sectores económicos afectados por la crisis económica y la gripe A. El sector comercio representa el 25 por ciento del PGB de la provincia. Es imposible subsidiar a cada uno de ellos. Nosotros hemos tomado algunas medidas con boliches y peloteros: un subsidio por sostenimiento del empleo, que es un subsidio que viene con fondos de la Nación; y hemos acordado postergar vencimientos con Edemsa. Esto es todo por ahora, sobre todo porque no tenemos una verdadera evaluación de los daños ahora.

-En la contingencia de la salubridad, está contemplado que el dengue puede generar problemas?

-El dengue es distinto porque no provoca suspensión de actividades económicas

-Pero sí puede generar expectativas negativas para algunso sectores, como el turismo…

-Obviamente, hay que actuar con responsabilidad para prevenir. El dengue no es tan difícil de combatir. Nosotros no somos el norte del país. Se puede convivir con el dengue. En Centroamérica el dengue es una enfermedad instalada y no ha afectado el turismo.

-Usted recomendaría un cierre total de actividades por la Gripe A? Y de hacerlo, cuál sería el impacto económico?

-Zapatero a tu zapato, yo no puedo saber eso. Pero si se tomara esa decisión, hay una estimación seria que habla de un impacto de 5.000 a 9.000 millones de pesos en toda la Argentina en 15 días. Haciendo la cuenta, estamos hablando de un impacto de 200 millones de pesos, que no es tan grave. No es una caída tan importante en el PGB total de la provincia, aunque después hay que ver el impacto en cada uno de los sectores. Yo no lo sé, pero de todos modos me da sensación que el Gobierno no va a salir a detener la actividad económica en su totalidad.

-¿Ya pensó en la conformación de su gabinete?

-Si hay algunos cambios, no serán demasiado grandes. Javier Espina entró hace poco y se quedará como subsecretario de Industria, Tecnología e Innovación. En el caso de Pablo Gómez Riera, no hemos hablado y sé que tiene ofrecimientos. Eso es algo que veré. Recién estoy entrando. Yo no me pongo en jefe, así que será una cuestión de piel con el equipo. Si alguien no responde, veré los cambios, pero yo no estoy apurado en hacer cambios. Estoy apurado en cumplir las promesas. Estos 60 días serán cruciales para testear la confianza que ha puesto el sector productivo en esta nueva gestión. Espero estar "a la altura" de la demanda (risas).

Opiniones (2)
19 de febrero de 2018 | 09:06
3
ERROR
19 de febrero de 2018 | 09:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Sr. Ministro, no es la gripe A la que afecta a algunos sectores, son las erróneas decisiones de Uds. las que los afectan y ahí tendrán que comerse todos los juicios que se van a hacer ya que las medidas erróneas de suspensión de actividades son fácilmente comprobables dado que en otros países no se tomaron y siguen viviendo con la gripe A. O sea, aquí se pierde plata porque Uds. se equivocan y pretenden hacer creer que el problema es la gripe A, sin embargo son Uds. los que obligan a perder plata no la gripe A y por eso deberán pagar. En cuanto al grupo de expertos que los están asesorando deberían devolver los títulos universitarios ya que demuestran claramente impericia, ineficacia, negligencia e inexperiencia práctica, en fin, viven en un frasco. Le recomendaría verificar los número que menciona porque el PGB del país es de 400 mil millones de dólares al año (según datos oficiales en internet - MECON), lo que le da casi mil millones de dólares diarios y no las cifras que Ud. menciona de 5 mil a 9 mil millones de pesos en 15 días, lo que de ser verdad sería preocupante por lo ridículo que sería que todo un país como la Argentina tenga tan pequeño movimiento en 15 días.
    2
  2. Es un lujo para los mendocinos el tener a un profesional tan capacitado y con tan buenas referencias, un gran acierto de este gobierno, que no tiene muchos aciertos ultimamente, El Dr. Mercau es un trabajador incansable, y es un hombre "Honesto" , como pocos, con principios morales, y esta muy capacitado para hacerle frente a los problemas que va a tener que enfrentar la provincia, ojalá el periodismo no lo defenestre, especialmente este medio (MDZ) que hace lo que sea para pegarle a Jake, que las esquirlas no le lleguen a este Ministro, que creo que es una esperanza para los que queremos que las cosas cambien para mejor.
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve