La desaceleración global complicará a América Latina en 2019

Un menor crecimiento de los países desarrollados, sumado al aumento de la volatilidad financiera global, y a la caída en los precios de las materias primas, complicarán el crecimiento de América Latina, señaló un informe elaborado por el BBVA. Al igual que otros pronósticos, la entidad bancaria mantiene las proyecciones de retracción para Argentina, aunque destacó que la economía nacional se irá recuperando gradualmente en los próximos trimestres.

redacción mdz

BBVA

Guillermo Rodríguez/Agencias

Un menor crecimiento de los países desarrollados, sumado al aumento de la volatilidad financiera global, y a la caída en los precios de las materias primas, complicarán el crecimiento de América Latina, señaló un informe elaborado por el BBVA.

Juan Ruiz, economista jefe de la entidad en los estudios para América del Sur, explicó que las perspectivas que se esperan en el escenario internacional llevaron a modificar la proyección de crecimiento para América Latina, que según el estudio se expandirá 2,1% este año y 2,14% en 2020 (0,3 y 0,2 puntos porcentuales, respectivamente, por debajo de lo esperado anteriormente).

“A pesar de la recuperación, la región no exhibirá en el futuro próximo un crecimiento tan robusto como el de hace algunos años”, señaló Juan Ruiz al presentar hoy el informe del primer trimestre del año.

Para el economista, las reformas para estimular la productividad fueron relativamente escasas e insuficientes para contrarrestar los efectos de los menores precios de las materias primas.

El informe detalla que el crecimiento se mantendrá más alto en Perú, Chile, Colombia y Paraguay, países que mostrarían un Producto Interno Bruto (PIB) alrededor del 3,5%; México, Brasil y Uruguay crecerían alrededor del 2%, mientras Argentina mostraría nuevamente una cifra negativa en 2019, aunque ingresando en una senda de recuperación trimestre a trimestre, que calcula concluirá con un crecimiento de 2,5% en 2020.

En relación con las políticas económicas, el informe señala que hay poco margen para políticas fiscales expansivas en la región, en algunos casos por elevados niveles de deuda y en otros por la necesidad de cumplir con las reglas fiscales.

Sin embargo, según el trabajo, la región seguirá beneficiándose de políticas monetarias laxas, salvo en Argentina y México.

“La normalización monetaria en los EE.UU. también contribuirá al aumento de los tipos de interés en la región, aunque menos que lo anteriormente previsto, ya que ahora esperamos dos en lugar de tres aumentos de los tipos de interés por parte de la FED”, comentó Ruiz.

Por el contrario, en México y Argentina se estima que la política monetaria será menos restrictiva en la medida que se vaya moderando la inflación.

Luego de que la mayoría de monedas de la región registraran depreciaciones en 2018, se espera un cambio de tendencia para este año.

Al respecto, BBVA Research considera que “la volatilidad financiera global seguirá presionando los mercados cambiarios en los próximos meses, pero hay margen para que las divisas recuperen parte de sus pérdidas recientes a lo largo de 2019 y en 2020, al menos en Chile, Colombia, México y Perú”.

Mientras que en Argentina se espera que continúe la depreciación de la moneda pero a un ritmo más lento, al igual que en Brasil, que está sujeto a que se cumplan las expectativas que tienen los mercados con el nuevo gobierno.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?