Mónica Abraham

"Estoy frente a un hermoso desafío"

Cantante mendocina que se presentará hoy en Americanto.

Desde hace un tiempo, el nombre de Mónica Abraham viene sonando insistentemente en los medios de comunicación. Pero, el momento de esplendor se dio cuando el pasado 1 de diciembre, la mendocina tuvo su momento de brillo en la entrega de los premios Clarín Espectáculos, que se llevó en el estadio Luna Park.

Allí, Mónica Abraham fue distinguida como “Revelación” en el rubro Folclore.

La cantante está instalada desde hace casi 20 años en Buenos Aires, su voz y su propuesta musical es elogiada por críticos y público a la vez, cosa que no siempre sucede.

A su larga trayectoria en nuestra provincia, siendo parte de grupos de proyección con compañeros de la Escuela de Música de la UNCuyo y de compartir escenarios con Pocho y Jorge Sosa llegó el inolvidable Festival de Cosquín de 1987, donde obtuvo el premio a la Mejor Solista Vocal.

Ese fue el estímulo necesario como para dejar atrás a Mendoza y empezar con un largo y exigente trabajo en la gran ciudad, donde se ha ganado un espacio de consideración.

Mónica también fue parte integrante del grupo “La Manija”, que lideró Chango Farías Gómez hasta que tomó la decisión de mostrarse de manera solista Así, en el año 2003 editó su primer disco titulado “¿Adónde vamos?”.

Después, llegó “Noticias de mi corazón”, y con él pudo estar nominada a los premios Atahualpa, recientemente entregados.

Esta noche, Mónica Abraham será uno de los números más importantes que presentará el Americanto, es su primera noche.

Antes de esa presentación, la cantante habló con MDZ.

-Este es un año que empieza de la mejor manera.
-Uno no da se da cuenta de todo el camino que ha hecho porque, por algunos momentos, es tan duro y a veces con tantos sinsabores, que no te das cuenta hasta donde vas llegando. Lo notás en el amor que te brinda la gente y en la importancia que le dan a una canción, a un abrazo, y la valoración que empiezan a hacer de tus discos, tus presentaciones. Te empezás a sorprender porque ya hay mucha  más gente a la hora de tus presentaciones y ahí empezás a ver que el trabajo que estuviste haciendo algo bueno tenía.

-Todo sirve.
-Te das cuenta que no todo fue inútil, que el trabajo fue difícil y será más difícil aún pero uno ya sabe a lo que se expone, ya tiene el cuero curtido y empieza a manejar los tiempos de otra manera.

-Pero, ahora es tiempo de empezar a cosechar.
-Es un tiempo de disfrute. Hay algo que es necesario destacar y es que en la provincia de Buenos Aires he sido muy mimada pero no por mi canto o mi presencia sino por la obra. Al hacer música nacional y tener muy asumida la parte cuyana saben que cuando me proponen estar en un escenario es porque preponderantemente habrá música de Cuyo en ese canto. Y eso es muy apreciado en todo Buenos Aires.

-Eso muestra que estás en pleno despegue.
-Me llena de satisfacción saber que piensan así de mí. Creo que de a poco me fui transformando en una embajadora de la música de Cuyo y eso es un orgullo, es algo maravilloso. En Buenos Aires hay una valoración muy fuerte de la música cuyana y a eso hay que sumarle que hay muy pocos exponentes.

-Contame sobre este tema.
-Los cuyanos se juntan en Buenos Aires pero en su lugarcito, en su cofradía, que son muy valiosas pero muy cerradas a la vez.

-Con lo que me estás diciendo echás por tierra el lamento de algunos músicos de Cuyo que dicen que no encuentran lugar en Buenos Aires para mostrar su obra.
-Hay lugares para mostrarse, y te puedo asegurar que son muchos. Al cuyano le cuesta entrar tanto como al chamamecero, al colla, al santiagueño y al misionero. A todos les cuesta mostrarse pero el canto cuyano tiene una valoración especial. Es cierto que el ambiente está muy bastardeado y es necesario estar bien despierto para no cometer errores. Hoy por hoy, la valoración de un músico se hace en cuanto a los parámetros de masividad y caer en eso es un error. Así no se protegen las músicas regionales. Pero, siempre encontrás algún difusor que le da aliento a tu obra. Lo que realmente cuesta es encontrar medios de comunicación que se hagan eco de tu obra. En Buenos Aires, principalmente, los medios que apuestan al folclore lo hacen por aquellas propuestas que exaltan los ánimos y simplemente entretienen. Es necesario que también se entienda que la poesía también entretiene.

-Ya están ganando tu espacio en Buenos Aires, ¿qué pasa con Mendoza?
-Yo me fui muy jovencita a Buenos Aires, inmediatamente que gané el Festival de Cosquín. Entonces es muy difícil encontrar gente que me conozca. Ahora estoy frente a este desafío de mostrar mi obra, mi canto, eso que me ha llevado a poder empezar a asomar la cabeza en este ambiente. Nunca tuve conexiones fuertes con Mendoza.

-¿Y qué artista van a descubrir los mendocinos?
-Una artista que tiene un importante crecimiento en su carrera, con un repertorio importante y apostando a la poesía, por sobre todas las cosas.  Sin dudas, este es un hermoso desafío.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 17:41
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 17:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"