Un exministro de Jaque habla de "un escenario de catástrofe" económica

Se trata de Raúl Mercau, responsable de la Fundación Autam y rector emérito de la Universidad Champagnat.

MDZ Dinero

R

raúl mercau

El exministro de Producción durante la gobernación de Celso Jaque, y actual vocero de los propietarios de líneas de micros desde la Fundación Autam, además de rector emérito de la Universidad Champagnat, Raúl Mercau, trazó un panorama dramático de la situación económica argentina.

En un posteo en su perfil de Facebook, el economista justicialista señaló que "ayer la economía argentina vivió un terremoto. El dólar y el riesgo país parecían imparables y los pronósticos y rumores fueron alimentando una situación que parecía insostenible. Finalmente, el Banco Central salió con una medida desesperada y repetida, que tiene sus límites en el tiempo. Subir las tasas por encima del 70% para contener la suba del dólar y con ello también la escalada del riesgo país".

Se preguntó, seguidamente: "¿Cuál podrá ser la medida que finalmente calme los mercados y haga volver la tranquilidad?". para señalar luego con su propio diagnóstico en la materia: "Para poder recetar adecuadamente cualquier medida, un buen médico necesita hacer un buen diagnóstico. Distintos opinólogos arriesgan distintas explicaciones:

1. Las encuestas darían ganadora a Cristina de Kirchner en eventuales primera y segunda vuelta en las elecciones de este año: para los más ortodoxos esta noticia los espanta, porque hablan de una vuelta al “populismo” y la posibilidad de que Argentina, como en 2001, vuelva a declarar el default en el 2020.

2. La posibilidad de default: Argentina tiene vencimientos para el próximo gobierno de más de U$S 150 mil millones. Especialmente, la preocupación se centra en el año 2020, donde las posibilidades que Argentina pueda obtener préstamos en el exterior son mínimas y donde la única salida es una renovación o el otorgamiento de condiciones de facilidades extendidas por parte del FMI.

3. Macri ya no es confiable: los empresarios le están sacando el aval al presidente Macri, y buscan como alternativa a la Gobernadora María Eugenia Vidal. Es el llamado “Plan V”.

4. La política del BCRA es limitada, a menos que el FMI le permita en un caso extremo, poder usar las reservas para contrarrestar una corrida cambiaria de dimensiones catastróficas.

5. Para economistas como Carlos Rodriguez, ex rector de la UCEMA, se viene un Plan Bonex, porque el Banco Central no podrá devolver los fondos absorbidos por las LELIQ".

Raúl Mercau explicó luego que "para entender las recetas hay que ser conscientes de que lo que está pasando es un terremoto. Es una catástrofe. Pero aún no ha pasado todo, porque todavía no estamos en el centro de la tormenta electoral. Si el gobierno no toma las riendas de la situación, las consecuencias de esta catástrofe pueden ser peores".

Volvió a usar una enumeraciónpara explicar lo que sucede: "En síntesis, de las causas, podemos hacer dos grandes grupos: una política y la otra técnica.

1. La política es la más difícil de solucionar. Las opciones que se han planteado son todas muy prematuras y como dice Rosendo Fraga, todavía falta mucho tiempo. Algunos hablan de María Eugenia Vidal, otros de un cisne negro (algo que todavía no existe, pero puede aparecer). La más correcta pero la más improbable es que se hiciera un gran pacto político. Tipo Pacto de la Moncloa. Esto no parece que esté en la agenda de nadie, especialmente por la grieta que existe.

2. La técnica pasa en primer lugar por ganar tiempo. Para ganar tiempo, como ocurre siempre, hay que tener plata. En este caso dólares. Hay que pasar el cimbronazo de las elecciones y esperar que aclare. Para ello, el FMI debería permitir poder estabilizar el tipo de cambio usando las reservas. Algunos dicen dejar que el tipo de cambio suba, por la especulación, y luego intervenir para provocar grandes pérdidas. Y finalmente, hacer un plan en serio y creíble de transformación estructural".

Afirmó que "lo que sí es cierto es que frente a catástrofes hacen falta medidas que están a la altura de las circunstancias".

El también religioso mormón concluyó su análisis con referencias bíblicas: "Por ahora nada de eso se ve. Por eso habrá que esperar grandes turbulencias, al menos, en al corto plazo hasta que venga el Armagedón o la Salvación definitiva".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?