Hernán Ojeda

"Adecuar el sistema a los cambios en la demanda del mercado"

Experto en temas vitivinícolas.

Hernán Ojeda es Doctor en Ciencias Agronómicas de la Ecole Nationale Supérieure d”Agronomie, de Montpellier, Francia, y egresado de la Facultad de Ciencias Agrarias (UN Cuyo) de Mendoza, Argentina. Trabajó durante 10 años en el INTA en Mendoza y desde el año 2003 es Ingeniero de Investigación en la Unité Expérimentale de Pech Rouge donde desde el 1 de marzo de 2007 ejerce como Director adjunto de dicha unidad. Es autor de numerosas publicaciones en revistas internacionales científicas y técnicas. Ha realizado más de 50 intervenciones en congresos o en reuniones científicas y técnicas.

Ha sido Director de la Maestría en Viticultura y Enología organizada por la U.N.Cuyo/INTA - AGRO Montpellier/INRA, y ha participado y participa como docente cursos internacionales de postgrado en Argentina, España y Francia. Participa, además, como miembro del comité científico del GESCO (Grupo de Estudios de Sistemas de Conducción), y de revistas científicas y técnicas.

Es consultor de empresas vitivinícola en diferentes países de América del Sur y de Europa. En 2005 recibió Premio Francisco Oreglia a la Vitivinicultura Argentina por Innovación en Viticultura.

Aquí, en una charla, el experto mendocino analiza temas vinculados a la vida y su mundo.

- ¿Cuáles serán los desafíos que enfrentará el productor de vinos en un futuro próximo?

- Uno de los principales será mantenerse en alerta. Hay que adecuar el sistema a los cambios en la demanda del mercado. Y, en la medida de lo posible, tratar de prever esta evolución y anticipar los cambios necesarios para mantenerse competitivo. Para el productor esto implica conocer profundamente los principales factores agro-climáticos que influyen en su sistema productivo e identificar aquellos en donde deberá centrar sus esfuerzos en el caso de necesitar modificaciones significativas. Para ello es necesario ponderar el peso que cada uno de los factores climáticos, biológicos, culturales y tecnológicos tienen en su sistema. Por regla general se dilapidan enormes esfuerzos en tratar de controlar aquellos factores fácilmente visibles y se descuidan otros de mayor peso, aunque menos perceptibles. Un ejemplo clásico son aquellos viñedos donde se controla rigurosamente la arquitectura de la canopia a través de técnicas de desbrote, raleo o deshoje, por nombrar algunos, pero se descuidan factores básicos para el funcionamiento fisiológico de la planta tales como el estado hídrico o el nutricional.

- Estos desafíos ¿están relacionados a los cambios climáticos de que tanto se habla, y en qué medida?

- En muchos casos sí. En aquellos lugares donde el cambio climático introduzca una perturbación importante en el sistema productivo habrá que prever los mecanismos necesarios para adaptarse. La respuesta puede ser muy diferente en función de cada situación, pero lo que está claro es que la inacción será peligrosa. Esto es una desventaja para aquellos viñedos sometidos a sistemas de producción muy rígidos desde el punto de vista legislativo, como las AOC europeas. Sin medidas correctivas de peso, el cambio climático afectará significativamente las características del vino y esto perturbará sin duda la percepción del consumidor.

- ¿Los cambios climáticos ponen en peligro el futuro viticultura?

No. Simplemente forzará cambios: nuevas regiones, nuevas variedades, nuevos sistemas de conducción, riego, tecnología de bodega, etc. Incluso en muchos viñedos bajo situaciones climáticas desfavorables, el cambio climático puede ser un factor ventajoso.

- ¿La innovación y la productividad, se consideran desafíos para el próximo decenio? ¿Qué importancias podrían tener en la vitivinicultura?

- Indudablemente, hablamos de la necesidad de cambios de contextos, de paradigmas y de la necesidad de anticipar y de adaptarse a estas variaciones. Esta adaptación pasará por la innovación y en muchos casos también por la diversificación. Ya mencionamos la importancia del cambio climático como factor perturbador, pero hay otros. A título de ejemplo, en Europa, por el tema de la salud, cada vez más se habla de la necesidad de disminuir el grado alcohólico de los vinos. El contexto legislativo presiona en ese sentido y el mercado progresivamente responde en consecuencia. El problema es que durante los últimos treinta años el modelo seguido fue totalmente opuesto. El alto grado alcohólico se consideraba un elemento importante de calidad y todo el sector se movió en esa dirección. Desde el lado de la investigación se seleccionaron variedades, clones, cepas de levaduras, etc., que se adecuaran a este modelo. Resultado: el grado alcohólico aumento a razón de un grado cada decenio. Ahora es necesario barajar, dar otra vez y construir sobre la base de la innovación: nuevos cepajes, nuevas técnicas de cultivo, nueva tecnología de bodega,…

- ¿De qué manera está afectando la crisis financiera en el mercado vitivinícola?

- No soy un experto en economía para dar pronósticos, pero lógicamente esta crisis financiera ya está teniendo consecuencias económicas de la que el mercado vitivinícola no saldrá indemne.

- ¿Qué cambios ha habido dentro de la producción?

- Si como producción entendemos al resultante del sistema de productivo los cambios más importantes se refieren a la necesidad de trabajar en armonía con el medioambiente. En un contexto más amplio se habla de viticultura sostenible o sustentable, incluyendo también aspectos económicos y sociales. Este será un aspecto a tener en cuenta en el próximo decenio y una vez más la innovación tendrá un papel fundamental. Por diferentes motivos (medioambientales, legislativos, económicos, entre otros), términos como “orgánico”, “balance de carbono”, “cero pesticida” o “variedades resistentes” serán más frecuentes en la vitivinicultura de los próximos años.


Fuente: tuvino.cl
Opiniones (0)
17 de febrero de 2018 | 21:46
1
ERROR
17 de febrero de 2018 | 21:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve