Guillermo "Willy" Tagliarini

"Por internet, el disco pasó a ser un objeto de colección"

Guitarrista de Bulldog, banda rosarina de punk rock que acaba de lanzar el álbum "Repolución".

"Es un juego de palabras. Es una evolución y una revolución", explica vía telefónica, Guillermo Willy Tagliarini, de Bulldog, sobre el más reciente disco de la banda.

Hace poco más de un mes, el grupo rosarino lanzó Repolución, su décimo trabajo. El álbum fue grabado con el apacible paisaje de fondo de las sierras cordobesas y lleva el sello de Mariano Martínez (Attaque 77) en la producción.

A lo largo de 15 canciones, y desde una mirada crítica y a la vez optimista, el cuarteto “baja línea” sobre temas actuales. El mensaje no tiene metáforas, las letras advierten: “hay que mirar más allá”, “intento cambiar el azar”, “la crisis del planeta puede mejorar”. 

El sentido del disco, sin dudas, se encuentra atravesado por las dos décadas que el grupo suma como habitantes de la escena punk rock argentina, y en su interior late el impulso de cuatro músicos que señalan "haber sobrevivido a todo tipo de gobiernos".

Acerca de este álbum, su nuevo punto de encuentro con la gente que los sigue, gira la charla telefónica que el guitarrista de Bulldog (Adrián en batería, Hernán Mantu Mantoani en voz y guitarra y Ramiro Rata España en bajo) mantuvo con MDZ.

- El disco lleva poco más de un mes en la calle, ¿cómo ha sido recibido hasta ahora?

- Si bien hablar de recepción aún es muy prematuro porque estamos en pleno proceso de apoyo el lanzamiento, las críticas son buenas. Pero fundamentalmente lo que buscamos es quedar conformes nosotros. Desde la sala de ensayo vamos armando material que implica un tiempo prudencial, las cosas no salen de un día para otro. La idea es que nos emocione y nos guste.



"El secreto" - primer corte de Repolución (2009).

- ¿El lugar en donde lo grabaron influyó en el resultado final?

- Sí, elegimos hacerlo en la tranquilidad de las sierras cordobesas bajo la producción de Mariano Martínez, con quien nos une una amistad, basada en la buena onda y el respeto. Él aportó también sus ideas y su visión.

- Y además participó como músico invitado…

- En el disco hizo algunas guitarras y algunos coros. Aunque, como dije, el disco salió hace muy poco, el trabajo viene bien y estamos muy contentos nosotros. Por supuesto pretendemos que la gente lo escuche, que comience a tener una idea más concreta.

- ¿Habían trabajado con Mariano, antes?

- Si bien nos conocemos por haber tocado en giras, desde los comienzos de Attaque, esta es la primera vez que trabajamos juntos. Siempre estaba la posibilidad de hacer algo en conjunto, lo hablábamos en los camarines pero, por una cosa u otra, no coincidíamos. Hasta ahora.

- ¿Cómo fue el proceso de trabajo?

- Lo charlamos, lo armamos e hicimos una preproducción. Después de tocar en Cosquín Rock, nos instalamos para grabar las bases –bajo y batería-. Ahí comenzamos a gestar el disco.

- Eso fue durante los meses de febrero y marzo, ¿cuándo comenzaron a salir las primeras canciones?

- En noviembre del año pasado. Por entonces nos quedamos en Córdoba unos días y le mostramos el demo a Mariano, para que vaya teniendo idea de cuántos tracks iban a ser. Por supuesto hubo una limpieza, pero sólo por una cuestión de espacio.

- Y finalmente quedaron los 15 temas del álbum…

- Hoy se trata de que los discos sean compactos, homogéneos y de que la gente los escuche de principio a fin.

- ¿Cómo se logra eso en un momento en el que las descargas a través de Internet son la regla?

- Es todo un tema. En este proceso de lanzamiento, tratamos de dejar el mensaje de que no se pierda la intención de ir a las disquerías. En la era de la digitalización, tanto laburo, tanta preproducción, se acota a los 30 segundos que involucra bajar un disco. Entiendo que la situación económica no es la mejor -más en nuestras pampas, en donde estamos acostumbrados a vivir en crisis- pero tampoco es imposible. A nosotros también nos pasa, pero compramos los discos que nos gustan; de ahí que a los chicos les pedimos que apoyen; sólo así sigue vivo todo: la banda, el álbum, la compañía.



"Momentos" - track de Repolución.

- Hoy un disco parece ser un objeto de arte…

- Por el fenómeno de Internet, el disco pasó a ser un objeto de colección, obsoleto. En ese aspecto somos un poco bohemios, nos gustan los vinilos. No se tiene que perder la magia del tocadiscos y de la bandeja, ni de los demás formatos -incluso el cassette-. El CD también tiene que seguir, porque si no, el próximo paso será grabar para que el disco vaya directamente al I Pod o al mp3.

- La idea no suena imposible…

- La gente no se da cuenta de que no es lo mismo escuchar un álbum en vinilo o en un CD, que en un mp3. La calidad del audio es otra. El disco se graba con determinada tecnología para lograr ciertos resultados. En nuestro caso, con Mariano tratamos de retroceder y lograr el sonido vintage, tan propio de los ’70. Cuando el disco se pasa a mp3 no podés apreciar esas cosas. Entiendo que el bolsillo no da para todo, por eso cuando salimos de gira llevamos material y hacemos ferias a buen precio.

- Hablando de giras y de crisis, ¿cómo afectó la situación del país a la banda?

- Los toques no son tan seguidos, los discos no se venden, los productores no se animan, el traslado del grupo es muy costoso y ya no se hacen giras maratónicas. Incluso, cuando viajamos al sur se vuelve más fácil viajar en avión. Hay que acomodarse a los tiempos que corren pero no amedrentarse. A lo largo de 20 años hemos vivido todo tipo de gobiernos: pasó la hiperinflación, el “uno a uno”, “la pizza con champagne” y hasta el helicóptero; y acá estamos, sobrevivimos.



"Antigil" - segundo corte del álbum Salvaje (2007).

- Lo que decís, de alguna manera condensa la esencia del disco, que tiene un sentido crítico pero también esperanzador…

- Tal cual, es un mensaje crítico-esperanzador. Es un “repolución” que busca generar conciencia, sobretodo, en las nuevas generaciones desde un mensaje positivo. El disco habla de hacer las cosas por derecha y no por izquierda –un ejemplo que, básicamente, viene de la clase política-; de cuidar el planeta y la naturaleza; de que el único anhelo no sea el dinero; de las relaciones humanas…

- Y deja la sensación de que algo puede cambiar…

- A veces la gente cree que el rock es sólo destrucción y alcohol. Por supuesto que si hay una cerveza, se toma pero ése no es el punto de inflexión. Uno va viviendo y conociendo cómo son las cosas y puede sacar conclusiones.

- Recién mencionaste las fechas en el sur, ¿cómo son recibidos en esa región del país?

- En este momento estamos viviendo un romance intenso con Neuquén y con Bariloche, la gente responde con una calidez increíble. Bulldog es una de las pocas bandas que iba al sur en los ’90. En esa época íbamos en micro de línea hasta ciudades como Comodoro Rivadavia, Rawson, Puerto Madryn, Río Gallegos, Río Grande, Ushuaia. Hoy tenemos muchos seguidores en la zona.

- Parece que valoran mucho el contacto con la gente…

- Es que si no, se pierde la esencia.



"Fatal destino" - tema de Yo estuve ahí (2006).

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 21:22
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 21:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"