Molotov

"Hablan de la crisis, pero América siempre ha vivido en crisis"

La banda mexicana se presenta esta noche en Andes Talleres.

Fueron irrespetuosos desde el primer momento. Su primer álbum "¿Dónde jugarán las niñas?" ofendió a muchos. Pero a pesar de ello, vendió 900.000 ejemplares y fue nominado para el premio Grammy como "Mejor interpretación de rock latino/alternativo". Así, los mexicanos Molotov se mostraron como una muy buena alternativa, con un sonido potente y un lenguaje comprometido con una interesante fusión del rap, metal, funk y rock.

El tiempo, los discos editados, las giras y las canciones los fueron posicionando en un lugar de privilegio, llegando a convertirse el grupo en unos de los referentes del rock latinoamericano.

Como otras bandas, participaron en concursos y dieron marchas y contramarchas hasta lograr una formación definitiva y un estilo musical propio; pero su momento también llegó, de la mano de Gustavo Santaolalla.

En noviembre de 1998 sacaron a la luz remixes de su primera placa, editados en "Molomix". En abril de 1999 los Molotov pusieron en marcha su segundo trabajo: "Apocalypshit", de la mano de Mario Caldato Jr., el legendario productor/ingeniero de los Beastie Boys. Después llegó el superxitoso “Dance and Dense Denso”, con un arsenal de hits.

Después llegaron “Con todo respeto”, un disco lleno de covers y más recientemente fue el turno de “Eternamiente”. Pero, vale aclarar que como medida promocional de este trabajo, Molotov anunció que estaban todos peleados, que el dinero había hecho que todos se miraran mal, y que el grupo se separaba. Logicamente la prensa puso toda su atención en la banda y el “último” disco y nada de eso fue real.

Hoy, Micky "Huidos" Huidobro (bajo), Tito Fuentes (guitarra), Paco Ayala (bajo y voz) y Randy Ebright (batería) son los cuatro responsables del éxito y se presentarán esta noche en el estadio cerrado de Andes Talleres, con la firme intención de volar las cabezas mendocinas.

Antes de ese toque, Paco Ayala mantuvo una conversación telefónica con MDZ directamente desde el Distrito Federal  mexicano y así se pasó por temas como la actualidad del grupo, el disco que se viene y la situación política de América Latina.

-¿Me podés decir en qué parte estás ahora?
-En estos momentos estoy en la mismísima, contaminada y mugrosa ciudad del Distrito Federal.

-Pero es una ciudad hermosa…
-Es un lugar donde disfruto de mi tiempo. A pesar de la mugre que se va generando, de las cosas inéditas que van pasando, es muy divertido vivir en esta ciudad.

-¿Qué otra ciudad disfrutás?
-Sin lugar a dudas, Buenos Aires. Argentina es uno de nuestros lugares favoritos pero no sólo para hacer shows sino por su gente, por su ambiente, por su comida. Creo que en toda América nos encontramos con gentes y ciudades que nos tratan muy bien, pero Buenos Aires tiene algo especial para nosotros.

-Te estoy hablando desde Mendoza, junto a la cordillera de los Andes, lugar donde empezarán su gira argentina y que pisaron por primera vez hace dos años atrás.
-Desde luego que Mendoza quedó en nuestra memoria. Cuando fuimos a Mendoza, la pasamos muy bien porque nos pusimos bien borrachos…

-Veo que disfrutaron de nuestro mejor embajador…
-¿Y por qué te crees que empezamos la  gira por tu provincia? Es la mejor opción.

-Además, hay un mendocino como Rodolfo Muratorio que desde hace muchos años que está trabajando junto a ustedes.
-Desgraciadamente ese viejito ya es como un familiar nuestro…

-Paco, contame que nos vienen a mostrar.
-Cada vez que salimos de Argentina pensamos cuándo vamos a regresar. Eso nos paso hace dos años y ahora está el momento de volver. Entonces, decidimos que este era el mejor momento para esa vuelta porque está terminando el tour de “Eternamiente”, y nada mejor que terminarlo en tu país. Después de esos shows, pararemos porque es necesario sentarse a componer y a trabajar en lo que será el nuevo disco.

-¿Tienen alguna dirección tomada con respecto al nuevo trabajo?
-Siempre van saliendo ideas, canciones, algunas cosillas que te van pegando en la cabeza, bases pegadizas. Pero no podría decirte que hay una temática ni un hilo conductor para este nuevo disco.

-¿Qué sensación les dejó “Eternamiente”?
-Fue un experimento. Fue montar la gran mentira de la separación del grupo. Entonces nos sirvió para hacer lo que cada uno quería hacer. Así, hicimos un EP de cuatro temas y después, anunciamos que no había tal separación y juntamos todas las canciones en un mismo disco. Quisimos ver varias cosas, como si las canciones de cada uno –hechas a su gusto- podían coincidir en un mismo disco. Y fue buena la experiencia porque cada uno de nosotros pudo trabajar a su manera y también se pudieron unir los temas en un mismo CD. La experiencia valió pero ahora tenemos que volver a ser Molotov, y componer todos juntos.

-¿Hacer esos trabajos solistas hizo que se redescubrieran entre ustedes?
-desde luego. Yo creo que fue muy extraño porque después de mucho tiempo te encontrabas solo trabajando y no es una imagen habitual en nuestra banda. Por ahí, aparecía alguno de los chicos y te criticaba el material o te lo alababa y eso era muy raro. Pero el estar a la deriva, solo, nos sirvió para darnos cuenta qué aporta cada uno de nosotros a la banda. Fue una experiencia muy buena.

-Hay un antecedente de que una banda editara discos solistas de sus integrantes y después los unieran y esa fue Kiss, con quien ustedes tocarán el domingo 5 de abril, en River.
-¿En serio que estaremos con Kiss? Puta, que honor… Ellos fueron los precursores de este estilo. En el momento en que hicieron ese experimento, de que cada músico grabara su disco solista, fue todo un suceso. Nosotros analizamos ese fenómeno y nunca quisimos que se pareciera pero la referencia es inevitable. Kiss es muy grande.

-Lo que me parece que el éxito pasó por la gran campaña mediática que tuvo la mentira, porque fueron tapa de revistas y se les dedicó grandes espacios en la prensa para anunciar su separación.
-Fue una puesta en escena. La mentira tenía sus grandes riesgos y sentimos que recibíamos mucho odio y mucho dolor. Por un momento, jugamos con el sentimiento y después todos se dieron cuenta que somos gente buena.

-Ya no está Bush en los Estados Unidos. ¿A quién van dirigidas las críticas ahora?
-A quien le empiecen a salir los pinches cuernos y quiera hacernos creer que el mundo está de cabeza. A esos son los que apuntamos y casi siempre resulta ser norteamericano y presidente de turno. Ojalá que esta campaña de esperanza que se aventó Obama –muy bien planeada- sea con una intención real y no sólo una mentira más.  Pero uno de mis mayores gustos este año fue que Bush se fue a chingar.

-Ustedes son críticos de la realidad social y política de toda América Latina y seguramente pueden darme un panorama de lo que pasó con el Zapatismo y el subcomandante Marcos en México.
- No se sabe mucho porque la organización zapatista se apartó de la parte mediática. Pero, se conoce que siguen vigentes, que siguen en las sierras planeando o tratando de obtener sus derechos y nada más. Marcos tuvo su momento pero en los últimos tiempos más que subcomandante pasó a ser un “subcomediante” para mucha gente.

-¿Cómo ven América Latina?
-No se si está todo bien. Hay un foco rojo que siempre anuncia peligro. Estados Unidos tiene la virtud de generar estrategias de pánico con todo el mundo, para poder controlarlos mejor y eso se siente en América. Ahora nos hablan de la crisis pero toda América siempre ha vivido en crisis. Tal vez, la parte más vulnerable de la población lo sienta aún más, pero siempre hemos vivido así, en crisis. Ojalá que esto no sea una estrategia para que los gringos inventen algo que genera más problemática.

-Te hago la última. ¿Se han encontrado en algún escenario con Los Enanitos Verdes?
-Ultimamente no pero muchas veces si. Son un buen ejemplo en este ambiente, una banda a seguir. Cuando ves a alguien que ha trabajado tanto y sigue vigente es para admirar. Sorprende que sigan levantando la gente, que sigan convocando multitudes. Eso demuestra que es una muy buena banda que ha sabido capear las inclemencias del rock.

Molotov

Estadio: Andes Talleres

Hora: 22

Entradas: $45.

Opiniones (1)
16 de agosto de 2018 | 03:28
2
ERROR
16 de agosto de 2018 | 03:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Pregunté en 2 de los 3 puntos de ventas de entrada para Molotov y me dijeron que la entrada (gral) anticipada cuesta $ 60.
    1