Termina el "congelamiento" del precio de los combustibles y esperan nuevos aumentos

Termina el "congelamiento" del precio de los combustibles y esperan nuevos aumentos

El decreto que frenó las subas por 90 días finaliza este miércoles. Desde las compañías analizan impulsar nuevos aumentos para reducir la brecha con la inflación acumulada antes del cambio de gobierno

Este miércoles vence el decreto que congeló por 90 días el precio de los combustibles y el Gobierno decidió no prorrogarlo. De hecho, ya incumplió con lo que establece el DNU al permitir subas en los últimos dos meses, de 4% y 5% respectivamente, para descomprimir la tensión con las petroleras y los gobiernos provinciales.

Los empresarios están a la espera de que venza el decreto para definir los nuevos aumentos, ya que sostienen que existe un retraso en torno al 15%.

Si bien no confirmaron cifras oficiales, la expectativa es que continúen con la recomposición hasta fin de año. En diciembre, la Secretaría de Energía dispondrá un nuevo aumento de impuestos (otro 6%) que se trasladará a los surtidores, pero podría haber antes otra suba de las naftas de entre 4% y 5%.

Del último aumento del 5%, dispuesto a partir del 31 de octubre, casi 1% correspondió a una suba de impuestos (treparon 6%) y el otro 4% se repartió entre los biocombustibles y las petroleras.

Tras las PASO del 11 de agosto y como consecuencia de la profundización de la crisis económica, el Gobierno decretó el congelamiento de los combustibles por tres meses teniendo como referencia los valores al 9 de agosto, con un tipo de cambio en torno a los $45. Sin embargo, se le terminó concediendo aumentos de entre 4% y 5% para apaciguar el clima de descontento con las petroleras.

Mañana se cumplen los 90 días y será YPF la que tendrá que mover primero sus fichas, como lo viene haciendo en el último año. Si la petrolera estatal avanza con un nuevo incremento antes de diciembre, el resto (Axion y Raízen) seguirá sus pasos.

Si bien hubo varios aumentos en este 2019, estuvieron muy por debajo de la inflación y más aún de la devaluación. Mientras que en enero el litro de la nafta súper costaba, en Capital Federal, $ 38,60, hoy se ubica en $ 47,79, es decir que aumentó 24%, cuando el dólar subió más de 60% y la inflación se proyecta en 55% para todo el año.

Además, las compañías del sector pusieron en stand-by sus inversiones en la cuenca de petróleo y gas no convencional neuquina y están a la espera de ver cuáles son las definiciones que adopta el gobierno de Alberto Fernández en materia energética.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?