La metalmecánica mendocina, contra las tasas del Nación

A través de una misiva, la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza, dejó plasmada su preocupación. Asimismo, reclamó que la entidad bancaria se utilice lo que fue creada: fomentar el desarrollo.

MDZ Dinero

La actividad metalmecánica, en un momento crítico.

A través de una misiva, la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza (Asinmet), le reclamó al Banco Nación por las tasas de interés elevadas que impone, incluso en algunos casos por sobre las tasas de la banca privada.

Además, reclamó que el Banco Nación se utilice para lo que fue creado, ayudar al desarrollo de la economía argentina, y no para financiar al Tesoro Nacional.

La nota referenciada fue dirigida al presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, y en ella se plantea básicamente la necesidad de que la entidad ayude a las pymes argentinas en este duro momento económico. “Queremos hacerle llegar nuestra más honda preocupación por la falta de acompañamiento necesario hacia las pymes de parte de la entidad”, comienza la carta, y sigue: “La mayoría de nosotros hemos crecido gracias al apoyo que recibíamos del Banco Nación, ya que cumplía con la función de regular las tasas de interés que siempre estaban por debajo de las de la banca privada, y los plazos de pago para inversiones siempre fueron los mejores”.

En esa línea, Asinmet afirma que muchas pymes están operando con otros bancos: “El Banco Nación no debería dejar ir a buenos clientes que siempre han cumplido”. Asimismo, los empresarios metalúrgicos nucleados en la cámara, le hicieron saber al Nación que tasas bonificadas o por debajo de la banca privada repercutirá en mayores posibilidades de trabajo, facturación y por ende recaudación para el Estado.

Para graficar esta cuestión, se hace referencia a un ejemplo: una empresa mediana con 160 empleados y una facturación anual de 250 millones de pesos, termina pagando al Estado 88,5 millones de pesos en impuestos.

“Si el Banco Nación cobrara tasas de 20% para inversiones y capital de trabajo, con el fin de estimular la producción, el mismo Estado sería el primer beneficiario por el aumento de la recaudación ya que recibiría mayores ingresos incluso teniendo en cuenta el costo de acordar esa tasa”, cierra la misiva.

En ese sentido, Rubén Caparotta, vicepresidente de Asinmet, indicó: “Esta carta no es en contra del Banco Nación, sino todo lo contrario, es en su defensa ya que se está usando para asistir al Tesoro, lo que es un grave error porque esa no es su función”, explicó el empresario, quien agregó: “La función del banco es asistir a las pymes y ayudar al desarrollo del país”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?