Qué rol cumplió Impsa en la nueva central nuclear de Río Tercero

La empresa aportó cuatro generadores de vapor fabricados en la planta mendocina. A raíz de esto, el complejo instalado en Córdoba aumentará su capacidad de generación de energía en 50MW y se extenderá su vida útil por 30 años.

mdz dinero

La central nuclear fue remodelada e Impsa cumplió una función clave.

Wikipedia

Este 30 de mayo vuelve a operar la central nuclear Embalse Río Tercero tras una serie de actualizaciones en las que Impsa cumplió un rol importante: el consorcio Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NA-SA) adjudicó a la empresa mendocina la fabricación y suministro de cuatro generadores de vapor.

Con esto, se prolonga la vida útil de la central nuclear por 30 años y se amplía la capacidad de potencia en un 7%, aportando 50MW más. Asimismo, desde Impsa destacaron que el proyecto empleó a 100 profesionales y todo el trabajo se llevó adelante en el predio de Mendoza.

"Contó además con la colaboración de 20 pymes locales", agregaron.

Por otra parte, Impsa destacó que "en lo que respecta a la empresa, la participación en el desarrollo nuclear argentino es clave para nuestro crecimiento y desarrollo; es uno de nuestros pilares".

"En lo que respecta a nuestro país, uno de los principales objetivos que debería tener Argentina es la exportación de tecnología y componentes para la industria nuclear", continuaron, antes de subrayar que "Impsa acompañó desde el inicio la política de Estado de impulso a la energía nuclear desde la construcción de Atucha II, central para la que Impsa fabricó los generadores de vapor y otros componentes".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?