Ricardo Mansur

"Si Jaque nos escucha, nos va a votar a nosotros"

El candidato a diputado nacional del Frente Cívico explica el plan para que Mendoza recupere fondos de la Nación.

Ricardo Mansur parece tener más pasta para la gestión ejecutiva que para una banca en el Congreso. No obstante, tira varios conceptos claros para trabajar desde el Parlamento. En especial, respecto de un tema que en esta campaña parece central, no sólo para el cobismo, sino para todo el arco opositor: lograr reducir la "caja" del Gobierno Nacional en beneficio de la provincia.

En ese contexto, el ex intendente de Rivadavia durante ocho años también lanza una idea nueva. Propone que Mendoza rompa el acuerdo con la Nación para la construcción del dique Portezuelo del Viento (un arreglo por el cual la Provincia tuvo que renunciar a un millonario juicio contra el Estado Nacional) y que la represa en Malargüe "la haga Jaque con la plata que Mendoza recupere de la coparticipación".

Como buen cobista, Mansur considera en esta entrevista que  "Jaque miente" y ofrece una visión casi filosófica sobre una polémica que afectó la imagen de los últimos dos gobiernos radicales. "El ticket social Vale Más sirvió en su momento y anduvo bien. Lo que pasa es que, a veces, el hombre prostituye todo", afirma. 

-¿Cómo ha encarado la campaña electoral?

-Estoy caminando mucho, tratando de hacer toda la provincia. Fuia a Malargüe, a Bardas Blancas. El domingo hice todo el desierto de Lavalle y encontramos muchas cositas. Hay que escuchar mucho porque los medios nuestros no son tantos como para darnos el lujo de no caminar.

-¿Qué le dice la gente en la calle?

-Las legislativas son muy frías, pero van poco a poco metiéndose en nuestros fundamentos, que es encontrar un equilibrio en el Congreso de la Nación y poder trabajar, por ejemplo, en la coparticipación. Tenemos unos estudios muy serios que nos dicen que Mendoza está perdiendo mucho dinero en coparticipación y los municipios también. Cuando se transfirió la Caja de Jubilaciones en el 93, las provincias cedieron el 15 por ciento de coparticipación y también de la masa coparticipable se sacaron el 20 por ciento del impuesto a las ganancias, el 100 por ciento del impuesto al tabaco y el 10,3 por ciento del IVA. En eso, las provincias aportan 23.400 millones de pesos al año. Mendoza aporta 998 millones. Hoy ANSES tiene superávit, por lo cual financia al Tesoro de la Nación. Resulta que, en el presupuesto, el Tesoro tiene previsto 6.000 o 9.000 millones de pesos para cederle a las provincias. Entonces, nosotros le cedemos plata al ANSES, la ANSES le presta a la Nación y la Nación nos presta a nosotros.

-Se produce un círculo raro con la plata de ANSES…

-Claro. Hay necesidad de modificar el pacto fiscal. Hay provincias que están por entrar en déficit, por lo cual van a necesitar mucho más financiamiento y no va a alcanzar el Programa de Asistencia Financiera (PAF), sino que va a haber que tomar plata de ANSES. Algunos dicen que incluso algunas provincias pueden volver a emitir cuasimonedas si la Nación no sale a ayudarlas.

-En ese caso, ¿no va a ser difícil recuperar recursos entregados a la Nación?

-No. En el próximo presupuesto, primero iremos por el Impuesto al Cheque, que son 352 millones de pesos. Seguiremos por ese 15 por ciento de coparticipación (cedido en el traslado de la Caja Jubilatoria). ¿Cuál es la ventaja? La autonomía política y económica de las provincias. Se terminaría la discusión con los municipios y esto daría más previsibilidad aquí en la provincia. Las transferencias discrecionales de Kirchner han crecido de 3.600 millones en 2003 o 2004 a 16.000 millones. Entonces la caja se le agranda más. Por ejemplo, provincia de Buenos Aires tiene un problema muy grave de financiamiento.

-Ahí está el peligro de volver a las cuasimonedas…

-O emite el Banco Central, o presta plata la ANSES. Las provincias que estén enemistadas con la Nación no van a tener otra salida. Van a tener necesidades por 20.000 millones de pesos y en el presupuesto hay 6.000 millones como asistencia de la Nación.

-¿Cuál es el plan, entonces, en materia de coparticipación?

- Hay que terminar con los fondos discrecionales por 16.000 millones de pesos para que vayan a la masa de coparticipación. Lo que decimos nosotros es que si nos escucha Jaque, nos va a votar a nosotros.

-¿Pero cambiar la ley de coparticipación, no es posible?

-Es muy difícil, porque tiene que haber mayoría especial, acuerdo del Poder Ejecutivo Nacional, acuerdo del Poder Ejecutivo provincial y de los municipios. O sea, tiene que existir voluntad política y en el presupuesto establecer límites. Pero modificar la ley de coparticipación es casi imposible.

-¿Cómo debería ser la administración de fondos de la ANSES?

-Dentro de la división de poderes, hay que hacer un control estricto de los fondos, para resguardar los fondos de los jubilados y la toma por parte del Poder Ejecutivo. Por lo menos hasta que consigamos financiamiento externo, que hoy no lo tenemos. Estamos pensando en el Fondo Monetario o tomando préstamos del Banco Central. Hoy, el Plan Federal de Viviendas está financiado por ANSES. Todas las necesidades de caja del Tesoro pasan por el ANSES.

-¿Parlamentariamente no se pueden resguardar esos fondos?

-Por lo menos hay que controlarlos. Por ejemplo, las tasas de interés. Y que se gaste en necesidades de la crisis.

-¿Las tasas de interés a las cuales ANSES presta la plata, deben ser iguales a las bancarias?

-Es un tema discutible el de las tasas porque nos estamos prestando plata entre nosotros. Por eso queremos tener el poder de los entes de control para discutir los temas y que no haya una mayoría que no permite discutir nada. La tasa debe ser normal y variable.

-¿A qué precio debería estar el dólar a fin de año?

-Todos piden un dólar mayor, yo creo que debe ir llegando a un precio que no afecte. Somos un país muy susceptible al dólar. No hay que trabajar tanto en el precio del dólar como en el control de la inflación. Si el dólar aumenta y sube la inflación, no hay beneficio.

-¿Cuál es la posición de ustedes frente al conflicto del campo hoy?

-Para nosotros, las retenciones dependen de muchas variables. El gran problema del campo fue poner a todos en la misma bolsa. Dependen de la rentabilidad del producto, entre otras cosas. En casos de productos de Mendoza como la pulpa de durazno, la ciruela desecada o el mosto, hay que eliminar las retenciones hasta que se vuelva a exportar. También dependen del nivel de rendimiento: no es lo mismo como rinden la uva en San Rafael y en la zona Este, como no es lo mismo el rendimiento de la soja en la Pampa Húmeda y Santiago del Estero. Y depende también del nivel del productor: pequeños productores o pules de compra. Todo hay que discutirlo en el Congreso.

-¿Y la limitación de las exportaciones, como las ve?

-Hay que mantener una protección del mercado interno. En las jornadas de la Federación Agraria se llegó a la conclusión de que el intermediario es el que más gana. Moreno (Guillermo, secretario de comercio interior) no mete la mano allí. El consumidor está pagando caro y el productor está cobrando barato.

-¿Cómo soluciona el problema de los intermediarios?

-Hay que trabajar en eso. Fundamentalmente en el cooperativismo y el asociativismo. Los productores, cuando hay buen precio, son bastante mezquinos. Y cuando es malo el precio, están todos en la protesta. Eso se da mucho en la vitivinicultura.

-Está diciendo que el productor es mañoso.

-Lo conozco bien, sí (risas).

-Ya adelantó algo, pero: ¿qué piensan hacer con los superpoderes?

-Los queremos eliminar. Vamos de cabeza a eso. Autonomía económica y política.

-¿Qué opina de la ley de radiodifusión, han estudiado ese tema?

-No, pero uno de los temas es que el mismo que lo regula sea juez y parte. Mientras no sea con el fanatismo del manejo discrecional del Estado, es un tema para trabajar de manera muy seria, porque depende mucho de él la calidad institucional. No vamos a permitir que el Estado sea dueño de esto. Hay que proteger los medios, pero a la vez tener cuidado con la monopolización. Si conseguimos un equilibrio, va  a haber una discusión seria.

-¿La elección de jueces y el Consejo de la Magistratura, cómo deben ser?

-Lo tenemos en nuestra plataforma. La idea es poner el equilibrio que existía antes. Que en el Consejo no tenga mayoría el Ejecutivo y que el Poder Judicial sea independiente, que no sienta la posibilidad de un jury. Hay que volver a independizar al Poder Judicial y cambiar la integración actual del Consejo de la Magistratura.

-¿Qué hay que hacer con el veto a la ley de Glaciares?

-Mendoza debe mantener su postura, si bien nuestro gobernador no ha dicho una palabra. Yo lo he vivido en el desierto de Lavalle, donde están desconfiando del río San Juan (de donde toman agua), si bien Pascua Lama (proyecto minero) está al norte de la provincia. Vamos a tratar de reafirmar la ley de protección de los Glaciares. Hoy el 2 por ciento de las aguas del mundo son dulces. También hay que dar créditos para que los productores no malgasten el agua. Hoy, gastan mucho agua. Y debemos proteger a los glaciares porque el mundo necesita el agua potable.

-¿El veto es fruto de la presión de las empresas mineras y del gobernador Gioja concretamente?

-Yo creo que sí. Al usar cianuro hay contaminación de ríos o de napas. La felicidad que tienen en San Juan por las inversiones se puede transformar en un problema serio. La ley de los glaciares prohíbe cualquier tipo de inversión minera contaminante. Es como la ley sobre la minería que tenemos acá. En toda reglamentación hay un interés, por lo cual hay que cortar por lo sano.


-¿Qué opina del aborto?

-Estoy en contra de la despenalización, pero de todas formas hay que hacer un programa mucho más efectivo de ayuda y de educación, para evitar los embarazos no deseados. Seguir con la provisión de anticonceptivos y profilácticos. Yo he visto casos en mi pueblo de gran contradicción. Hay mucha gente que tiene poder adquisitivo que puede hacerse el aborto aquí en una clínica de Capital, pero a su vez hay gente pobre que sufre y lo hemos vivido. Tal es así que la mortalidad materna y la mortalidad infantil aumentaron en 2007 y 2008. Yo creo igual que el derecho a la vida lo vamos a proteger. La educación sexual no sólo debe ser para la mujer, sino fundamentalmente para el hombre.

-¿Y respecto de la despenalización de la droga?

-No estoy de acuerdo con despenalizar la tenencia de droga. Hay que proteger a los chicos. Sí se podrían cambiar las penas. El tema nos preocupa mucho porque tienen la droga muy cerca y a precios muy baratos. Y drogas muy peligrosas.

-¿Cuál es su postura respecto de la imputabilidad de menores?

-Hay un proyecto de régimen penal juvenil, en el cual cambia totalmente el sistema. Hay que ver cuál es el sentido de responsabilidad del que ejecuta el delito, si es consciente del delito que ha cometido. Y en ese régimen tienen que haber jueces y abogados especiales. Los chicos hay que analizarlos respecto del estado violento intrínseco. Si agarrás 30 chicos en un aula, vas a darte cuenta que hay una parte que está sentada y otro que está a las patadas. Después hay que trabajar sobre factores como el hacinamiento, el alcohol y la droga, que también inciden. También tiene que haber lugares de recuperación más especializados que los que tenemos. Tenemos la obligación de recuperar a ese chico y que no se sienta encarcelado. Por otro lado, los homicidios cometidos por chicos de 14 años no son muchos.

-¿No son tan representativos los menores para la inseguridad que se vive en la sociedad, entonces?

-Me dieron un estudio que demuestra que es poca la incidencia. Hay que ir de cabeza al tema, pero tratar de que la recuperación sea efectiva. Hay que dar más inversión para separar a los niños o jóvenes por hechos. Y evitar que hagan un master en delincuencia donde son alojados.

-¿Han pensado en un cambio en el sistema de ayuda social?

-En unas jornadas que tuvimos llegamos al acuerdo de hacer un asignación universal por escolaridad. El mismo Julio Cobos cree que la educación es un factor fundamental. La idea es que todos los chicos reciban una asignación para que vayan a la escuela. Esto va a permitir que los jueces de familia puedan determinar responsabilidades de los padres, ya que reciben un dinero del Estado para ello y no tendrían excusas.

-¿Y cómo piensan controlar la transparencia de esos planes?

-La transparencia va a depender de los municipios. Si se eliminan los trabajadores en relación de dependencia, van a quedar los que reciban la asignación. Entonces nos vamos a tener que poner de acuerdo entre los directores y los chicos que van o no a la escuela. En eso se puede hacer un trabajo de campo interesante.

-¿Cómo van a evitar problemas de corrupción como el del Vale Más?

-El niño tiene que llevar el certificado de escolaridad y hay que garantizar que el chico estudie. El control debe ser escolar. Si no, hay que recogerlos con el otro proyecto de Cobos, que fue el Servicio Cívico Voluntario, para que terminen la primaria o la secundaria y obtengan el oficio.

-¿No volverían ustedes a un ticket Vale Más entonces?

-Yo tengo que defender al ministro y mi amigo Pato Pinto, que fue quien descubrió ese tema y que injustamente se lo imputan.

-La responsabilidad en ese tema fue de ustedes, los radicales…

-El ticket Vale Más sirvió en su momento y anduvo bien. Lo que pasa es que, a veces, el hombre prostituye todo. Yo lo ví con la caja PAN de Alfonsín. El que la entregaba exigía varios estudios, y después se transformó en algo de amigos. Tienen que ser supercontrolados los planes.

-¿Qué obra pública nacional privilegiaría para Mendoza?

-Yo soy un enfermo de la descentralización. Una buena estrategia de descentralización mejoraría hasta la seguridad. Si hacemos una política activa, deberíamos tener cuatro hospitales en las distintas zonas con el nivel de los que tienen acá. En el sur, si terminamos ruta 40 y Portezuelo del Viento, los beneficios del turismo y la energía serían muy importantes. La estrategia de la provincia la marcamos nosotros, no nos pueden dar plata para hacer cordón y banquina. Hay que hacer infraestructura para el desarrollo. Este país tiene 8 millones de personas sin agua potable, mientras que la OMS nos dice que por cada peso invertido en agua potable nos ahorramos 34 en salud. Entonces hay que meter pila al tema de agua potable. Hay que preparar infraestructura de transporte. Yo de Rivadavia acá tengo 40 minutos en auto y en micro 50 minutos. Si hiciéramos una triple vía, toda la zona Este llegaría sin inconveniente y los chicos no se tendrían que venir a vivir aquí pagando un alquiler.

-¿Hay que hacer como en San Luis, que hacen ellos las rutas y no la Nación?

-No, pero en San Luis fueron muy inteligentes. Ellos, mientras más rutas hacen, más plata reciben del Fondo Nacional de Caminos.

-En el Este genera mucho impacto la política vial de Rodríguez Saá.

-Yo tengo mucha gente que tiene campos en San Luis y está sorprendida. La infraestructura vial se hace con visión de futuro.

-¿En qué comisiones va a trabajar en el Congreso?

-Me gusta Economía y he trabajado mucho en Salud también. Y Presupuesto, pero todos quieren ir ahí.

-¿Cuáles deberían ser los valores del haber mínimo jubilatorio y el salario mínimo?

-Seguramente, superiores a los actuales, en ambos casos. Y más si el ajuste va a ser respecto de la inflación del INDEC, que es otro tema al que vamos de cabeza. Todos nos damos cuenta que los índices no son los más correctos. La oposición tiene que tener por lo menos participación en esta estrategia.

-¿Cómo ve la gestión del gobernador Celso Jaque?

-Creo que Jaque no ha logrado tener un buen gabinete y no estaba preparado para gobernar. Al no tener un buen gabinete no tiene confianza en ellos y pierde mucho tiempo en la cosa chica. En persecuciones políticas y despidos a mansalva. Ocupó su tiempo en lo menos que debería haberlo ocupado. Uno llega a pensar que llega tarde ex profeso. Todavía se están liquidando créditos para cosecha cuando ya se ha tirado gran parte de la producción por los precios. A veces me pongo a pensar que hasta le viene bien que caiga mucho granizo y exista menos producción. Así hay menos oferta y aumentan los precios. Abrir tantas expectativas lo dejó muy mal parado. Además, sigue mintiendo en las obras. Publican caminos del sur que no ha asfaltado y de las 13 escuelas que inauguró, no inició ninguna. No se puede mentir de tal manera o considerar que la gente es estúpida.

-Pero hablando de las obras, hay una que venía del gobierno de Cobos y no se sabe qué va a pasar. Hablo de Portezuelo del Viento.

-Si nos hace caso, podría hacerlo Jaque con plata de Mendoza, de la coparticipación.

-No, pero hay un acuerdo previo de Cobos con Kirchner por esa obra…

-Pero bueno, la realidad dice que hay un país que ha tenido este cuatrimestre por primera vez un déficit. La caja se le ha disminuido y no se si va a poder cumplir con el acuerdo.

-Y qué tiene que hacer la provincia, ¿volver al juicio de la promoción industrial y romper el acuerdo?

-Lo primero que tiene que hacer el gobernador es exigir que se cumpla el compromiso…

-¿Cobos se arrepiente de haber firmado aquel acuerdo?

-No, creo que no. Cobos lo firmó convencido de que la obra podía hacerla la Nación y podía traerle réditos a la provincia.

-¿Y en general, le creyó demasiado Cobos a Kirchner?

-Buenos, aquellos que creímos en la concertación, nos sentimos muy defraudados. La gran materia pendiente de Cristina era volver a la institucionalidad. Kirchner había recuperado la figura de la presidencia, que la había desgastado De La Rúa. El periodo de “ella” era no más superpoderes, no más decretos de necesidad y urgencia, y cambiar funcionarios cuestionados como De Vido, Moreno y Jaime. Y terminamos con Kirchner volviendo al PJ. Con ellos no volvería a hacer una alianza, porque no cumplieron. Pero soy muy respetuoso del tercer movimiento histórico que quiso hacer Raúl Alfonsín. Yo goberné Rivadavia ocho años junto al socialismo y muchos justicialistas.

-¿Cómo se divierte cuando no está haciendo campaña?

-Correr no puedo, porque estoy operador del corazón, me cambiaron una válvula. Me gusta juntarme con amigos e ir al campo.

-¿Le gusta leer?

-Estuve leyendo algo. Esto me ha llevado a leer muchas cosas. Estoy leyendo “La selva académica”, de Roberto Follari.

-¿Hace cuánto no está en la actividad privada?

-Tengo una bodeguita y una finca de 30 hectáreas. Pero soy un desastre. Alquilé la bodega y ahora la finca la llevan mis propios empleados. Es una pequeña empresa. Yo la manejo por teléfono. Renuncié a mi cargo público el 1 de mayo y volví a Mendoza apenas se confirmó mi candidatura.

-¿Hace cuánto no se hace atender en un hospital?

-No, yo tengo OSEP, pero la actividad política te lleva cerca de los hospitales, justamente ahora voy a ver a un amigo que está internado.

-Alguna vez probó drogas?

-No, nunca.

-¿Se quedó con ganas?

-No, bastante droga ya tengo con los cigarrillos.

-¿Sus hijos están en universidades públicas?

-Sí, dos en la UNC, una en la Universidad en San Luis y la cuarta se fue a estudiar a la Universidad Nacional de Río Cuarto.

-¿Cree que la imagen positiva de Cobos se va a trasladar a ustedes en las elecciones del 28 de junio, algo que parece ser la clave de esta elección?

-Creo que sí, porque hay mucha sinceridad en nosotros. Para nosotros es un orgullo que Julio nos acompañe y nosotros no somos extraños a su actividad. Su forma de actuar nos impone una conducta en el sentido común y de calidad institucional que realmente puede la gente relacionarlo con nosotros. Yo lo he acompañado siempre.

-Puede ser su caso, pero Ernesto Sanz fue un rival de Cobos. ¿Cómo puede leer eso la gente?

-Ernesto siempre dice que después del voto no positivo encontró a la persona. Y hay que valorar haberse puesto enfrente de los Kirchner. Cobos tiene decidido no hacer campaña por nosotros con su investidura, pero si le queda tiempo libre va a hacer política.

-O sea que los que tienen que hacer un esfuerzo para parecerse a Cobos son ustedes…

-Seguro, mientras no me saque a correr.

El candidato

Ricardo Mansur nació en Rivadavia, Mendoza, el 30 de octubre de 1951.

Tiene 57 años.

Está casado con María Beatriz Carrizo, profesora en Enseñanza Preescolar. Tiene 4 hijos: Tania, de 27 años; Paula, de 25 años; Lucía, de 20 años; Andrés, de 18 años; todos estudiantes universitarios, y un nieto, Juan Ignacio, de 7 años.

 

Cursó sus estudios primarios en la Escuela Normal Regional “República de Chile”, hoy Escuela “Francisco Humberto Tolosa”. Realizó sus estudios secundarios en el “Liceo Militar Gral. Espejo”. Se recibió de licenciado en Enología y en Industria Frutihortícola en 1980 y ejerció su profesión en varias bodegas del este mendocino.

 

En 1982 comenzó el camino de la política, militando  en la UCR. En 1984 fue designado vicepresidente del directorio de Obras Sanitarias Mendoza, Sociedad del Estado, en el Gobierno de Felipe Santiago Llaver.

 

En 1993 fue electo diputado provincial, representando al Segundo Distrito Electoral, cargo que ocupó hasta 1997 y fue reelecto hasta 1999.  Fue presidente de bloque de la UCR. y vicepresidente primero de la Cámara de Diputados.

 

En 1999 fue electo intendente de Rivadavia y reelecto en 2003, ocupando la intendencia por dos períodos, hasta 2.007. Desde entonces, acompaña al vicepresidente Julio Cobos como asesor del Honorable Senado de la Nación, cargo al cual renunció el 1 de mayo de 2009 para dedicarse a la actual campaña electoral.

 

Opiniones (12)
21 de agosto de 2018 | 03:02
13
ERROR
21 de agosto de 2018 | 03:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Considero que el SEÑOR Ricardo Manzur es un excelente candidato, honesto, con gran capacidad y coraje.
    12
  2. y si vos escucharas a la gente te quedarias en tu casa y no saldrias nunca mas
    11
  3. mas allá de tu bronca y tu asco por todo lo que se pare en contra de tu cristina, no confundás las cosas y antes de escribir y demostrar tu odio, leete las atribuciones del vice presidente que está escrito en el librito ese que se llama constitucion.
    10
  4. Manzur, si realmente quieren que alguien los vote, salgan de abajo de las faldas de Cleto! estas son elecciones legislativas, no sigan haciendole la campaña presidencial a Cobos porque todavía faltan dos años!
    9
  5. En realidad esta gente me suena tan obsecuente como su jefe cobos, ya que como vicepresidente NO LOGRO NADA PARA MENDOZA!!! Los mendocinos teniamos la esperanza que cobos en la nacion sirviera para benefiarnos pero la verdad que COBOS NO HIZO NINGUNA GESTION POR LOS MENDOCINOS... "..Y si quien le da de comer es así, ... entonces que esperamos de los chanchos..."
    8
  6. EL ES QUIEN MANEJA HOY RIVADAVIA AVERIGUEN INVESTIGUEN PARA QUE DEL RIO NO DIGA NADA PUSO A SU SUEGRA - A SUS 4 CUÑADOSSSSS, Y OBVIO A SU ESPOSA AAAA Y VEAN LAS LOCACIONES DE SERVICIOS QUE HAY EN RIVADAVIA FACRURAS QUE SE COBRAN SIN TRABAJAR..........
    7
  7. Me parece que este ex-Intendente sirve para un cargo ejecutivo, no para uno legislativo, no le veo pasta de legislador.
    6
  8. lo unico que hacen es poner la cara, de propuestas, ni hablar, que inúntiles!!!!
    5
  9. CONOZCO ALGO DE SU GESTION DE RIVADAVIA, AGARRO UN MINUCIPIO DESTROZADO CON UN PASIVO DE 13 MILLONES DE PESOS ( LUEGO DE 3 GESTIONES PERONISTAS - PESCE-ABRAHAM-PESCE) Y DPS DE 8 AÑOS ENTREO UN MUNICIPIO CON UN ACTIVO DE 2 MILLONES Y CON MUCHAS OBRAS CREO Q SACAR ADELANTE UNA MUNICIPALIDAD QUEBRADA Y DEJARLA EN ACTIVO DEMUESTRA SU CAPACIDAD , OJALA SEA TAN UTIL EN LA FUNCION LEGISLATIVA , EL UNICO ASPECTO NEGATIVO Q TIENE ES Q ES MUY SOBERBIO A LA HORA DE DEFENDER SUS COSAS
    4
  10. Disculpame, no sos politico, pero pareces ratita de comite. Mire, no apoye traidores, salvo que ese sea su gusto, si quieres pensar en el futuro de tus hijos, mira las conductas, se fueron renegando de los que le dio identidad, por que no no van a hacer con vos, con la provincia. Mira, ninguno es un santo pero se honesto tambien SI JAQUE MIENTE EL COBISMO ya traiciono varias veces, primero a Iglesias, despues al radicalismo despues a los pinguinos y si alguien se lleno los bolsillos fueron los de los vales mas truchos, ENTONCES MEMORIA, ENTONCES OBJETIVIDAD, SERIEDAD
    3