Omar De Marchi

"¡ANSES no tiene que prestar plata a Edemsa ni a ninguna empresa!"

Entrevista a fondo con el primer candidato a diputado nacional del Partido Demócrata.

Omar De Marchi finalmente está ejecutando a pleno el plan político que comenzó hace más de dos años. El tradicional Partido Demócrata tiene por fin un partido en el cual referenciarse a nivel nacional: el PRO de Mauricio Macri.

Identificado esta vez con el jefe de gobierno porteño hasta en los colores de los carteles proselitistas, De Marchi también se identifica en los objetivos políticos con el ex presidente de Boca. Por eso postula que hay que hacer que el Estado "funcione y preste servicios", más allá de la "vieja" discusión ideológica de izquierdas y derechas.

También a tono con Macri, el discurso del ex intendente de Luján es profundamente antikirchnerista, posición desde la cual le pega tanto al oficialismo nacional, como al provincial y al propio cobismo.

Aunque todavía se ve sometido a explicar el breve pero reciente paso del PD por el gobierno de Celso Jaque, cuando el actual candidato a senador nacional de su partido, Juan Carlos Aguinaga, se convirtió en el primer ministro de Seguridad de la gestión justicialista, con entero consentimiento de De Marchi como presidente del partido.

De Marchi, primer candidato a diputado nacional de los demócratas, detalla también qué hará en una banca del Congreso si es reelegido para esa tarea el 28 de junio próximo. 

-¿Cómo te está yendo en la campaña?

-Tenemos mucho entusiasmo y expectativas. Aparentemente hay un acompañamiento que se percibe de la gente y eso nos alienta. No estamos predicando en el desierto y eso nos da ganas. Cuando esos principios encuentran eco en la gente, uno lo hace con más ganas.

-Has dicho últimamente que el Partido Demócrata puede hacerle perder el control del Senado al kirchnerismo a través del famoso “senador 37”. ¿Podés explicar esto?

-Ocho provincias, entre ellas Mendoza, elijen senadores. Y si uno analiza los posibles resultados en esas provincias, son más o menos estáticos y previsibles. Si eso sucediera de la forma en que lo estamos imaginando, es muy posible que en Mendoza, el senador 37 (el que marca la diferencia, ya que hay 72 senadores en total) sea nuestro. Con eso, el PD estaría quitándole esta mayoría conducida desde el Poder Ejecutivo al kirchnerismo.

-¿Cuáles son tus expectativas en ese sentido?

-Nosotros venimos construyendo un proyecto hace mucho tiempo y no vamos a cesar en ello. Esa construcción empieza a tener eco en estos tiempos y tenemos las expectativas de ganar o salir segundos en estas elecciones. Si saliéramos segundos y el justicialismo terceros, ese senador que pierde el PJ y ganamos nosotros podría ser el senador 37.

-¿Pensás que puede perder las elecciones el justicialismo?

-Creo que debería perder, porque no está haciendo las cosas bien a nivel nacional y provincial. La respuesta de la sociedad debiera ser no votarlos. Si ganaran, sería porque hay seguridad, hay una educación de excelencia, hay salud para ricos y para pobres y estamos viviendo en un país que brinda seguridad para las inversiones. Si gana el PJ, la señal sería contradictoria.

-¿Y de los otros rivales, el radicalismo y el cobismo, qué decís?

-Con respecto a la alianza, creo que ya han gobernado y tampoco han hecho bien las cosas. A nivel nacional, el ejemplo fue De La Rúa. Hay un esquema parecido. Y en la provincia, el gobierno de Cobos fue el que más presupuesto manejó en la historia reciente, y la verdad es que Mendoza no heredó una infraestructura nueva en materia económica, educativa y de salud. Hay que recordar que Cobos asumió con un presupuesto de 1.600 o 1.700 millones de pesos. Fueron tiempos de crecimiento y Cobos terminó con un presupuesto aproximado a los 4.500 millones de pesos. Casi triplicó el dinero que tenía cuando asumió, era una oportunidad única para haber sido muy austeros con los gastos. De haber sido así, Mendoza habría tenido una masa de 1.500 o 2.000 millones de pesos. Yo habría destinado dinero a infraestructura educativa. Mendoza necesita rápidamente 200 o 250 escuelas. Estamos hablando de 750 o 1.000 millones de pesos. Con el ahorro de un año hubiera cubierto de escuelas la provincia. Por eso creo que el gobierno de Cobos fue malo. Despilfarró una enorme cantidad de plata.

-¿Cómo evolucionó tu pensamiento desde los meses que el PD compartió el gobierno con Jaque? ¿Cómo lo evaluás a la distancia?

-Si uno hubiera sabido la escasa vocación por la conducción política del actual gobernador, no hubiéramos aceptado. Pero nosotros no aceptamos (el ministerio de Seguridad) por una cuestión política. Nos ofrecían solucionar el principal problema de Mendoza y nos estaban reconociendo que era el único partido que estaba preparado para gestionar los temas importantes. Debo decir que nos fuimos no por problemas vinculados a la seguridad, sino a otros asuntos teñidos de política. Después de un año, hemos notado un crecimiento de los delitos y, en esos meses, había una baja, no del 30 por ciento, pero que sí había llegado al 12 por ciento. El saldo fue el de contribuir a resolver un problema de los mendocinos.

-Pero ustedes sabían que había una incompatibilidad política desde el comienzo, porque el gobierno era kirchnerista…

-Bueno…nosotros en realidad las reuniones previas las tuvimos con el gobernador e imaginábamos que la provincia iba a ser conducida desde Mendoza. Al poco tiempo empezamos a vislumbrar que esta es una provincia piloteada desde Buenos Aires. Si el Gobierno hubiera sostenido este equipo de seguridad, habría obtenido beneficios. Destaco dos: estaríamos hoy en una provincia un poco más segura…

-Pero ustedes a la reducción del 30 por ciento prometida por Jaque no llegaban…

-Es que el 30 por ciento era producto de las agencias de publicidad. Ese mapa del delito era la venta de una ilusión. Fue una falta de respeto arriesgar porcentajes. Pero (cuando el PD manejaba la seguridad) había toda una tendencia a la baja en la inseguridad. El otro gran beneficio que se perdió fue haber marcado una fuerte independencia del Gobierno central. Esa dependencia marcó todo el tiempo que siguió de la gestión. El gobernado viaja todas las semanas a Buenos Aires a ver qué le dan.

-¿Inicialmente, qué sintonía  creyeron tener con Jaque para subirse a su Gobierno? ¿Lo vieron “demócrata” a Jaque, o conservador?

-No, hubo editoriales en su momento que lo destacaron como el primer gobernador conservador desde el 83. Pero nosotros no hicimos esa lectura. Sabíamos que Mendoza tenía un gran problema y que el Gobierno que acababa de asumir se desnudaba y decía que no sabía qué hacer en seguridad. Porque si nos convocaban era porque no tenían equipo ni plan. Decirle que no a Jaque qué era: ¿decirle que no a él o a los mendocinos? A mí me gustaría saber qué hubiera dicho la gente.  Si lo hubiéramos podido plebiscitar en ese momento, el resultado habría sido 90 por ciento a diez ( a favor de que el PD asumiera el control de la seguridad). La gente quiere que le resuelvan los problemas.

-Pasando a otro tema, ¿cómo deben gestionarse los fondos de ANSES? ¿Esa plata es caja o un instrumento del Estado para tomar decisiones?

-Primero hay que entender que esos fondos son de quienes se van a jubilar de aquí a unos años. Si se comprendiera ese concepto, las inversiones de esos fondos serían con los criterios que el mercado ordena. Porque es muy fácil ser solidarios con la plata que no es de uno. Es muy fácil decir: voy a prestar plata a Scioli para gastos corrientes o para que construya una ruta a una tasa cero o tasa muy baja, con la excusa de que esa ruta les va a servir a todos. Porque cuando llegue el momento de jubilarse, va a pasar lo de siempre: determinados políticos terminan manoteando fondos para gastos actuales, perjudicando las jubilaciones futuras. Si los bancos prestan plata al Gobierno al 20 por ciento, no veo por qué los jubilados le van a prestar plata a Scioli al 4 por ciento. Lo que están haciendo es patinarse esa plata. El Estado sí debería facilitar el acceso inmediato a esa plata. Esa debería ser la facilidad que la Anses podría dar.

-¿Creés que está bien que Anses le preste plata a Edemsa para cubrir deudas, como ha solicitado la empresa eléctrica mendocina?

-¡Pero ni a Edemsa ni a ninguna empresa! Primero porque Anses no es un banco, es una caja de capitalización. Lo que tienen que hacer quienes conducen esa plata es las inversiones de futuro que aparezcan no sólo como más rentables, sino las más seguras.

-¿Pero eso no sería hacer una nueva AFJP?

-Bueno, yo no voy a justificar las AFJP. Ojo, lo que hubo en las AFJP fue cobro de comisiones excesivas. Pero convengamos que la plata iba a cuenta individual de capitalización, en donde vos sabías que tenías equis plata. Pero vos tenías tu dinero en un número que era tuyo. Hoy, esta bolsa común a la que entra todo facilita el vaciamiento que se está haciendo de las cajas previsionales. Este Gobierno tiene un estilo sofista, porque estafa el alma. Han desarticulado un sistema perfectible, como el de las AFJP chilena. Nos dijeron que se estaban robando la plata de las AFJP para robársela ellos.

-¿Pero esto no se puede cambiar con una buena gestión estatal de la Anses dentro de dos años, cuando cambie el Gobierno?

-Pero se transformó todo el sistema. Se está armando una comisión para controlar los fondos en el Congreso y hay un par de proyectos que flexibilizan las inversiones…en fin, esta gente está desesperada por los fondos y no ha encontrado forma más fácil que ir por la plata de los jubilados.

-¿Qué obra pública habría que privilegiar desde el ámbito nacional para Mendoza?

-Yo estoy en contra del concepto de “obra pública nacional”. Mendoza debe recuperar la potestad del manejo de sus recursos. Los mendocinos somos lo suficientemene inteligentes para decidir nuestro futuro. Si manejáramos los recursos que deberíamos manejar, entiendo que hay que hacer una inversión muy importante en materia energética. Tiene que generarse una nueva red vial. Pero la inversión más importante, es educativa: Mendoza necesita no menos de 250 escuelas de manera urgente. El gobernador ha hecho sólo 13 y la mayoría  venían de antes.

-¿Pero Jaque no ha hecho más escuelas?

-No, lo que dijo el 1 de mayo es que ha hecho 13, y que tiene en proyecto 146 para lo que queda de su gobierno. Eso no es serio. Los recursos provinciales deben ir a educación, para que los chicos recuperen la educación de excelencia que históricamente tuvo Mendoza y que la venimos perdiendo. Se está perdiendo la batalla frente a la educación privada.

-¿El PD está de acuerdo con la educación pública?

-Sí.

-¿A todo nivel?

-Por supuesto. La educación pública de la provincia tenía los niveles más altos del país en otros tiempos. Eso lo hemos perdido. Tenemos que tener igualdad de oportunidades todos desde que nacemos y la única manera de recuperar esa igualdad es que todos, desde la salita de cuatro, empiecen a adquirir los mismos conocimientos.

-¿Cómo se puede empezar a lograr esto desde el Congreso ahora?

-Por lo pronto, peleando para la obtención de los recursos que Mendoza necesita y que gobierno tras gobierno se vienen entregando.

-Coparticipación del Impuesto al Cheque, por ejemplo...

-Sí, aunque el Impuesto al Cheque en realidad no debe existir. Esa plata debe quedar en el bolsillo que produce.

-Hablás de la coparticipación, entonces.

-Sí, hace falta una nueva ley de coparticipación que respete otros parámetros de distribución. Hablamos de regalías hidrocarburíferas mal liquidadas y del 15 por ciento de recaudación de impuestos que le corresponden a Mendoza y que quedan en la caja de la Anses. Yo tengo dos o tres proyectos en este sentido. El gobernador debería haberlos tomado. Pero el justicialismo sigue votando según el mandato de Olivos.

-Hay temas muy instalados en la sociedad, como el debate por la despenalización del consumo de la marihuana, ¿qué pensás al respecto?.

-No estoy de acuerdo, porque al que tiene un gramo de droga en la mano, alguien se lo entregó. Hay que desactivar el circuito en forma completa. Hay mucha demagogia en este tema: a la persona que consume hay que contenerla, pero debe saber que lo que está haciendo está mal, porque las personas tienen plenas facultades. Además convengamos que a nadie se lo agarra de las orejas porque está consumiendo y se lo excluye. Mendoza ha dejado de ser tránsito para ser plaza de consumo de las drogas.

-¿Pero no ocurre que así la Justicia se satura de causas irrelevantes por consumo de drogas, mientras se pierde el foco, que es el problema de la droga vinculada a la juventud y la delincuencia?

-Una cosa no lleva a la otra. Se deben robar 100 o 500 estéreos por día en Mendoza, pero no por eso vamos a despenalizar el robo de estéreos. No se puede  justificar la comisión del delito con las causas que llevaron a hacerlo. Pero son estos gobiernos que se llenan la boca de pueblo los que han generado exclusión, educación y salud para ricos y para pobres.

-¿Qué opinás de la pena de muerte?

-No, no estoy de acuerdo en absoluto.

-¿Y sobre la despenalización del aborto?

-Obviamente q ue no estoy de acuerdo. Nosotros estamos aquí porque alguien nos permitió nacer. Se trata de resolver el problema por el lado más fácil. Hay muchas mujeres que dicen que se debe poder decidir sobre nuestro cuerpo, pero hay que comprender que hay un niño allí adentro, no un  pedazo de carne.

-Es un tema delicado. Nosotros este año publicamos en MDZ una investigación que demostró que el aborto es un negocio para mucha gente en las condiciones actuales. El aborto se hace, se hizo y se hará…

-Bueno, pero hay múltiples ejemplos. Habilitar la comisión de un delito para evitar otro…lo que estamos habilitando es matar un niño. Pero yo quiero dejar claro que no soy ortodoxo. No me paro en la vereda del fanatismo. Ni siquiera por cuestiones religiosas. Planteo el tema por una posición profundamente humanista. Es jodido darle el derecho a alguien para que mate a otro. El día que alguien me demuestre que yo soy una persona distinta que el que estaba en el vientre de mi madre, podemos empezar a hablar. Yo arranqué en el momento de la concepción. Es muy jodido establecer pautas y parámetros. Por ahí mi visión no sea la que engloba gran parte del mundo, que va avanzando en estos temas. Pero hay cuestiones en las que el mundo alguna vez tiene que parar. Soy consciente que puedo estar equivocado, pero creo que la solución pasa por contener.

-Otro tema complejo que les va a tocar tratar en el Congreso apenas pase la fiebre de la campaña electoral es la imputabilidad o procesamiento de menores…

-Yo tengo una visión allí bastante más particular. Yo creo que la edad no es importante. Este gobierno es maniqueo si los hay, ya que presenta el monstruo de dos cabezas, el del bien y del mal, y se plantea esta cuestión de la edad como si esto fuera la solución o el caos. Acá lo que hace falta es intervenir socialmente sobre los sectores más jóvenes. Independientemente de la edad de imputabilidad, aquí lo que tiene que haber es inversión pública en establecimientos para contener a los menores que delinquen. ¿Qué diferencia hay si un menor comete un delito a los 16 o a los 14? La imputabilidad implica aplicar un régimen que se asemeja casi en su totalidad al adulto. Hoy lo que sucede es que ese menor, tenga 12, 14 o 16 años, después de estar un par de meses en un instituto, sale con todas las técnicas delictivas profesionalizadas y mucho más excluído. Lo importante no es la edad. Es más, hay que olvidarse de los menores, hablemos de todos los detenidos. ¿Qué le pasa hoy a un adulto de 22 o 23 años cuando lo detienen? Lo transforman, si no lo era, en un profesional del delito. Vamos a resolver el problema cuando haya una política penitenciaria integral que apunte a resociabilizar, con artes y oficios dentro de los penales y con la voluntad de poder mejorar esto.

-¿Cómo es tu relación con Mauricio Macri?

-Teníamos más trato cuando integrábamos los dos el bloque de diputados. Cuando él asume el gobierno de la Ciudad, el trato no es diario y ni siquiera semanal. Pero tenemos un trato asiduo. Al menos una vez cada 15 o 20 días. Aparte Macri está participando en forma directa en este espacio nacional, que tiene sede dentro del Congreso, en el bloque Propuesta Federal. Todo esto hace que haya una relación y una afinidad que fluyen casi naturalmente. A pesar de que Macri es un tipo jodido. Por ahí lo presentan como un tipo frívolo, porque viene de una familia con mucho dinero, pero es un tipo jodido y obsesivo.

-¿Por qué es jodido?

-Porque es un tipo obsesivo con los resultados. No es un hombre con quien se puede estar dos horas tomando café y filosofando. Es una persona que va mucho a los resultados y a los hechos. Creo que eso lo hace distinto y está muy bien. Lo vemos en el gobierno de la Ciudad, lleva un año y medio de gestión, poquísimo tiempo, y con un Gobierno Nacional terriblemente en contra. Con Aníbal Fernández como buque insignia de todos los obstáculos que le pone el Gobierno Nacional. Sin embargo, ellos vienen gestionando en silencio y con mucha eficiencia.

-Y con problemas también, por ejemplo, en el área educativa…

-Pero bueno, por intentar cambiar matrices. Aquí hay que diferenciar el 99,9 por ciento de los maestros con mayúsculas, del 0,1 por ciento que hace política desde la acción educativa. Hay gremios extremadamente politizados que hacen el reclamo desde una óptica política, no desde la óptica de la educación. Jamás he visto a conductores de gremios educativos parapetados en una calle para que se construyan más escuelas. Pero ojo, quiero aclarar que la mayoría de los docentes siguen esperanzados en la utopía de que la educación es realmente la herramienta. Macri ha estado gestionando mucho esto, lógicamente con un presupuesto heredado. Pero por ejemplo, se ha instalado el inglés desde primer grado. Los tiempos que vienen son de competencia por adquisición de mejores conocimientos. Por eso dar el inglés desde el ciclo básico es dotar a los chicos de una herramienta para desarrollarse con mayor aptitud que otros.

-Qué rara es la campaña que estás haciendo en Mendoza, con los colores amarillos del PRO en remplazo de los tradicionales del PD. Es mi opinión. ¿Qué te dicen en la calle?

-Nos están felicitando. Es una campaña que pretende ser constructiva en serio, a través de acciones como la del Congreso Móvil. El Congreso Móvil no es otra cosa que llevar a un barrio la posibilidad de participación es las tareas del Congreso. El Congreso es bueno, los que suelen ser malos son los que lo integran. Es la base de la democracia y hay que tratar de redescubrir esos valores.

-Eso está bueno, pero tengo dudas con otra cosa: ¿Los demócratas son macristas realmente?

-Nosotros no estamos diciendo que somos macristas. Es más, Macri no es macrista, es un republicano que quiere devolverle a la gestión el resultado para el bien de la gente. De nada sirven las carátulas y tipificaciones. Lo que creo que hay que hacer es, sin perder la contención ideológica, lograr que el Estado brinde lo que tiene que brindar. Y que nos dejemos de hablar. Hoy, en esta provincia, el que tiene plata se cura y el que no la tiene se muere. El que no tiene plata puede estar seis meses tirado en el Hospital Central esperando una operación. De eso se trata, entre comillas, el PRO. Nosotros, por primera vez en muchos años, creo que hemos adherido a un esquema nacional que más o menos nos contiene. Podemos tener diferencias. Pero entendemos que hay un proyecto, cuya cabeza visible es Macri, que tiende a esto: ‘Muchachos, dejémosnos de tontear, que izquierdas, que derechas’. Lo que hace falta es que el Estado brinde soluciones a los ciudadanos. Y voy a pasar un chivo: en Mendoza, la estructura de salud, educación y económica que sigue en pie fue hecha en épocas de gobierno del Partido Demócrata, hace 60 o 70 años. Queremos volver a hacer cosas palpables para los ciudadanos. Y eso es lo que también interpreta Macri para los tiempos que vienen a nivel nacional.

-¿Visitás la Casa Rosada?

-(Risas)No visito la Casa Rosada.

-¿No has ido nunca?

-He ido mil veces, soy diputado de la Nación. Pero a ver, ¿qué me querés preguntar?

-Eso, si vas a la Casa Rosada. ¿Hay razones para que la visites?

-No, lo que pasa es que yo interpreto esta pregunta como que soy un gran opositor y por allí mantengo diálogos con ministros y demás, lo que puede aparecer como que se contradice. Mantengo un mínimo diálogo con algunos ministros por temas que hacen al desarrollo de la provincia. Hemos tenido reuniones con algunas direcciones vinculadas al desarrollo energético, porque integro la comisión de Energía del Congreso. Me he peleado mucho con Ricardo Jaime, que es subsecretario de Transporte de la Nación, a quien le he pedido la renuncia. Ahora, no tengo más que ese diálogo. Pero voy a decir algo: está mal.

-¿Qué está mal?

-Esta mal solamente mantener este diálogo básico. Los diputados de todos los partidos deberíamos tener un diálogo permanente con el Gobierno, porque deberíamos estar de acuerdo en las cuestiones básicas. Pero este gobierno no permite ponerse de acuerdo en lo básico. Han bajado a la Argentina del mundo y por eso cuesta mucho relacionarse.

-¿Ayuda que haya mendocinos en la Casa Rosada?

-En los últimos años hemos tenido experiencias negativas con los mendocinos. Parece que llegan a la Casa Rosada y se encandilan, y terminan más entregados a los intereses políticos de quien conduce que en la defensa de los intereses de Mendoza. El ejemplo más claro es Cobos: no sólo no le sirvió a Mendoza su vicepresidencia, sino que además, para ser vicepresidente, entregó la provincia a los Kirchner. Nos traía a Cristina a la provincia porque era la solución para el país y porque Cristina le iba a agregar calidad institucional, para justificar su paso al oficialismo. Y Cobos sigue siendo oficialismo, por más que aparezca como opositor. Perfectamente, cuando se va Cristina, podría firmar un decreto de necesidad y urgencia, para que Mendoza recupere los fondos de la Anses.

-Otro mendocino que está hace mucho en la Casa Rosada es Juan Carlos Mazzón. ¿Cuál es tu opinión sobre él y qué función creés que cumple?

-Sinceramente no conozco su tarea central, por lo tanto no puedo opinar de él. Por otro lado tampoco es un hombre de mi partido para que opine políticamente de él.

El candidato

Omar De Marchi

Edad: 42 años

Estado Civil: Casado

Hijos: Dos

Profesión: Abogado recibido en la Universidad Nacional de Córdoba en 1991.

Antecedentes políticos: Concejal de Luján en el periodo 1994/98; Diputado provincial entre 1998 y 1999; Intendente de Luján en el periodo 1999/2003; Intendente reelecto entre 2003 y 2005; Diputado Nacional periodo 2005/09.

Cargos partidarios: Presidente del Partido Demócrata desde 2004 hasta la fecha.

Su objetivo en estas elecciones: Lograr la reelección como diputado nacional. Es primer candidato en la lista de su partido.

Opiniones (14)
21 de agosto de 2018 | 03:04
15
ERROR
21 de agosto de 2018 | 03:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La plata del ANSES NO HAY QUE PRESTÁRSELA A Edemsa. Hay que prestársela al EPAS, así el amigo Canal puede cobrar y la PYME PD sigue facturando.¡¡Vamos todavía Omarcito!!!!
    14
  2. Pensaba votarlo pero después de esta entrevistas he concluido que este sr. es un mentiroso, oportunista, especulador y pretende manipular la voluntad cívica de los mendocinos subestimando la capacidad de nuestros comprovincianos y la mía en especial. Es lamentable y evidente que las intenciones de De Marchi son eternizarse cobrando desde el Estado ya que lo viene haciendo desde 1994. EN DEFENSA DE MENDOZA.-NO A DEMARCHI
    13
  3. HASTA CUANDO LLORARAS PERDER!!!! JAJAJA HACE UN COMENTARIO SERIO O TU PAPA ARENAS NO TE DEJA PRIMERO GANA TU LUGAR PORQUE HACE AÑOS QUE PROCURAS ALGO Y RECORDA EL 29 DE JUNIO VOLVES A SER EL LIMPIA BAÑOS DEL BLOQUE DEMOCRATA
    12
  4. Todo aquel que alguna vez se acercó al PD sabe perfectamente que lo que han construido estos supuestos "políticos" es una PYME. Aguinaga Papá, Aguinaga Nene, socio-gerente De Marchi, Socio Vinci, Socio Riesco, etc., etc. El problemita que están teniendo, y parece que no se dieran cuenta, es que la empresa familiar se les va achicando cada vez más. Todo aquel que quiere aportar algo al PD lo puede hacer, pero ad-honorem, ¡por supuesto!!, vale decir: ¡¡¡a donar sangre!!! para los elegidos del PD. ¡Muchachos!!! creo que se les está acabando el negocio, van a tener que trabajar nomás, no hay otro remedio
    11
  5. A VER SI ENTENDES, A DE MARCHI LO ELOGIO LA GENTE, QUE MORAL TENES VOS PARA SENSURARLO, SI HACE 20 AÑOS QUE SOS ÑOQUI EN DIPUTADOS?
    10
  6. ¡¡Por eso no le puede hacer ni una multa al diablo!!. Este personaje ha "negociado" con quien sea para "seguir participando". Razonemos juntos: Si él es la figura más convocante del Partido Demócrata(¿?), porqué no ocupa la candidatura de Senador Nacional?, muy simple: Porque la única posibilidad que tiene de mantener la beca es como candidato a Diputado. Conocedor de las vanidades de algún "conmilitón", le puso el traje de Senador a otro y "pelito p'a la vieja". En el PD, no se dan cuenta?
    9
  7. Muy buena entrevista donde podemos apreciar un MENDOCINO que lucha realmente por los intereses de Mendoza y que tiene visión de futuro. Vamos DE MARCHI siga así que lo necesita Mendoza!!!
    8
  8. Lo de la ANSES es una trampa en un sistema cerrado es posible que lo que diga tenga sentido pero en una economía de un país ya ha sido superada por la doctrina económica, si el país se paraliza el ANSES disminuye brutalmente sus ingresos ingresos y la perdida es infinitamente mayor para los beneficiarios del sistema. Si hay recursos la prioridad es el nivel de actividad. No concuerdo con que la campaña valla bien o que no visto la rosada miente y cree que lo hace picaramente cuando algún amigo seguro filtro la información. Lo de los temas puntuales se nota que algo queda de aquel hombre moral y humilde de otros tiempos pero muy poco.
    7
  9. Lo conozco como Intendente y me pareció muy bueno, y como legislador me demostró que tiene coraje y capacidad, fue el único legislador mendocino que defendió a Mza. Mucha suerte
    6
  10. Que está en la función pública ? Y tiene pretensiones de 4 años más ? No será hora que se haga a un lado ?
    5